CULTURA / ESPECTáCULOS

Qué tienen en común un rosarino y dos guitarristas japoneses

Formaron un trío en Europa con repertorio latinoamericano. Esta noche, se presentan en sala Mateo Booz. "Lo que tenemos que lograr es que la música aparezca", dijo el rosarino.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Magnetizados individualmente por el talento del ex King Crimson Robert Fripp, los japoneses Shinkuro Matsuura y Fumihito Hatano, y el rosarino Luciano Pietrafesa se encontraron en la Guitar Craft School que el ex King Crimson fundara en West Virginia. Después de algunas formaciones compartidas, los guitarristas decidieron crear Zum, el trío acústico con el que abordan un amplio repertorio, pero que tiene su columna vertebral en el repertorio popular argentino. Esta noche, a partir de las 20.30, el personal proyecto volverá a presentarse en la ciudad, con una única función que se desarrollará en el teatro Mateo Booz de San Lorenzo 2243.

Sacando pleno provecho de las bondades de la tecnología, los miembros de Zum logran quebrar la distancia entre Japón y Barcelona (lugar de residencia de Pietrafesa) para desarrollar el estudio y ensayo de las composiciones que conforman su repertorio. Un listado de obras que es, ante todo, vasto y con acento argentino, según explicó Matsuura a este medio: "El repertorio se conformó de manera muy natural. Nos conocíamos desde hacía muchos años, y en algún punto cuando preparábamos una pieza para tocar en algunas de las bandas, yo estaba muy seguro de que podíamos conformar un trío".

Porque después de haber compartido formaciones como Malevaje, Berlín Guitar Ensemble y The League of Crafty Guitarist (la agrupación propia de la escuela fundada por Fripp), los tres guitarristas se encontraron con la necesidad de dar vida a un nuevo grupo que abordaría principalmente música latinoamericana, un lenguaje que no resultaba novedoso para Matsuura: "Antes de Zum toqué con Malevaje, que era un grupo más relacionado con el tango tradicional y el folklore. Y cuando formamos el trío había una pieza de Piazzolla, llamada justamente `Zum`, que desde entonces es una referencia para nosotros, porque es muy poderosa, fuerte, única, no es tango tradicional y no es música clásica, sino que es música contemporánea, algo diferente".

En cuanto a su presentación en Rosario el grupo recorrerá las composiciones de Angel suite, su segundo disco, en donde desarrollaron aun más el concepto fundacional del grupo. "En el primer disco principalmente tocamos versiones acústicas más relacionadas con el tango tradicional, algo de folklore, Piazzolla y algo de rock & roll. En este fuimos directo a Piazzolla, sumándole algo de música clásica que estuvimos trabajando, como los temas de Debussy y Beethoven", dijo el rosarino.

De alguna manera, el espíritu de todas esas composiciones se sostiene en el abordaje realizado por los músicos, en lo que se presenta como una decisión artística del trío, que opta por no asaltar a las creaciones. "Desde mi punto de vista lo que tenemos que lograr es que la música aparezca, sin que nos interpongamos. A veces es muy común distorsionar lo que llega", reconoció al respecto Pietrafesa, mientras que Hatano completó: "Yo sólo dejo que estas composiciones me atraviesen, dejo salir la música".

Mientras tanto, los arreglos suelen realizarse de manera compartida, aunque en los casos en que se pergeñan individualmente, el trabajo se desarrolla pensando en las cualidades de cada uno de los componentes del grupo: el rasguido naturalmente argentino de Pietrafesa, el toque rocanrrolero de Matsuura, el pasado jazzero y la capacidad de improvisación de Hatano. Todo ello desplegado en guitarras aplicadas al sistema de Nueva Afinación Estándar. "Es un sistema que te permite trabajar en lugares que el sistema tradicional no permite", puntualizó Pietrafesa en relación a una metodología que comenzó a aplicarse hace 21 años, y que cuenta con un centenar de adeptos en todos el mundo.

Desde allí, el grupo logra un mayor abanico sonoro, que es explotado en la dinámica interrelación que los tres instrumentistas demuestran a lo largo de Angel suite, un disco en donde la prolijidad interpretativa se sostiene en temas como "Libertango" de Piazzolla, "Blackbird" de Lennon y McCartney o la sonata "Pathétique" de Beethoven.

Mientras tanto, en un futuro cercano la música oriental se incorporará al repertorio del grupo. De hecho, Hatano está empezando a trabajar algunas piezas con el koto, un instrumento de cuerdas tradicional del Japón, similar a un arpa pero que es tocado sobre el suelo. "Es un instrumento impresionante, que trabaja sobre todo con la improvisación, por lo que Fumihito está preparando los arreglos para generar un microcosmos en las composiciones", detalló Pietrafesa, adelantando algo de lo que formará parte de un nuevo álbum. Por lo pronto, esta noche en la sala Mateo Booz el grupo abordará un repertorio más reconocible para el público local. Y, quién sabe, quizás se permitan además alguna sorpresa.

Compartir: 

Twitter
 

Los japoneses Shinkuro Matsuura y Fumihito Hatano, y el rosarino Luciano Pietrafesa. "El repertorio se conformó de manera muy natural", dijo uno de ellos.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.