CULTURA / ESPECTáCULOS › MUSICA. ALCIDES LANZA ESTUVO EN ROSARIO PARA CONMEMORAR LOS 50 AñOS DEL CLAEM

Un compositor marcado por el Di Tella

Uno de los objetivos del Festival Claem fue mostrar el triunfo del "experimento" diseñado en los años 60 por Ginastera.

 Por Marisol Gentile

Alcides Lanza, Gabriel Brncic y Mesías Maiguashca son tres compositores vinculados al Centro Latinoamericano de Altos Estudios Musicales (Claem) del Instituto Torcuato Di Tella, que funcionó en Buenos Aires durante los años 60. De visita por la ciudad a fines de junio, ofrecieron una serie de actividades para conmemorar los 50 años de la creación de aquel centro, que nucleó en calidad de becarios a más de medio centenar de jóvenes compositores latinoamericanos. Los tres, Brncic (Santiago de Chile, 1942 ﷓ Barcelona), Lanza (Rosario, 1929 ﷓ Montreal) y Maiguashca (Quito, 1938 ﷓ Freiburg), son hoy reconocidos músicos, y ofrecieron un concierto el domingo 26 pasado en el Teatro Príncipe de Asturias del CCPE, compartiendo el escenario en un recital curado por Claudio Lluán y Sergio Santi, que incluyó medios mixtos, música electroacústica y video. Las actividades continuaron el lunes siguente en la Escuela de Música de la UNR, con una mesa redonda sobre la trascendencia del Claem/Di Tella en las carreras artísticas de los maestros invitados.

Uno de los objetivos centrales del Festival Claem fue dar testimonio de que esos compositores que se graduaron en el Di Tella se han convertido en importantes personalidades en sus respectivos países. De este modo, puede decirse que el "experimento" diseñado en los años 60 por Alberto Ginastera ha triunfado.

Para llegar a la figura de Ginastera habrá que introducirse en la historia de nuestro pasado musical, y mencionar la aparición en 1929 del "Grupo Renovación", que surge con el afán de introducir ideas nuevas a la realidad musical del momento. Este grupo estaba dividido en dos vertientes: por un lado el "internacionalismo", y por el otro lado, el "nacionalismo".

Paz, representante de la primera tendencia, no tardó en discrepar con los demás miembros, y se separó de ellos, para ya en los umbrales de 1937 comenzar a organizar un ciclo de conciertos de neto corte vanguardista que denominó "Conciertos de Nueva Música". Paralelamente, y ya en la década del 60, hace su aparición el "Centro de Altos Estudios Musicales", patrocinado por la Fundación Di Tella y dirigido por nuestro protagonista: Alberto Ginastera, máximo representante de la fusión de la música académica con las raíces folklóricas de nuestra música.

En diálogo exclusivo con Rosario/12, Lanza cuenta: "Lo que ha sobrevivido hoy en día del Claem es el laboratorio electrónico, conocido como LIPM [Laboratorio de Investigación y Producción Musical], que por muchos años dirigió Francisco Kropfl. La actividad en Rosario fue idea mía: hace bastante tiempo, le propuse a Claudio Lluán, nuestro colega rosarino, el llevar a Rosario 'una parte del Claem', y convergimos en la idea de llevar a los tres compositores que se especializaron en electrónica, Maiguashca, Brncic y yo mismo".

Lanza es ﷓-además de compositor-﷓ pianista especializado en la interpretación de la música de vanguardia. Dueño de una carrera muy activa como intérprete en las tres Américas y Europa, ha grabado diez discos compactos como solista y como integrante del Duo Jones﷓Lanza (dos pianos) y Duo Sheppard﷓Lanza (voz y piano).

Como compositor se especializó en música electrónica, tal vez por su auto convencimiento que el lenguaje e instrumentos orquestales han cumplido su ciclo vital. "En realidad nunca fui a una 'escuela de música'. Intenté hacer un Profesorado de Música en Rosario, pero nunca me gradué. Diría que más bien me formé solo", recuerda. "Posteriormente, con Krieger, Gandini, Tauriello y Etkin formamos en Buenos Aires la Agrupación Música Viva. En 1963, fui parte de la primera generación de becarios del Di Tella, donde estudié con luminarias como Luigi Dallapiccola, Olivier Messiaen, Aaron Copland y Bruno Maderna, entre otros grandes. En 1965 viajé becado a Nueva York para hacer estudios de música electrónica en la Universidad de Columbia﷓Princeton, bajo la dirección de Vladimir Ussachevsky, quien posterior a la beca me contrató para enseñar música electrónica en el Electronic Music Center", resume.

Pregunta de rigor es si su viaje y radicación en Canadá se debió a una invitación, de una beca o resultante de un deseo personal. "Desde 1965 yo vivía en Nueva York. En 1970, como parte de una gira europea, estaba en Madrid participando del Tercer Festival de Música de las Américas y España, que tuvo muy buena repercusión y críticas. En el público estaba el compositor canadiense Bruce Mather, quien finalizado el concierto se acercó y me dijo que estaban buscando un compositor de renombre internacional para enseñar composición musical, teoría y música electrónica en la Universidad McGill en Montreal, y que creía que yo debía aplicar a esa posición. Bien, lo hice, y me dieron el puesto".

Así, radicado en Canadá desde 1971, centralizando su trabajo en la Universidad McGill como Director Emérito del Estudio de Música Electrónica, actualmente continúa con su tarea docente, además de ser el Director del EMS Archival Project, proyecto de investigación dedicado al rescate de grabaciones en banda magnética.

"Las bandas o cintas magnéticas que se usaban para grabar sonido con el paso del tiempo sufren un deterioro químico en la capa magnetizada", explica. "Las grabaciones de los años 1970 en adelante son las que más sufren, las cintas 'patinan' al ser tocadas, alterando la velocidad o desafinando las notas, y hasta ﷓-en los casos peores-﷓ ese recapado arruina las cabezas de los grabadores. Mi programa de archivo, llamado Memsa (http://www.music.library.mcgill.ca/memsa_form.html), consiste en tocar esas cintas, ponerlas en la computadora, quitarles el ruido y de allí grabarlas en disco compacto. El proyecto Memsa tiene cerca de 400 obras creadas en el EMS de McGill, archivadas en más de 70 discos compactos diferentes, los que están en la biblioteca de música de mi Universidad. Es bueno hacer notar que en ese archivo hay obras de más de una decena de compositores de América Latina", dice.

Compartir: 

Twitter
 

El pianista y compositor rosarino Alcides Lanza, de visita por su ciudad para un encuentro musical.
Imagen: Gentileza Schulich School of Music
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.