CULTURA / ESPECTáCULOS › TEATRO. SE PRESENTA LA OBRA QUERíDISIMO BERNARDO EN CARAS Y CARETAS.

"Doña rosa" y su romance con Neustadt

La obra está adaptada del libro "Querido Bernardo" y es la historia de una modista enamorada del periodista que marcó décadas en la historia argentina. En este trabajo que dirige Gigí Barúa, María Caila interpreta a la protagonista Rebeca Rosa.

 Por Julio Cejas

El grupo que integran las actrices María Caila y Gigí Barúa acaban de estrenar Queridísimo Bernardo; propuesta teatral basada en la adaptación del libro Querido Bernardo de Claudia Selser, intervenido por algunos fragmentos de la actriz Lorena Rey y estudios del psiquiatra francés Gatian Clérambault. En este trabajo que dirige Gigí Barúa, y que podrá verse todos los sábados de octubre y noviembre a las 22 en la Sala Caras y Caretas (Corrientes 1518), Caila interpreta a Rebeca Rosa, una costurera enamorada del periodista Bernardo Neustadt: una historia tragicómica que según sus protagonistas tendrá un final feliz.

"La idea comenzó el año pasado -﷓dice Barúa-﷓ cuando María soñaba con una costurera de máquina Singer que se iba probando ropa y entonces el nombre de la obra fue La máquina de coser. Los primeros párrafos los escribió Lorena Rey, después una amiga nos acerca el libro de Clérambault sobre la erotomanía, hasta que aparece el texto de Claudia Selser Querido Bernardo, que nos parecía una síntesis de lo que veníamos buscando: una modista enamorada nada más y nada menos que de Bernardo Neustadt, indiscutible gran comunicador que para mal o para bien marcó décadas de nuestra historia".

Barúa destaca la teatralidad que descubre también en los estudios científicos de Clérambault, un psiquiatra que fue considerado por Jacques Lacan como uno de sus principales maestros. Gaétan Gatian de Clérambault (1872﷓1934) fue reconocido entre otros aportes por su trabajo sobre la erotomanía y el automatismo mental; de allí el tema de la "ilusión delirante de ser amado", según el prestigioso psiquiatra francés, la erotomanía atraviesa tres fases por las cuales el enfermo sentiría en principio esperanza, después llegaría el despecho y finalmente sobrevendría el odio.

María Caila por su parte resalta el momento en que aparece en esta búsqueda, el libro de Selser que se convierte en la matriz dramática de la escritura final y sintetiza los objetivos del grupo. "Selser que escribió no sólo en Clarín sino en otros medios, como la revista Humor, se embarca en este libro a raíz de una investigación que le piden sobre el periodista Bernardo Neustadt, pero ese pedido era con toda la intención de denunciar sus manipulaciones, finalmente el mismo gobierno radical, da vuelta atrás y ella se queda con todo el material en la mano, sin apoyos y decide publicarlo por su cuenta", dice la actriz.

Con esos antecedentes que incluyen a una de las figuras más polémicas del periodismo argentino; esta obra también puede leerse como una reflexión acerca del poder de ciertos "comunicadores sociales" ligados a los sectores más retrógrados de las clases dominantes.

- ¿Cuál fue la respuesta de Selser frente a esta idea de llevar al teatro su investigación?

- Gigí Barúa: María se contactó con Claudia (Selser) que leyó nuestro trabajo y rápidamente nos dio el visto bueno. Allí comenzamos con la puesta que nos resultó más rápida, en principio no podíamos creer lo que leíamos en su texto;,hasta dudábamos que fuera real o inventado, pero las fechas históricas coincidían, eso lo entendimos después cuando hablamos con la autora. Lo que me gusta de la obra es el mundo de sueños del personaje, ese inconsciente que revela en formas simbólicas lo que no percibimos conscientemente o no sabemos o tal vez no queremos enterarnos.

Aunando todos estos materiales la obra cuenta la historia de Rebeca Rosa, costurera, enamorada hasta la locura de Bernardo Neustadt, sin importar lo que de él se diga, una típica historia de erotomanía que plantea los desvelos de una mujer que intenta comprender la mente perversa de un periodista. También se podría pensar que la "Doña Rosa" inventada por Neustadt fue fatalmente esa parte del pueblo que se enamoró con la prédica privatista de las grandes empresas y todos sabemos cómo terminó ese romance.

"Desde su programa Tiempo Nuevo Neustadt, hablaba de los logros de la dictadura, promovió las políticas financieras y privatistas del neoliberalismo y la destrucción de las bases de la Argentina industrial. Sin duda fue un comunicador eficaz, convocaba a la adhesión mientras le hablaba familiarmente a Doña Rosa, pero quién era 'la gente' a la que aludía en reemplazo del pueblo?", dicen los responsables de esta obra.

- ¿Y qué rol juega el personaje de Rebeca Rosa en la historia que ustedes armaron?

- María Caila: La fantasía en la que vive Rebeca, mujer de clase media poco informada, individualista y prejuiciosa, que no logra sintonía con lo que quiere, se redime internamente con la adoración de la imagen arquetípica del éxito de ese tiempo. En ella aparecen reflejos de lo macro y lo micro de los 90. Rebeca supera sus miedos y su soledad amando a Bernie, es la voz a la que no teme y la voz que le da certezas de valoración.

De alguna manera el público se encontrará con un tema que recién en estos últimos años se ha instalado como el gran debate nacional. "En sociedades altamente mediatizadas los comunicadores pueden formar opinión, señalar noticias y determinar la forma en que su público se posicionará ante ellas. Durante los 90, desde los medios aliados al poder se promovió una identidad cultural señalada por la apariencia y la fantasía, una burbuja irreal con espejos de colores. Queridísmo Bernardo cuestiona un período, y desde la intrincada personalidad de Rebeca se invita a una interpelación de circunstancias de la vida política", dice la actriz María Caila.

El equipo se completa con el aporte de Osvaldo González Rubio, realizador de la escenografía y de la planta de luces; Leo Colonna en vestuario, Maite Dujovne en la gráfica y Gaby Vercelli como responsable del sonido.

Compartir: 

Twitter
 

La obra es una clara metáfora de las consencuencias de una sociedad altamente mediatizada.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.