CULTURA / ESPECTáCULOS › CINE. BIENVENIDO LEóN DE FRANCIA ESTRENA HOY EN ROSARIO

Recuerdos desde el corazón

Luego de una premiere realizada el pasado lunes en El Cairo, el film de Néstor Zapata inicia su excursión por el circuito comercial. Basada en la obra teatral creada en 1978, profundiza en la historia de un grupo de figuras del radioteatro.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Pocas horas han transcurrido desde la función de preestreno de Bienvenido León de Francia y, para el director Néstor Zapata, la emoción sigue latente. Porque a la habitual liberación que representa poner en pantalla el trabajo cinematográfico desarrollado durante años, el círculo aquí se amplía hasta sumar décadas. En concreto, las casi cuatro que separan al film (que hoy ingresa al circuito comercial) de la experiencia primaria que significó la pieza teatral que Zapata creara junto a Chiqui González.

Así lo distingue el director en diálogo con Rosario/12, después de haber transitado la función inaugural realizada el pasado lunes en El Cairo. "Esto tiene sus raíces en 1978, cuando con Chiqui escribimos una obra de teatro inspirada en jugosas anécdotas que en el café de Santa Fe y Corrientes, debajo de lo que era LT2, nos contaba Federico Fábregas, un famoso hombre de radioteatro", recordó el experimentado director teatral, que amplió: "Ahí nació la primera historia pero con los años pensé que se merecía algo más importante, con otro lenguaje. Y escribí las historias de esos hombres y mujeres de radioteatro. Así nació el guión de Bienvenido León de Francia, algo que soñamos mucho y trabajamos todavía más".

Así, desde 2009 Zapata comenzó a desarrollar el trabajo de producción de su film, para iniciar los rodajes en abril de 2013, contando con un elenco que incluye a Raúl Calandra, Naum Krass, Sara Lindberg, Matías Martínez, Luis Machín y Darío Grandinetti (entre otros), más la dirección de fotografía de Héctor Molina y la música original de Jorge Cánepa. Tras una extensa postproducción, el producto final resulta, para el director, "muy entrañable, muy querible". "Todas las opiniones que he tenido dan en lo que queríamos lograr, algo que se aleja de la posibilidad de un análisis crítico, o autocrítico, demasiado racional y entra por el corazón --remarcó--. Porque además era la única forma de contar la historia de vida de esos seres que eran pura entrega, puro cariño, que lograban un gran sentimiento y amor de su pueblo. El producto no fue fácil, fue un esfuerzo grande, pero estamos muy satisfechos y esperamos que tenga el mejor de los destinos".

- Considerando la existencia de un antecedente teatral firme, ¿qué referencias buscaste al momento de pensar en la película?

- Fundamentalmente en recuerdos de la infancia. Me basé mucho en mis recuerdos y recorrí de nuevo los pueblos y ciudades de la Pampa Gringa que conocí en mi infancia: Armstrong, Cañada de Gómez, Tortugas, Las Rosas, Las Parejas, donde tengo parientes, ancestros. En esos lugares sentía como un saborcito muy fuerte al recuerdo. Hay lugares que están intactos, salas donde los actores se presentaban y dan gusto verlas, como las sociedades italianas o españolas, o el Teatro Verdi en Cañada, que es una joya. Y después fueron apareciendo cosas que le terminaron dando una tintura, como el ómnibus Chevrolet 47 que buscamos en todo el país y al fin apareció acá en la Semtur. O la locomotora La Emperatriz, que se construyó en 1914 y está en unos galpones en Pérez, donde la hicieron andar. Entonces tenemos no sólo recuerdos, sino elementos materiales que tienen un anclaje con el pasado, con la década del 50.

- ¿Las películas que te influenciaron tienen también que ver con esos momentos, o bien con esos recuerdos de la infancia?

- Cuando uno hace una película piensa en sus padres, en sus hijos, para dedicársela. Yo se la dediqué a Leonardo Favio, a quien hacemos un pequeño homenaje. Me inspiró mucho su cine, donde pudo fusionar su talento cinematográfico con su pensamiento ideológico, donde pudo lograr una estética interesante para ciertos sectores de la intelectualidad pero a la vez muy posible para los sectores populares. Y no digo que traté de seguir su camino, pero siempre me inspiró mucho su cine. Entonces esta película está inspirada en los propios recuerdos y en las cosas que uno admira.

Compartir: 

Twitter
 

Darío Grandinetti en una de sus apariciones para Bienvenido León de Francia
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.