CULTURA / ESPECTACULOS › LOS CUARENTA Y CUATRO AñOS DEL CORO POLIFONICO DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE ROSARIO.

Décadas a través de las mejores obras

El coro sigue muy activo y ya diagrama una nueva temporada para la que completará sus cuerdas. El proyecto dirigido por Maragno tiene objetivos precisos al momento de la selección de un repertorio en el que sólo caben obras trascendentes.

 Por Edgardo Pérez Castillo

El próximo mes de octubre, el Coro Polifónico de la Universidad Nacional de Rosario habrá alcanzado los 44 años de una historia que, el último cuarto de siglo, estuvo a cargo del maestro Francisco Maragno, quien luego de fundar el Coro Polifónico Provincial de Santa Fe tomó la conducción del organismo que, por estos días, va diagramando una nueva temporada y completando sus cuerdas. Sin restricciones de cara a la conformación de su cuerpo, el proyecto dirigido por Maragno sí establece objetivos precisos al momento de la selección de un repertorio en el que sólo caben obras trascendentes. "Hay una filosofía que inspira nuestra tarea", distingue al respecto Maragno.

Crítico y analítico, desde el Coro Polifónico el director busca establecer parámetros que concuerden con una ideología clara respecto al valor que debe otorgársele al quehacer cultural. "El tema cultural es casi inabordable y la sociedad misma es imprevisible --apunta--. Todas las cosas que han sucedido a través de la historia se han hecho con un objetivo, pero después se han concretado otras cosas distintas. El cristianismo, por ejemplo. ¿Qué tiene que ver el evangelio de Jesucristo, de los primeros cristianos y los apóstoles con lo que es el cristianismo hoy? ¿Qué pasó con la revolución francesa, con la revolución rusa? Todo ocurre así. Incluso en la música, ¿qué pasó con el dodecafonismo? Es evidentemente un hecho histórico, que tiene cosas muy importantes para rescatar, pero hay otras cosas que evidentemente fallaron, que no respondieron a las expectativas. Por éso en este momento, donde hay todo un movimiento de invasión populista, que no solamente se da en la política sino también en el aspecto cultural, es un tema que vale la pena tratar seriamente, no aceptarlo simplemente".

- ¿Desde el Coro Polifónico se busca generar un espacio de resistencia ante esa situación que menciona?

- Es lo que nosotros tratamos de hacer. He tratado persistentemente hacer éso. Incluso me he dado cuenta que la misma gente del Coro no creía mucho en éso hasta que escucharon la última grabación que hicimos. Es un repertorio donde hay de todo, música profana, romántica, pero nada de eso lo hemos hecho con un sentido determinado, sino que lo único que determina su presencia en el repertorio del Coro es su calidad. Y el hecho de que todos los temas tienen algo trascendente, relevante, algo que vale la pena. En cambio ahora, mucho del repertorio que uno escucha es irrelevante, intrascendente. Yo, francamente, lo percibo con claridad.

Director del organismo desde hace 25 años, Maragno asegura que desde ese lugar ha tratado de "dar testimonio de la actividad creativa de un amplio período histórico, comprendido desde el temprano Renacimiento a nuestros días, y a lo largo de una trayectoria que felizmente ha perdurado en el tiempo 43 años". En ese marco, distingue: "El repertorio que ha tomado el Coro no se limita a hacer un determinado sector. Algo que sí ocurre con algunos directores, como (Sergio) Siminovich en Santa Fe, con el Coro Polifónico Provincial que yo fundé y dirigí durante 34 años. El hace sólo música barroca, Häendel, Bach, Vivaldi. Nosotros tratamos de tomar todo, porque entendemos que hay una línea creativa que permanece, y que incluso está presente también en el Siglo XX, y que tiene que ver con los contenidos relevantes".

La postura de Maragno se cristaliza en las actuaciones de un organismo que en su función del pasado 16 de diciembre interpretó obras como "Madonna sua mercé" de Marenzio, "O vos omnes" de Casal, "Judaskuss" de Hindemith, "Indio" de Dublanc y el "Salmo 129" de Virtú Maragno, entre otras. "El mundo ha cambiado, y da la impresión de que las obras creativas del pasado remoto o inmediato hubieran perdido vigencia, y la intención, pareciera, es un reemplazo por una cultura de masas que 'democráticamente' involucra a todos y no es excluyente como el denominado arte clásico o académico, que sólo convoca a las elites iniciadas. Esto es sin duda una gran confusión que se irá despejando con el tiempo, pero mientras tanto habrá que soportar las agresiones que provocan el mal gusto y la irrelevancia. Precisamente, la característica de los repertorios presentados por el Coro Polifónico de la UNR son sus contenidos relevantes, enriquecedores de la espiritualidad del oyente, sea en las cuerdas líricas dramáticas, o en el mero entretenimiento lúdico sonoro, de obras menores que juegan un poco con el sonido y con la trama. La calidad estética está claramente caracterizada en todo el repertorio. Por otra parte, el coro universitario interpreta así la proyección cultural y educativa que la UNR tiene la obligación de procurar a su entorno ciudadano, que la sostiene y estimula a crecer", expone el director.

Con ese precepto el Coro Polifónico inició las actividades del 2011, y continuará sumando voces de cara a la conformación de su nueva temporada. "La convocatoria para el ingreso es amplia, sin restricciones. No quiero asustar a nadie. Todos pueden participar, estudiantes, docentes, no docentes, aficionados en general. Este año, el coro llevará adelante la grabación de un disco, y que recibirá inscripciones los martes y jueves, desde las 19.30, en la Escuela de Música de Berutti y Riobamba.

Compartir: 

Twitter
 

"Hay una filosofía que inspira nuestra tarea", dice Maragno que dirige el coro hace 25 años.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared