CIUDAD › LA LíNEA K NO ENTRARá DE NOCHE A LA CIUDAD UNIVERSITARIA

El trole no para en La Siberia

Tras un intento de robo que sufrió un chofer del trole, la UTA dispuso un paro hasta las 14 de ayer que luego derivó en un corte de servicios "por tiempo indeterminado" de 22 a 6 de la madrugada. El recorrido finaliza ahora en Cerrito y Necochea.

 Por Lorena Panzerini

Desde anoche y por tiempo indeterminado, la línea K de trolebuses no ingresará a La Siberia en horario nocturno, tras un intento de robo que sufrió ayer a la madrugada un trabajador del sector, y que derivó en un paro hasta pasadas las 14 de ayer. Así, de 22 a 6 de la madrugada, las unidades no llegarán a la ciudad universitaria, donde ocurrió el hecho de violencia, que rozó la fatalidad. Ahora, el recorrido finaliza en Cerrito y Necochea, como nueva punta de línea, donde personal de la Guardia Urbana Municipal vigilará la zona para que los choferes puedan realizar las maniobras correspondientes de cambio de rieles, debido al funcionamiento particular de los trolebuses. El colectivero fue agredido por un joven que lo atacó con un cuchillo, haciéndole cortes sobre una campera de jean. Pero está fuera de peligro. "Ya me asaltaron varias veces pero nunca pasé por algo como esto", dijo desde su casa el chofer donde se repone.

La medida se tomó tras una reunión que solicitó la Unión Tranviarios Automotor (UTA), ante el reclamo de unos 70 trabajadores del sector que luego del hecho de agresión hacia su compañero, habían decidido paralizar el servicio en señal de protesta, pero que se normalizó durante el correr de la tarde.

"No podemos pedir un oficial para que esté adentro de cada coche, es una utopía: no hay policías para poner en la calle, mucho menos para los 700 coches de servicio de transporte de pasajeros", se lamentó el secretario adjunto de la UTA, Sergio Copello previo al encuentro con personal policial, municipal y del Ente de Transporte.

En diálogo con Rosario/12, el gremialista explicó el nuevo trayecto tras el cónclave: "Acordamos que la línea K no va a ingresar a La Siberia de 22 a 6 de la mañana, y va a realizar el cambio de recorrido. Por el tema de la línea eléctrica, en el desvío de Cerrito y Necochea, donde el chofer va a estar custodiado por personal de la GUM, se va a hacer el cambio de riel y retomar por Necochea el trayecto habitual". Y aclaró que la medida es "por tiempo indeterminado".

Aunque el cambio de recorrido coincide con la finalización de clases en el sector universitario, Copello indicó que al comenzar el ciclo lectivo 2010 se podría volver a analizar la situación, pero que si todo continúa como hasta ahora, "los chicos que salgan después de las 22 tendrán que caminar un par de cuadras para tomar el ómnibus". Y agregó: "Para nosotros sería mejor hacer el recorrido normal pero ante hechos como éste, lamentablemente, es lo mejor que podemos hacer".

Todo comenzó cuando ayer, a la 1.30, el chofer Cristian Mora, de 29 años, que realizaba el recorrido por la zona de la ciudad universitaria, en Riobamba y Berutti fue agredido por una persona que intentó robarle. El trole circulaba por calle Cerrito, donde el colectivero bajó al último pasajero de la unidad y otro subió. Se trataba del agresor, quien apenas comenzó a circular el colectivo, se acercó al conductor para pedirle la billetera y mientras le gritaba, comenzó a atacarlo con un cuchillo, haciéndole cortes sobre una campera de jean, pero que llegaron a la piel de sus brazos.

"El no estaba bien, estaba muy nervioso", dijo el joven colectivero, tras el hecho. Según relató, cuando intentó defenderse fue cuando más lo cortó. "No llegó a robarme, me pedía la billetera de manera desesperada, pero estaba más nervioso que yo y no me dejaba sacarla", comentó Cristian, quien está en su casa. "En ese momento no sabía qué hacer, si hacía lo que decía o trataba de frenarlo. Me empezó a tirar puntazos y estaba muy alterado, pero no le importaba nada", aseguró.

Luego, comentó que había olvidado que seguía conduciendo. "Cuando me doy cuenta, el coche se me estaba yendo de costado", y colisionó con un árbol sobre la vereda. El agresor fue despedido contra el parabrisas de la unidad. "Estaba como gato encerrado, se desesperó más, y cuando se pudo poner de pie me gritaba que le abriera la puerta, así que se fue".

Si bien el colectivero no sufrió heridas de gravedad, más que cortes profundos en los brazos, fue trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) para ser asistido. Ayer al mediodía, más tranquilo, Cristian calculó que el ladrón era una persona joven: "Entre 20 y 22 años -dijo-. Ya me asaltaron varias veces pero nunca pasé por algo como esto".

Compartir: 

Twitter
 

Los choferes de la K decidieron cortar el servicio en señal de protesta.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.