CIUDAD › TIENEN ENTRE 19 Y 21 AñOS Y FORMARON LA AGRUPACIóN 27 DE OCTUBRE

Otra juventud maravillosa

Ese día, el de la muerte del ex presidente Néstor Kirchner, fue el del nacimiento de muchos jóvenes a la política. Estos chicos rosarinos que manifiestan su "apoyo crítico" a la presidenta, no son la excepción. "Sentíamos que teníamos que hacer algo".

 Por Sonia Tessa

El lunes siguiente a la muerte de Néstor Kirchner, seis chicos y chicas se reunieron en la Pizzería Argentina, de Paraguay y Rioja, para buscar una manera de intervenir en la política, ya que no se sentían contenidos por las estructuras partidarias pero sí querían "hacer algo" para fortalecer a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Como tantos otros jóvenes en el país, les hubiera gustado estar en la plaza de Mayo para despedir al ex presidente que nombran como Néstor. No fueron porque no tuvieron cómo llegar. Una semana después, eran 12 los que se reunían, ya en la casa de uno de los compañeros. Sumando de a 6 militantes en cada reunión, el fin de semana pasado hicieron un plenario en el que debatieron definiciones políticas, decidieron el nombre que los identifica y nombraron a un referente. La agrupación se llama 27 de octubre, por el día más conmovedor de 2010. Sergio Ramos es el dirigente en ciernes, de 19 años. "Somos una agrupación independiente que da su apoyo crítico a la Presidenta", define el militante, que había pasado por el Movimiento Evita y también integró una agrupación estudiantil en la Facultad de Derecho. Este año cambiará de carrera, para comenzar Economía.

Una de sus compañeras se llama Ana Clara Razzetti, y también integra la agrupación, aunque difiere con su referente en un punto: ella nunca se definió como peronista. Ana Clara tiene 21 años, una hija (Ambar) de 3, y dice que el kirchnerismo la acercó a la política. "Siento que es el gobierno que más hizo, realmente. La asignación universal por hijo, la política de derechos humanos, el matrimonio igualitario son logros increíbles", enumera su identificación con la administración nacional. Los dos aclaran que eso no implica alineamiento alguno a nivel provincial, y que se definen como kirchneristas independientes.

Sergio y Ana Clara comparten, además de la flamante agrupación, otra identidad: son hijos de ex presos políticos, de personas que sufrieron el terrorismo de estado en carne propia. Y así como sus padres ingresaron a la política para impugnar lo hecho por generaciones anteriores, ellos entran a reivindicar, a levantar las banderas de la "juventud maravillosa" de los 70, ésa a la que sus padres pertenecieron. Sergio es hijo y nieto de militantes. Generoso Ramos, su abuelo, también estuvo secuestrado en el Servicio de Informaciones y preso en Coronda. Fue un ejemplo para muchos otros detenidos. Juan Carlos Ramos, el Gurí, es el papá de Sergio. Tenía 15 años cuando cayó, y pasó preso buena parte de la adolescencia. Sergio se llama Sergio Oscar en honor a dos compañeros de su padre, militantes montoneros como él, dos desaparecidos: Sergio Jalil y Oscar Bouvier. Fue el mejor homenaje que el Gurí sintió que podía hacerles.

El día que el Gurí declaró en la causa Díaz Bessone, Sergio, su hijo, estuvo sentado en la segunda fila, no paró de llorar, y después, sintió "una liberación". Ana Clara pide discreción en la transcripción de los términos, pero ya imagina la fiesta que realizará la agrupación el día que se lea la sentencia de la causa Díaz Bessone. Su padre, Fernando, también fue preso político. Tanta represalia sufrida por aquellos jóvenes, ¿no les provoca temor a participar? "A nosotros, sus hijos, ellos nos demuestran un valor que nos hace sentir fuerza, ganas de construir, y no de estar aislados, con miedo", dice Ana Clara. Contundente, ella desgrana sus opiniones sin dejar lugar a dudas. Aunque comenzó a estudiar historia, en 2011 cambiará de rumbo, e irá por Artes Visuales. Su nombre remite a una inolvidable canción de Daniel Viglietti, y no es casual: sus padres lo eligieron, justamente, por esa música. Ella rezonga porque la que "escribe en las paredes resistir", es Anaclara, todo junto, pero ni siquiera menciona que su inspiradora "borra infancia/ aprendiendo en bellas artes a crecer".

Con la agrupación fundada, a los chicos se sumaron algunos militantes históricos. Por ahora, trabajan en el barrio Villa Urquiza, de la seccional 19, en la zona oeste. Allí, en contacto con el Ministerio de Obras Públicas de la Nación, participan del Pronuree, para el cambio de lamparitas incandescentes por las de bajo consumo. Aprovechan el contacto con la gente del barrio para relevar las necesidades. Y también inician una tarea en la seccional 33, donde el principal problema es la falta de agua. Tienen presencia universitaria, no sólo en Economía, sino también en Humanidades y Ciencias Políticas. Entre sus militantes, hay algunos estudiantes secundarios. "Nos encantaría cambiar el mundo, pero la idea es empezar con algo más cercano", dice Ana Clara sobre los planes inmediatos de la agrupación.

La elección del nombre 27 de octubre, tiene que ver, claro, con una reivindicación de la figura de Kirchner. "Néstor influyó en el cambio de perspectiva de la política para muchos jóvenes. Con el alfonsinismo, y luego con el menemismo, el golpe era muy reciente y las políticas que desarrollaban no acercaban a los jóvenes. En realidad, para muchos, se trataba de una carrera. En cambio, los que se movilizaron por la muerte de Néstor, lo hicieron para levantar banderas históricas, sus ideales", dice Sergio, que se define como "crítico" del gobierno, pero también afirma: "Militamos porque sabemos todo lo maravilloso y magnífico que se ha hecho". Ana Clara agrega: "Este gobierno te da las herramientas para seguir adelante". Sergio pone lo suyo. "Todo lo que se ha venido haciendo lo reivindicamos, pero sabemos que también se debe profundizar", apunta.

Por eso, Sergio asegura que la militancia es casi un impulso vital. "Lo siento muy intenso, como una pasión y una necesidad. Soy un militante porque hay cosas que faltan en cualquier sistema, por los miles de excluidos, los desocupados. Esta militancia política tiene momentos muy gratificantes y otros muy decepcionantes, está muy ligado al dolor y las emociones", define, y pone ejemplos con su propia militancia. "Nos reunimos con el subgerente de Empleo, Cristian Recchio, y él nos planteó que participemos del plan Más y Mejor Trabajo. Nos contó que una chica de la villa La Lagunita, una de las más humildes de Rosario, entró en ese programa, y después de la capacitación ingresó a trabajar en un call center. En un mes y medio se convirtió en la mejor vendedora. Esa es una de las cosas gratificantes, pensar en una real transformación", dice Sergio.

Para el joven, hay un verso de Silvio Rodríguez que explica la apuesta militante renacida en chicos y chicas. Sabe que al decirlo se arriesga a las burlas de su compañera por su fanatismo por el cubano, pero lo dice igual, convencido de que explica su propia militancia, y la admiración hacia Néstor Kirchner. "Yo he querido hablar de lo imposible, porque de lo posible se sabe demasiado", dice para explicar el sentido de la agrupación 27 de octubre.

Compartir: 

Twitter
 

"Néstor influyó en el cambio de perspectiva de la política para muchos jóvenes", dijo Sergio.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.