CULTURA / ESPECTACULOS › ESTRENA "MODERNA", DEL GRUPO PAUSE Y EL DIRECTOR VILLAR ROJAS.

Cuando todo se desvía un poco del plan

Es una prometedora ópera prima del joven dramaturgo y director teatral Sebastián Villa Rojas. Este trabajo ya cuenta con importantes premios y plantea según su autor "un cruce entre el amor y el fin del mundo". Con una escenografía casi de cine.

 Por Julio Cejas

La temporada teatral local arranca el próximo sábado, con un estreno que seguramente motivará la atención del público por las características de la obra y por el lanzamiento de un nuevo grupo teatral que apuesta firmemente a la dramaturgia y a la posibilidad de contar una historia con sello propio. Se trata de "Moderna", escrita y dirigida por Sebastián Villar Rojas que al frente del Grupo Pause, se presentará todos los sábados de febrero y marzo a las 22 en Teatro Caras y Caretas (Corrientes 1518). El elenco está integrado por Natalia Dean, María Florencia Sanfilippo, Emilio Dei Cas y Gabriel Cejas. La escenografía fue confeccionada por Osvaldo González Rubio, el vestuario pertenece a Marcia Vitali, el sonido fue diseñado por Alexis Perepelycia y las luces estarán a cargo de Alan de la Cruz. Rosario/12 dialogó con Villar Rojas, joven escritor devenido dramaturgo y director teatral a partir de esta su prometedora ópera prima que cuenta ya con importantes premios y se estrenó el año pasado en el marco del CicloINcierto 2010, que se desarrolló en la sala Espacio TBK, de la ciudad de Buenos Aires.

"Este proyecto empieza en enero del 2009, cuando comienzo a escribir el texto y después surge la primera convocatoria de actores con los que se inician los ensayos, mientras continua el proceso de escritura que alcanza las 100 páginas,pero se transformó despues en una gran presión, ya que tenia que dirigir y seguir con la escritura, un desafío muy grande en un momento en el que todavía no estaba preparado". Villar Rojas, cuyos referentes directos son los creadores porteños, Javier Daulte y Rafael Spregelburd; se identifica con la forma de trabajo de estos dramaturgos argentinos y rescata la posibilidad de desarrollar una literatura dramática que incluya el trabajo en equipo junto con los actores, generando una verdadera dialéctica entre el trabajo del actor, el director y el dramaturgo.

-Paralelamente nace el grupo "Pause"

-En mayo del 2009 junto a Paula Valdés Cozzi, decidimos formar un equipo de trabajo, un intercambio creativo entre el teatro, la danza y la escritura dramática. Nuestro gran objetivo era poder darle coherencia narrativa a nuestros proyectos tanto de danza como de teatro: nuestro anhelo es poder contar cosas, y así nace el Grupo Pause con la obra "Todo se incendió de repente", que fue pre estrenada el año pasado en el Teatro del Rayo. comenta el director.

El grupo trata de generar sentido a partir del cruce de lenguajes, tratando de armar pequeñas historias, diferentes en su lógica, según se trate de la danza o el teatro, pero siempre enfatizando la necesidad de poder contar algo. "Creo que sin la instancia de un pensamiento sistemático como la escritura, las obras no quedan lo suficientemente sólidas,por eso fue una necesidad práctica la que hizo que empezaramos con un texto, yo no vengo del teatro, no tengo curriculum, y una manera de poder convocar gente era a partir de un texto dramático que convenciera y le gustara al actor para que se prendiera en el proyecto", afirmó Villa Rojas.

-En esta importancia que le das al texto, asoman tus maestros y formadores: la escritora Alma Maritano y el director y docente teatral Oscar Medina.

-Si comenzé un taller con Alma y desde ese momento no dejé de escribir y Oscar que es mi maestro de actuación y dirección, dice siempre, algo que en mi sintetizó muchas cosas: me gusta el cuentito, yo vengo de la escritura, me considero escritor fundamentalmente, no descarto lo otro, mi esencia es la escritura y al llegar al taller de Medina, esto se potencia. Aprendo a contar las microhistorias que es lo que él busca con su teatro, las tensiones y atmósferas, las pequeñas situaciones más cotidianas, al estilo del autor norteamericano Raymond Carver.

La literatura minimalista y el cine de Charlie Kaufman o David Lynch, son otras de las referencias que Villar Rojas cita siempre a la hora de intentar una definición de su poética dramática y que se filtran en su obra. "La escenografía de 'Moderna', es la reproducción de un living de un departamento, como si realmente fuera un montaje para cine. Me interesa esa complejidad para articular el mundo interno y el externo de los personajes, propio de la literatura y el cine anglosajón, provocando desvíos hacia lo extraño, hacia elementos de la ciencia ficción pero siempre manteniendo un piso real. Es la historia de una pareja que vive en Bahía Blanca en el 2008 y están esperando una amiga para cenar. Esa situación es casi costumbrista, y después trato de romper esa realidad provocando anomalías", dice Villar Rojas.

A la hora de definir la obra que se estrena el próximo sábado, este creador apela a una sintesis de alto vuelo poético: "Un cruce entre el amor y el fin del mundo". Y agrega que reflexiona "acerca de lo que pasa actualmente, esta cosa esquizoide de la simultaneidad y la fluidez llevada al límite, creo que estamos viviendo el apogeo del esquizoide, eso lo traté de plasmar en la obra, recuerdo que la vestuarista me señaló algo que le llamó la atención de la obra y es que los cuatro personajes , están cada uno en su propio mundo pero al mismo tiempo dialogan con los otros", plantea Villar Rojas.

En esta ópera prima, este joven dramaturgo se propone desarrollar cuatro líneas argumentales, generando una disputa a los efectos de ver cuál sería la que predomina, lo que plantea una complejidad desde el punto de vista de la estructura dramática que implica un desafío para el trabajo de los actores. "Quiero agradecer a todos los actores que pasaron a lo largo de el proceso de trabajo previo, con un año de ensayos a razón de cuatro veces por semana, eso me facilitó haber resuelto el texto,la claridad argumental. Es una historia cuyo desenlace se sabe en el último minuto, es una pequeña película y esa posibilidad me la dió ese tiempo de trabajo previo con los actores", asegura el director.

El año pasado, Villar Rojas obtuvo la Beca para Artistas y Escritores del Interior del País del Fondo Nacional de las Artes, en el área Teatro, y un auspicio a la producción de obra del Parque de España,logrando su obra el premio de dramaturgia CicloINcierto 2010, organizado por la Sala Espacio TBK de Buenos Aires.

"Trabajo con dos líneas conceptuales que son la simultaneidad y la casualidad, la hipotesis es que pasa si se suceden muchos sucesos extraordinarios que ocurren por casualidad en el mismo lugar y al mismo tiempo, pero finalmente se termina articulando todo en un orden causal,intento desarrollar la temática del apocalipsis sobre el fin del mundo, pero como una metáfora del amor, hay un momento en donde las dos situaciones ,amor y desengaño amoroso o amor y fin del mundo están en un nivel tan parejo que comienzan a funcionar una como metáfora de la otra", explica el autor.

Proveniente de una nueva generación de creadores locales, Sebastián Villar Rojas, cree firmemente en el lector y en el espectador, a quien dedica cada línea de su producción literaria y ahora dramática, esto genera una gran expectativa con respecto a la obra que inaugura la temporada teatral de este año.

Compartir: 

Twitter
 

Los miembros del grupo Pause en la obra que se estrenará en febrero en la Sala del teatro Caras y Caretas.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared