CULTURA / ESPECTáCULOS › TEATRO. SILVINA SANTANDREA HACE RODAJAS DE Mí, DE FONTANARROSA

Una auténtica diva de barrio

A partir de tres cuentos, la actriz y el director Adrián Giampani, componen su mirada sobre las mujeres en la obra literaria del Negro. Corrosivas, algo venenosas, con muchos vicios, pero queribles. La música es de Franco Fontanarrosa.

 Por Leandro Arteaga

Enero en la ciudad, se sabe, calcina asfaltos. Por eso, el ciclo Humor en La Comedia. Un Verano Fresquito aparece como el bálsamo feliz propuesto por la tradicional sala de Mitre y Ricardone. Ayer fue la presentación de Rosario Stand Up y su Temporada alta, espectáculo que permanecerá en cartel durante todos los viernes del mes. A partir de esta noche, a las 21.30, los sábados serán para Rodajas de mí. Memorias de la diva oculta de Fontanarrosa, con protagónico absoluto de Silvina Santandrea, música de Franco Fontanarrosa, y dirección de Adrián Giampani.

¿Cómo es esto de una diva oculta en la vida y literatura de Fontanarrosa? Algunas pistas ya estaban presentes en la propuesta que la misma sala hiciera hace un par de años, con el título Cuatro cuartetos. En esa oportunidad, cuatro monólogos reunían miradas diferentes sobre el mundo Fontanarrosa. Uno de ellos era Rodajas de mí, origen de la relación entre director, actriz y músico. "Nos gustó el cuento que preparamos y teníamos ganas de seguir, así que profundicé en la lectura de Fontanarrosa mientras nos divertíamos contándonos los cuentos leídos, con el fin de buscar e investigar sobre cuentos femeninos que pudiera interpretar", explica Silvina Santandrea a Rosario/12.

"Por otra parte, quien hace humor tiene que estar identificado con el texto que elige, porque uno no puede escribir ni hacer nada que no haya vivido. Así que elegimos algunos cuentos, y terminamos por sumar a Rodajas de mí dos de ellos: "Memorias de una estrella", del libro No sé si he sido claro, y "Sara Susana Báez, poetisa", de El rey de la milonga. De esta manera, hemos armado a Sara Susana Baez, a esta diva que se va a encontrar con el público en la noche de este sábado", comenta la actriz, y el entusiasmo se le nota en la voz.

--¿Por dónde pasa tu cercanía, tu afinidad, con Fontanarrosa?

--Lo que nos unió, porque esto es lo que le pasa también a Adrián (Giampani), es esta mezcla de lo popular con lo intelectual. Es algo que tengo conmigo, porque tengo el barrio y tengo mi formación académica; esa mezcla que se produce, casi siempre, al hacer teatro, donde también hice cosas más populares, así como Adrián. Eso es lo fuerte en Fontanarrosa, con lo que se identifica tanto el rosarino, esa mezcla entre los muchachos, el bar, la cancha: lo popular y el conocimiento intelectual. En sus cuentos, Fontanarrosa habla de cosas que existen, es alguien que las ha estudiado, ¡te diría que es un etnógrafo! Cualquier cita que ponga, histórica o con relación a alguna información, es verdadera. Eso es algo que hemos comprobado, las referencias que incluye siempre son ciertas; por otra parte, él armaba el chiste en base a ese recurso.

--Reunía una característica extraordinaria, al ser parte de lo que narraba y ser capaz también de distanciarse para escribirlo.

--En una entrevista, comentaba que además de hacer su trabajo, hacía algo que le gustaba, que disfrutaba, ya que lo hacía desde chiquito, desde las caricaturas y las historietas, era algo innato.

--Ahora bien, vista la mirada predominantemente masculina de sus relatos, ¿cuál sería la mirada femenina?

--Vale aclarar que las mujeres no sólo aparecen desde la mirada masculina, sino que hay mujeres que aparecen en escenas o en diálogos con otros hombres. Si bien las muestra desde un lado corrosivo, desde un costado vicioso, las humaniza y las hace queribles. No se trata de una mirada machista, de lo contrario nunca me hubiese sentido identificada para hacerlo. Incluso, desde mi composición me permito agregarle otros vicios al personaje, para enriquecerlo más.

--¿Cómo es la relación entre ustedes tres, de qué manera se ha dado?

--De la mejor manera. Yo soy una persona que respeta la dirección, si bien puedo proponer cosas, quien decide es el director. Por otra parte, trabajar con Franco (Fontanarrosa) es muy divertido, tiene también su chispa, y usa algunas palabras que usaría el papá, es decir, palabras que uno no usaría. Por eso después es tan difícil escribir esos textos, porque hay palabras mezcladas en el uso popular que habitualmente no se dicen, y eso es algo que enriquece. Se armó un lindo trío.

--Está bueno pensar que cierto público podría no conocerte, pero seguro que sí lo conoce a Fontanarrosa.

--Eso es lo importante, claro. Está bueno, la gente ya lo conoce desde el nombre, aunque quizás no lo hayan leído. Yo, por ejemplo, no había leído sus libros antes de que me convocaran, es algo que tengo que decir, y cuando lo descubrí fue un antes y un después.

--¿Con cuáles otros humoristas lo relacionarías?

--¡Con ninguno (risas)! Porque se trata, te diría, de un vecino, de alguien conocido, de un amigo gracioso. Es alguien muy cercano a nosotros. Ni siquiera es cómo lo ven los porteños; el porteño lo tiene en un altar, más endiosado, pero para nosotros es alguien más, tenemos una identificación total con él. Esperamos poder honrarlo con el laburo.

La propuesta humorística de La Comedia ofrece, de esta manera, un combo compuesto entre un viernes de stand up y un sábado de obra teatral. El reparto de Rosario Stand Up, vale destacar, está integrado por Camilo Orlando, Luciano Redigonda, Martín Mazzucchelli, Maru Murno, Jorge Fossetti y Tincho Zaragoza. Todos pioneros, así como humoristas premiados, dentro de esta particular disciplina que ya tiene protagonistas y desarrollo en la ciudad.

La propuesta general de la sala la resumen las palabras de la propia Santandrea: "las funciones de verano están buenas, casi no hay espectáculos que vengan en esta época a la ciudad y los precios son muy accesibles, puede venir gente que no tiene la posibilidad de pagar un teatro comercial y ver buenos espectáculos. Por otra parte, el equipo de La Comedia está trabajando a full, la verdad que hay que sacarse el sombrero."

Compartir: 

Twitter
 

Santandrea encarna a Sara Susana Baez, un personaje armado en base a dos cuentos del Negro.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.