CARTELERA

"Hay que ver la historia de este país siempre ligada a su Iglesia"

Para Horacio Verbitsky esta fue la premisa cuando empezó a trabajar hace años en Doble Juego. La Argentina Católica y Militar. Hoy presenta este libro desde las 19 en el CEC.

 Por Leo Ricciardino

La dualidad del comportamiento de la Iglesia argentina durante la última dictadura militar puede ser un tema conocido. Es más, el propio Horacio Verbitsky afirmó ayer "yo creí que no podía haber nada más que complete ese excelente trabajo que hizo Emilio Mignone en Iglesia y Dictadura. Incluso, en todos estos años de trabajo sobre el tema, más de una vez estuve a punto de desistir, pero encontré algunas cosas". Verbitsky lo dice modestamente, pero en realidad lo que halló son documentos que echan luz sobre comportamientos de determinados obispos, sobre temas puntuales, que permanecían en las sombras hasta entonces. El resultado es un libro tan ágil como documentado, con el estilo crudo y riguroso que ya es un sello de este periodista de Página/12. Horacio Verbitsky presenta hoy junto al editor de Rosario/12 Pablo Feldman, Doble juego. La Argentina Católica y Militar, a las 19 en el Centro de Expresiones Contemporáneas (Sargento Cabral y el río).

Los duros y los blandos, los moderados y los tercermundistas; en este libro, la Iglesia Argentina se estructura como un gran escenario de la política nacional durante uno de los períodos más duros de su historia. Precisamente, Verbitsky apuntó ayer en diálogo con LT8 que "yo siempre fui un convencido de que no se podía analizar profundamente la historia argentina sin analizarla en relación con el comportamiento de la Iglesia".

Incluso, el libro cita una reflexión pública de Mariano Grondona por aquellos años de enfrentamiento entre la Iglesia y el poder militar que es por demás ilustrativa. Grondona instaba a obispos y generales a que no pusieran a las clases dominantes en la obligación de elegir entre uno y otro sector, porque "la Argentina es católica y militar", y un conflicto abierto "desgarraría a la Nación entre dos de sus partes constitutivas".

El trabajo de Verbitsky recorre "La Masacre de San Patricio" con los palotinos acribillados, las interpretaciones y prohibiciones de los textos bíblicos, el "subversivo de Nazareth". Las pruebas de cómo actuó Jorge Bergoglio en la suerte de los jesuítas Orlando Yorio y Francisco Jalics, algo que estuvo en las sombras por muchos años.

Pero también, el papel de Paulo VI y de Juan Pablo II, los documentos de Medellín y Puebla; el asesinato de Romero en plena misa en El Salvador. El compromiso con la dictadura de los obispos que les tocó a Rosario como Antonio Caggiano, Guillermo Bolatti, Victorio Bonamín y Jorge López. El perfil del obispo de Rafaela Antonio Brasca que, junto con Devoto y Angelelli "había integrado el reducido núcleo episcopal que sin pertenecer al Movimiento de Sacerdotes por el Tercer Mundo, acompañó sus planteos por la liberación integral".

--Además, es muy interesante cómo usted analiza y plasma las distintas actitudes de monseñor Zazpe, que sigue siendo un ícono para esta provincia.

--Bueno, Zazpe era uno de los obispos que para nada acordaba con la dictadura, pero a la vez tenía que sentarse con los generales porque así lo indicaba su jerarquía. Entonces, es interesante analizar cómo se mueve y resuelve en cada caso, en el marco de la represión, el poder y también el miedo- concluye Verbitsky.

Compartir: 

Twitter
 

"En más de una oportunidad creí que no había nada nuevo para decir de esto. Pero había". El periodista de Página/12 es presidente del CELS e integra la Fundación Nuevo Periodismo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.