rosario

Domingo, 23 de mayo de 2010

CULTURA / ESPECTáCULOS › EN "NACIDOS VIVOS", MAZZADI ARRO ADAPTA A "SEIS PERSONAJES EN BUSCA DE UN AUTOR".

La eterna búsqueda de Pirandello

Con una mirada joven y despreocupada, esta directora adapta un clásico que para las nuevas generaciones de espectadores puede llegar a resultar desconocido. La propuesta logra un producto que divierte y entretiene sin dejar de acentuar el dramatismo.

 Por Julio Cejas

¿Qué pasaría si durante el ensayo de una obra teatral, irrumpieran en forma inesperada en la sala un grupo de personajes que reclamarían al director y a los actores la posibilidad de ser ellos los protagonistas genuinos de la escena? Elenco y director se verían desbordados por una inédita situación dramática, tan genuina como si la vida ingresara vertiginosamente y desenfadada en el lugar donde habitualmente la realidad es procesada por la ficción. Este es el comienzo de "Seis personajes en busca de un autor", obra que el célebre Luigi Pirandello estrenara en 1921 ante el estupor de un público que abucheó al autor y se retiró indignado de la sala al no poder soportar la transgresión de uno de los dramaturgos más provocadores de la historia del teatro universal. Con el nombre de "Nacidos vivos" la directora Romina Mazzadi Arro se anima a desempolvar un texto con una versión aggiornada por un joven equipo de actores extraídos de su Clínica de Producción de Espectáculos, un espacio de formación y producción que inaugura una nueva forma de concebir la producción dramática en Rosario.

Y en esta que es la primera propuesta de un Ciclo que se completa con las versiones de "Raspando la cruz" de Spregelburd y "Martha Stutz" de Javier Daulte, la creadora del grupo Hijos de Roche demuestra la ductilidad en el manejo de una dramaturgia compleja y variada, logrando resultados que posicionan sus productos entre las ofertas teatrales más ricas de este año.

El elenco de "Nacidos vivos" integrado por Betiana Arcuri, Ana Laura Carrafiello, Francisco Fissolo, Mariana Brarda, Angel Polisano, Lionel Regine, Verónica Cauzzo, Sofía González, Carla Gordillo y Elisabet Cunsolo,son el pilar que sostiene con solvencia la compleja poética de un dramaturgo de la talla de Pirandello.

Hay una mirada joven y despreocupada a la hora de adaptar un clásico que para las nuevas generaciones de espectadores puede llegar a resultar desconocido, mientras que para el público avezado es un referente al que no convendría actualizar sin un conocimiento profundo de su estética.

La propuesta dirigida por Mazzadi Arro llega a satisfacer las expectativas de esas dos franjas de receptores,logrando un producto que divierte, entretiene ,sin dejar de acentuar el dramatismo en los momentos en que la obra lo requiere.

Uno de los hallazgos en la adaptación que concentra en cuatro personajes los originales seis que le dan el nombre a la obra, está en transformar las caracteristicas que el autor confirió al elenco para trasladarlas a las propias de los grupos independientes de esta época y en esta ciudad.

Los avatares por las que pasan los actores no profesionales que tienen que ensayar un domingo y que padecen las problématicas del transporte, ese sabor local que tienen los ensayos en condiciones precarias, es un guiño que prepara al espectador y al mismo tiempo revitaliza la estrategia pirandeliana.

Un acierto de esta versión es el ingenioso tratamiento de la relación entre director, asistente y apuntador que desnuda la cocina del trabajo teatral en los ensayos y ritualiza con humor las mezquindades de los micropoderes y las competencias puestas en juego en el oficio. Tanto Angel Polisano en el rol de el director como el asistente Lionel Regine y la apuntadora Verónica Cauzzo,logran crear las máscaras acertadas para un juego desopilante que por momentos sirven para sostener el ritmo de la obra.

En otro registro, la recreación que hace Sofía González de la primera actriz es de una potencia dramática que nos recuerda los gestos y el comportamiento de muchas divas de la farándula nacional.

Y en una de las escenas más logradas,la presencia y el talento de Elisabet Cunsolo enriquece ese personaje enigmático de la obra de Pirandello, que es Madame Pace ,la dueña del burdel donde se desarrolla una de las secuencias de mayor dramatismo de la obra.

"Nacidos vivos" fue seleccionada para abrir el Ciclo "Qué ves cuando me ves", que comenzó el miércoles pasado en el Centro Cultural Bernardino Rivadavia y que pretende difundir el trabajo de los teatristas locales a partir del analisis de varias propuestas que podrán verse hasta fin de año. Precisamente el miércoles próximo a partir de las 19.30 horas, el público asistente podrá encontrarse con el elenco y la directora de esta producción, para confrontar las diferentes lecturas que provoca una reedición de la dramaturgia pirandeliana.

Para los que no tuvieron la oportunidad de ver "Nacidos vivos", el viernes próximo pueden aprovechar la última función de este interesante trabajo que se pondrá en escena en la Sala "Amigos del Arte" (3 de Febrero 755) a las 22.

Compartir: 

Twitter

El elenco con Arcuri, Carrafiello, Fissolo, Brarda, Polisano, Regine, Cauzzo, González, Gordillo y Cunsolo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.