PSICOLOGíA › LA MIRADA PSICOANALíTICA DE EL CISNE NEGRO, PELíCULA DE DARREN ARONOFSKY

Sobre hijas, madres y mujeres

Basada en el clásico El Lago de los Cisnes, en la trama del film salta a la vista el lazo tortuoso que la protagonista, Nina, mantiene con su madre, lo que se extiende a su relación teñida por la envidia con sus compañeras del ballet.

 Por Graciela Giraldi*

"Madre hay una sola y justo me tocó a mí", versa el dicho popular. En el discurso corriente hablamos de la madre o del conjunto de las madres en relación al hijo/a, en tanto reconocemos que en el deseo de la madre, el niño es su objeto. Pero la maternidad no define a las mujeres, como tampoco la anatomía, ni el género al cual pertenecen. Y ésa es la pregunta crucial que motiva a la histérica: ¿Qué es ser una mujer?

Muchos casos clínicos testimonian acerca de que no es teniendo hijos que las mujeres acceden a su femineidad, en tanto la solución maternal del tener es más bien lo opuesto al ser mujer. Tampoco se accede a la sexualidad femenina si se sigue siendo la nena de mamá. Estas cuestiones suelen ser llevadas al diván por las analizantes mujeres. Y, en la experiencia analítica cada una va tejiendo su hacerse mujer sesión por sesión, y con su propio estilo, dando cuenta de la variedad de anudamientos que se realizan en el abordaje a la femineidad.

Esto es porque el psicoanálisis aloja desde el inicio algo insoslayable y estructural en el trabajo analizante, y es el replanteo de la hija en su relación con la madre en su abordaje a la sexualidad femenina.

Dado que el arte interpreta las cuestiones humanas, y le enseña al psicoanálisis que lo que no puede ser dicho con palabras se lo puede mostrar, nos apoyaremos en la película titulada El cisne negro, dirigida por Darren Aronofsky, en tanto que en la trama de dicho film salta a la vista el lazo tortuoso que la protagonista Nina mantiene con su madre, lo que se extiende también a su relación teñida por la envidia con dos de sus compañeras del ballet.

El drama de Nina nos muestra su vínculo mortificante con la madre, en el cual ella se enreda con una madre sin fallas, lo que le impide acceder a su sexualidad femenina desamarrándose de ese lugar dado por su madre: su niña adorada, su falo. Nina espera demasiado de esa madre, pero no solamente ser reconocida por realizar el Ideal materno de representar en la danza a la Reina de los cisnes, lugar que su madre anhelaba para sí misma, deseo que dejó truncado; sino que Nina queda entrampada en la fascinación por su madre, quien la cuida y la vigila como a un objeto precioso.

Nina espera de la madre lo imposible: que le diga cómo ser una mujer, lo que ninguna madre puede decir, simplemente porque no existe un saber sobre el ser mujer que se pueda trasmitir de una a otra. Nina rechaza tomar contacto con ese agujero de saber en relación al ser mujer, ante lo cual cada una debe inventarse.

De entrada, el film comienza con el relato de un sueño de la joven, donde se pone en juego la necesidad de ser amada, cuestión que caracteriza la problemática femenina: "Tuve un sueño muy raro anoche, sobre la chica que se convertía en cisne. Necesitaba amor para romper el hechizo. Pero su príncipe se enamora de la chica equivocada, así que se suicidó".

La historia de esta película es una versión moderna de El Lago de los Cisnes, en la cual el príncipe Sigfrido es demandado por su madre a escoger una esposa entre las muchachas que estarán en la fiesta que ella le preparará. La voluntad materna de casarlo amilana al príncipe y sus amigos deciden invitarlo a ir de caza. En el bosque, cerca del lago comienzan a salir del agua unos cisnes que se van convirtiendo en hermosas jóvenes, él se queda flechado por Odette, su reina. Ella le cuenta que fue transformada en cisne junto con sus compañeras por el malvado mago Rothbart, que vuelven a su forma humana por las noches y que el hechizo de ella sólo puede romperlo quien le jure amor eterno. Pero cuando Sigfrido le va a jurar amor eterno aparece el mago R., quien convierte a las jóvenes nuevamente en cisnes para evitar que el príncipe rompa el hechizo.

