CULTURA / ESPECTáCULOS › MUSICA. ENTREVISTA AL TALENTOSO MúSICO SANTAFESINO DIEGO NúñEZ.

"Somos embajadores de nuestro tiempo"

"Como artistas, tenemos el deber de comprometernos con las producciones actuales", asegura el saxofonista, que hoy abrirá la temporada de la Sinfónica de Santa Fe.

 Por Marisol Gentile

El saxofón fue inventado por Adolphe Sax en 1840. Si bien se desconoce el origen de la inspiración que lo llevó a crearlo, se divulga que su idea era la de construir algo que tuviera la fuerza de un instrumento de metal y las cualidades acústicas de uno de madera. Por eso, dentro de la clasificación estándar, se lo cataloga como un "híbrido", dada su embocadura perteneciente a la familia de los instrumentos de madera pero hecho de latón, como los de metal. Este es el instrumento de Diego Núñez, talentosísimo músico santafesino que a fines del año pasado concretó una serie de importantes actividades en Europa.

El periplo comenzó en octubre en Kempten, Alemania, junto a Fabian Müller (saxofón) y Frank Müller (órgano). Luego se trasladó a Feldkirch, Austria, para brindar una serie de masterclasses que finalizaron con un recital con piezas del repertorio clásico y argentino. Finalmente, en noviembre se instaló en Holanda para participar del Festival SAX14, donde fue convidado por el maestro Bornkamp para formar parte del Ensamble de Saxofones del Conservatorio de Amsterdam, formado por más de 20 saxofonistas de 13 países, sumado al set original de percusión y cuatro arpas, y con el excepcional aporte de especies de saxofones de poca circulación, como el melody, el saxcello y el mezzosoprano.

Justamente, Núñez tuvo en su desempeño la responsabilidad de desdoblar su rol entre el saxofón alto y el mezzosoprano, al que desconocía. "Fue una experiencia maravillosa, no exenta de tensión y nerviosismo, dado el poco tiempo que tuve para conocer el instrumento, con un sistema ergonómico antiguo y el papel marcadamente solístico que tenía asignado. Pero finalmente pude disfrutar al máximo de ese momento", recuerda en diálogo con este medio.

"En mi organización de estudio tengo como objetivo prestar el oído a la calidad del sonido y su relación con el cuerpo: sus diferentes estados de tonicidad son parte esencial en la generación de la música", cuenta. Y si bien se especializó en el saxofón de concierto y realiza proyectos de música de cámara y como solista, la música contemporánea es un campo que le interesa desarrollar y divulgar cada año, descubriendo música diferente e invitando a compositores a incursionar en el saxofón. "Como artistas, tenemos el deber de comprometernos con las producciones actuales, una especie de embajadores de nuestro tiempo", afirma.

Profesor de saxofón en el Liceo Municipal de Santa Fe, Escuela de Música CREI y en el Instituto Superior de Música de la UNL, durante 2014 Núñez tuvo una intensa actividad de recitales, participando en la grabación de varios discos y colaborando además con la Sinfónica Provincial de Santa Fe, con la que precisamente esta noche abrirá la temporada de conciertos 2015 (a las 21 en el Centro Cultural Provincial, Junín 2457, Santa Fe). Bajo la dirección de Alejandra Urrutia, Núñez estrenará la "Milonga Ad hoc" de Fernando Muslera, para saxo alto y orquesta de cuerdas. "Le seguirá el 'Concierto en Eb para saxofón alto y orquesta de cuerdas' (1935) de Glazounov, última obra del compositor ruso: es el concierto paradigmático en la literatura del saxofón --agrega--. Estrenaré en Argentina la cadenza que para esta obra realizó el compositor francés Christian Lauba. El programa se completará con la 'Sinfonía Nro. 5' de Tchaicovsky. Tocar en mi ciudad, con esta orquesta, es algo que me hacía ilusión desde hace mucho tiempo. Sin dudas, tendrá una carga emocional fuerte".

Si bien el saxofón es uno de los instrumentos más populares y tiene la virtud de abarcar un amplio espectro de estilos, en el ámbito de la música clásica académica argentina, a juicio del músico, el desarrollo es incipiente. "Hay exponentes que están realizando un gran trabajo de difusión como intérpretes y docentes --señala--. Un signo positivo es que en la ciudad de Santa Fe desde hace unos pocos años las cátedras del instrumento de las escuelas de música están lideradas por saxofonistas. Parece una obviedad, pero aún ocurre en muchos lugares del país que este rol lo ocupan profesores de clarinete, bajo la idea falaz de que son instrumentos similares de aprender. En cuanto a los espacios para tocar, es arduo el trabajo para seducir a programadores o directores de orquesta, pero poco a poco el instrumento va logrando una buena consideración".

Compartir: 

Twitter
 

El talentoso saxofonista santafesino Diego Núñez
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.