CULTURA / ESPECTáCULOS › SIN CORSET, DE FABRICIO SIMEONI

Abriendo surcos

Que cuando se busca en Internet el nuevo libro de Fabricio Simeoni, Sin corset (Icono, colección de Poesía, Editorial Ciudad Gótica, Rosario, 2012) aparezca una publicidad de "sinful women's clothing" (ropa pecaminosa para mujeres) es casi un poema de Simeoni en sí mismo. "Palabra insurrecta", lo definió el crítico y poeta Roberto Retamoso en la presentación, a comienzos de noviembre del año pasado.

"La palabra poética en Sin corset es una palabra que navega el lenguaje a través de surcos siempre inéditos", resumió Retamoso. Que la palabra hace mundo también fue un concepto del crítico y también es una clave para entrar en estos micromundos que Simeoni dibuja con la palabra, sólo para divertirse haciéndolos estallar. El tono de su poesía tiene la seriedad importada de un orden del discurso en particular, el de la poesía lírica tradicional; pero lo que hace con eso Simeoni, el modo en que lo subvierte, posee esa capacidad arriba señalada: la de abrir surcos a medida que navega. Como si no se tratara tanto de representar como de ir inventando, sobre la marcha, alguna burbuja o coagulación de sonido transitoriamente habitable.

¿La poesía como albergue transitorio? Sí, de esa clase minuciosa de intemperies se trata. Se trata de ínfimos acontecimientos, de mundos que son posibles únicamente merced al lenguaje: "Cuando el techo agrieta la lluvia/ gotea cal" ("Inhabitador"); "la fisura del oso/ preserva en cada paso/ sus fotos sucias, el mimbre abierto/ y otras cosas elásticas" ("Estación cráter"), y de las conclusiones lógicas a las que se arriba tras el falso teorema de semejante derrumbe (o trabajo de dragado, al menos) de lo referencial: "En los pesebres,/ el yeso puede más que un niño"; "Yo también tuve una muñeca/ pero jamás pudo verme".

Poesía antilírica donde "yo" es sólo una palabra, la de Simeoni abreva en las vertientes del naturalismo feísta y en las del automatismo surrealista o vanguardista de Poeta en Nueva York, de Lorca; fórmula neobarroca que el autor guía hacia un simulacro de relato en un campo fuera de foco, una narración disparatada donde siempre parece estarse a punto de comprender de qué se está hablando.

En 2005 Simeoni fue declarado "Artista distinguido" de Rosario y "Artista de la Provincia de Santa Fe" por su trayectoria literaria (publicó quince libros de poesía y prosa poética), docente y periodística.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.