Como estaba previsto, se celebra la fiesta en el castillo donde el príncipe deberá elegir esposa. La reina madre exige a su hijo que elija esposa entre las jóvenes, él piensa en Odette y se niega, pero en ese momento entra un noble desconocido, es el mago con su hija Odile. El príncipe, hechizado por el mago cree ver en Odile a Odette y la escoge como esposa. Robarth se descubre y muestra a Odette a lo lejos. Sigfrido se da cuenta de su confusión y corre desesperado al lago. Odette, al descubrir que Sigfrido ha guardado amor eterno a otra, y que por lo tanto el hechizo no puede ser roto, se suicida.

En la trama del film, el sueño de Nina que reproduce esta historia de El Lago de los Cisnes, es realizado en lo real: Odette, la elegida por el príncipe, la que portaba la sensualidad del cisne negro se suicida. ¿Por qué? nos preguntamos. ¿Por qué se suicida Nina en el momento en que es ovacionada por el público por su baile bien logrado, qué la llevó a descolgarse de la vida si ella logró ser elegida por el director del Ballet para representar la Reina de los cisnes, por qué no pudo disfrutar de lo que tanto parecía buscar? ¿O será que ella termina con su vida a fin de ofrecerse a la mirada de la madre como su objeto﷓niña perdido en lo real?

Este film retoma un clásico: El Lago de los Cisnes, el que tiene como tema fundamental el libre albedrío, o sea la libertad de elegir entre el bien y el mal, según la perspectiva teológica de San Agustín y Santo Tomás de Aquino.

El psicoanálisis dio una torsión de 180 grados a esta perspectiva al considerar que para el ser hablante la elección no es libre ni razonada si no forzada, y que siempre se pierde algo, por ejemplo, al elegir entre la bolsa o la vida. Pero lo escandaloso del psicoanálisis fue ubicar al goce como causal en la problemática de la elección.

En esta obra cinematográfica se ofrece a la mirada la danza en tanto poesía corporal, lo que nos hace reflexionar acerca de que en esa elección que cada bailarín realiza de danzar toda una vida no es sin el goce del cuerpo, goce que también incluye privaciones de otras satisfacciones. En Nina, ¿cuál es su goce más allá del que obtiene al danzar? Ella goza de ser la niña de los ojos de mamá, de allí su natural y bien lograda interpretación del cisne blanco, caracterizado por la inocencia y la gracia infantil. Y, consecuentemente, sus inhibiciones se ponen al rojo vivo cuando su profesor le demanda representar en el baile al cisne negro, con sus semblantes de sensualidad y seducción femenina. Ella no puede imaginarse con alas cuando baila porque cree que le crecerán y para ello se incrusta unos canutos en la espalda. Ahora, si bien Nina logra ser elegida por el director de la obra para representar en el ballet a los dos cisnes, ella queda atrapada entre la espada y la pared, entre la niña y la mujer. De modo que Nina representa la problemática de la elección femenina y es que para hacerse mujer, cada una tendrá que separarse de ese lugar de objeto que ha ocupado en el deseo de la madre, rompiendo así el hechizo materno.

En relación a esta obra cinematográfica, concluyo mis reflexiones sobre la hija, la madre y la mujer, dejando abierto otro de mis interrogantes: si Nina era para la madre su objeto de satisfacción, ¿el suicidio fue su acto desesperado por salirse de ese lugar, o bien ella encarnó con su pasaje al acto al objeto niña que se separa en lo real de la madre, ofreciéndose ante su mirada como el objeto del sacrificio a la manera del cordero pascual?

*Psicoanalista, miembro de la Escuela de la Orientación Lacaniana, de la Asociación Mundial de Psicoanálisis. Autora de los títulos: El niño en la ventana; Aprender, no aprender y querer aprender en la escuela, Diálogos sobre el amor; El niño en la encrucijada, entre la madre y la mujer; La educación sexual escolar y los síntomas actuales, editados por Homo Sapiens, Rosario, Argentina.

[email protected], [email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Natalie Portman encarna a Nina, protagonista de El cisne Negro.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.