CULTURA / ESPECTACULOS › EL GRUPO BIRLIBIRLOQUE, PONE POR ULTIMA VEZ "OMNIS TERRA", EN LA SALA DEL RAYO.

Con el vértigo de un trabajo en proceso

La obra de Mónica Martínez se plantea un recorrido por los lenguajes del teatro de movimiento y objetos. Aborda múltiples lecturas sobre una variedad de temas que van desde el poder, la identidad cultural y hasta la violencia de género.

 Por Julio Cejas

El grupo BBLQ Teatro pondrá en escena el próximo sábado la última función de "Omnis Terra", proyecto teatral estrenado a principios de este mes con dramaturgia y dirección de la reconocida creadora Mónica Martínez. Para los que no pudieron ver este sólido trabajo de investigación que tiene tras de sí la fuerte trayectoria del grupo Birlibirloque, esta será la última oportunidad para apreciarlo en el Teatro del Rayo (Salta 2991) en el horario de las 22. Mónica Martínez, actriz, docente, directora y artista plástica, tiene una amplia formación, acreditando su solvencia a partir de sus títulos de Licenciada en Bellas Artes (UNR) y de Profesora Nacional en Teatro de Títeres. Para abordar la investigación, esta dúctil creadora, convocó a María Eugenia Avecilla y Jesica Bacchi que cubrieron los roles de actuación y a Marcia Vitali, encargada del vestuario, mientras que el grupo BBLQ fue el responsable de la producción del espectáculo.

Uno de los disparadores de "Omnis Terra", pueden rastrearse según sus responsables en el taller de objetos realizado con alumnos de la Escuela de títeres, luego de la experiencia transitada por la directora con el maestro francés Phillipe Genty en el año 2008. Genty que fundó su compañía en medio de las luchas del emblemático mayo francés en 1968, llegó por primera vez a Argentina en el 92 y los rosarinos todavía recuerdan ese impactante espectáculo que fue "Derivés", donde la magia de su poética marcó un antes y un después en la historia de las artes escénicas mundiales.

La propuesta que dirige Martínez se enriquece a partir de los objetos que utilizan para llevar adelante, que permiten múltiples lecturas y que sirven para resignificar el tema de los alimentos. "El trabajo con materiales orgánicos, más precisamente con papas, nos llevó a abordar el concepto de antropofagia como eje de la investigación, a partir de que el mismo se despliega conceptualmente, su función cultural y simbólica como alimento, aparecen otras funciones, la metáfora, el personaje, la imagen, la relación del cuerpo objetual con el cuerpo vivo, ambos constituidos como signos inseparables en la construcción del sentido de la obra", argumenta la directora.

Al grupo le gusta conceptualizar esta producción como un "trabajo en proceso" que se viene desarrollado en diferentes etapas en la cuales se abordó en primer lugar una tarea de taller, aprendizaje y conocimiento de los lenguajes escénicos que se proponen para continuar con una escritura escénica que aún está sujeta al devenir del trabajo.

En "Omnis Terra", dos mujeres desarrollan un juego escénico en donde su cuerpo, oculto o fragmentado se constituye en una metáfora de los espacios que ocupa la mujer en diversas culturas, a su vez los objetos orgánicos, que son papas se transforman en personajes que reivindican su ser como pueblo oprimido. Se trata según Martínez de "un ritual donde víctimas y victimarios, humor, ironía, crueldad y un fuerte contenido simbólico se despliegan para proponer una mirada a ciertos aspectos históricos y culturales desde un lenguaje teatral heterogéneo".

La directora fue la creadora junto a Marcelo Díaz de la compañía "Birlibirloque" fundada en 1988 que nace como grupo de teatro de títeres, preocupado por profundizar la técnica y la exploración de un lenguaje que va entrando en contacto con la plástica y otras formas de las artes escénicas.

Este colectivo que funcionó hasta el 2002, dejó productos memorables como "La República del caballo muerto" (1989) "Farsas Tragicómicas" (1991), "Periplo, el viaje del héroe" (1998) y "Al compás del corazón" (2001); trabajos que preceden y cimentan al recientemente creado BBLQ Teatro.

"En `Omnis Terra', nos planteamos un recorrido por los lenguajes de la performance, el teatro de movimiento y objetos, intentando ser un devenir de sucesos e instantes en donde se transita por un borde sinuoso entre la presentación y la representación que demanda un tipo de entrenamiento que estamos experimentando", afirman los integrantes del grupo. La obra aborda múltiples lecturas sobre una variedad de temas que van desde el poder, la identidad cultural, el rol de la mujer en la cultura, hasta la violencia de género.

El grupo explora además el espacio de un auténtico ritual donde víctimas y victimarios, humor, ironía, crueldad y un fuerte contenido simbólico se despliegan para proponer una mirada a ciertos aspectos históricos y culturales desde un lenguaje teatral heterogéneo.

Compartir: 

Twitter
 

Dos actrices desarrollan un juego escénico en donde sus cuerpos, constituyen una metáfora.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared