CIUDAD › TENSIóN POR LA IRRUPCIóN DE MANIFESTANTES PRO EMPRESA

Ordenan a Coto que retroceda

El Ministerio de Trabajo impuso la conciliación obligatoria, lo que implica que la cadena de supermercados debe dar marcha atrás con las 150 suspensiones a empleados de Rosario y Santa Fe. El dictamen oficial fustiga la actitud empresaria.

 Por Claudio Socolsky

El Ministerio de Trabajo provincial decretó ayer la conciliación obligatoria por 15 días hábiles en el conflicto por las suspensiones de más de 150 trabajadores del supermercado Coto en Rosario y Santa Fe. La cartera laboral, que convocó a una nueva audiencia el próximo lunes, dictó la medida ante las "irreconciliables posiciones asumidas por las partes", y además intimó a cesar las suspensiones aplicadas por parte de la empresa a los trabajadores. "Es extraño que la empresa invoque como causa una prevención por un perjuicio que por el momento resulta abstracto, y que a futuro, en caso de aprobarse la ley (de descanso dominical), realmente lo cause", aseguró la viceministra de Trabajo, Nora Ramírez. La funcionaria explicó que si la empresa no acata la conciliación pueden aplicarle multas. "Quedó claro que el Ministerio de Trabajo le exigió a la empresa que vuelva para atrás con sus suspensiones y que deben ser reincorporados los 100 compañeros de Rosario y los 50 de Santa Fe", indicó el secretario Gremial de la Asociación de Empleados de Comercio (AEC), Juan Gómez.

Mientras en la esquina de Ovidio Lagos y San Lorenzo, donde está ubicada la delegación local del Ministerio de Trabajo provincial, un grupo de personas que vestían remeras azules y rojas de la cadena de supermercados reclamaba que querían "trabajar los domingos" (ver aparte), los representantes de Coto ingresaban al edificio custodiados por una veintena de personas que, según denunció el gremio, eran barras de River y Chacarita, ante la pasividad policial.

En la sede local de la cartera laboral, la viceministra Ramírez junto al subsecretario de Trabajo, Gerardo Canseco, el director de Relaciones Laborales, Mario Gaggioli, y la directora regional Rosario, María Belluscia, encabezaron la audiencia. Por la empresa comparecieron el gerente de Relaciones Laborales, Gastón Masini, Eduardo Bufalo, gerente Regional, y los abogados Beatriz Rainieri y Pablo Goicoechea. Por el gremio estuvieron Gómez, la secretaria Adjunta, Silvana Crocci, otros miembros de la Comisión Directiva del gremio, y los abogados Federico Thomson, Patricio Lara y Mariela Trovatto.

La empresa ratificó las suspensiones y argumentó que se encuentran en el marco normativo de la ley de Contrato de Trabajo, por razones de fuerza mayor como es "la imposibilidad legal de trabajar los domingos". El gremio rechazó la medida y los argumentos. Frente a las posturas irreconciliables, los funcionarios decretaron la conciliación obligatoria por 15 días hábiles y convocaron a las partes a una nueva audiencia el lunes.

En las consideraciones del dictamen, desde la cartera laboral intepretaron "una inexistencia de la causal invocada y de cualquier efecto negativo perjudicial al empleo; sin perjuicio de la reprobable actitud empresaria de pretender condicionar el funcionamiento del Poder Legislativo provincial".

Gómez señaló que a la empresa "no hay ninguna ley de descanso dominical que los perjudique, están suspendiendo eventualmente a cuenta de que salga la ley, una locura". De todos modos, planteó que como sindicato están obligados a "mantener la paz social, absteniéndonos por ahora de generar acciones gremiales".

Consultado por el grupo de personas que reclamaba en la esquina de la cartera laboral, el dirigente gremial dijo que denunciaron ante los ministerios de Seguridad y de Trabajo que venían de Buenos Aires y que en la sucursal de 3 de Febrero y Presidente Roca les dieron remeras de la empresa para llevarlos hasta la delegación de la cartera laboral. "Algunos son empleados, pero la mayoría son barras bravas que están merodeando la ciudad", dijo Gómez. "Nosotros evitamos la movilización del cuerpo de delegados hasta aquí para evitar confrontar y así darles la excusa que estaban buscando para desvirtuar lo que pedimos, que se reincorporen a los trabajadores suspendidos", concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

Barrabravas impidieron que la prensa entreviste a los abogados de la empresa.
Imagen: Andrés Macera
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.