CULTURA / ESPECTACULOS › ERRE. LA ESTACION DE LOS OJOS MUDOS, NUEVA PRODUCCION DEL GRUPO ENJAMBRE P EN TEATRO DE LA MANZANA

Decidir al fin que el amor no duele

Una mujer decide borrar para siempre la figura del hombre que la obsesiona. Es la trama de la ópera prima de Dana Maiorano.

 Por Julio Cejas

"Todo el mundo dice que el amor duele, pero no, no es eso, el amor no duele, duele la mentira, duele el alma, duele el estómago, el rechazo duele, el silencio: el amor no". Bajo estas premisas se estructura la estrategia dramática de Erre. La estación de los ojos mudos, obra escrita y dirigida por Dana Maiorano que se presenta todos los jueves a las 22 en Teatro de La Manzana (San Juan 1950).

La actriz Belén López Medina es la protagonista de esta propuesta producida por el Grupo Enjambre P, en la que una mujer decide borrar de una vez y para siempre la figura del hombre que la obsesiona.

"Al comienzo del proceso pretendíamos trabajar sobre un texto de Santiago Loza, Nada del amor me produce envidia", cuenta la directora al referirse a un material que finalmente no pudo llegar a poner en escena, debido a problemas con los derechos de autor que en principio el grupo había obtenido.

De alguna manera, este frustrado trabajo motivó otra búsqueda que conectó a Maiorano con su propia escritura teatral, llegando a concretar su ópera prima, estimulada a partir del contacto con una destacada dramaturga y docente teatral como es Romina Mazzadi Arro, responsable de Espacio Bravo.

"Era mi primer proceso de dirección, hasta ese momento no había escrito jamás un texto dramático. Allí aparece Romina, que me invita a aceptar el desafío y encontrar mi propio lenguaje, argumentando que nadie había inventado los temas en los que nosotros habíamos hecho hincapié: el amor, la soledad, la envidia", explicó Maiorano a Rosario/12.

--Mientras esto ocurre, seguís trabajando con la misma actriz...

--Belén López Medina fue el núcleo, el disparador, el embrión del nuevo proyecto; después aparece el vestuario, el vestido, un signo que construye su propio relato. De la comunión entre la actriz y éste, nacen los primeros encuentros con el espacio, ese primer encuentro que es un salto al vacío".

Con esos mínimos elementos, actriz y directora ensayan durante más de un año hasta encontrar, según sus palabras, "la verdadera obra", la que está por encima o por debajo del texto escrito, logrando que sea el lenguaje actoral el que emerja y aflore la fábula soporte.

"Una mujer sin nombre frente a dos tazas de té; intentando llenar la silla vacía con los ojos de un hombre cuya existencia fue y será una incógnita. Ella está decidida a terminar con la única relación de pareja que tuvo alguna vez", dicen.

Se trata, según Maiorano, de dos figuras que convergen en una habitación para concretar una despedida que se ve retardada cuando la complicidad renace entre ambos, al volver a instalarse el juego: "Ríen, con erre, y el motivo del encuentro se disuelve", devela.

Detrás de este proyecto está el grupo Enjambre P, un inquieto colectivo de investigadores del hecho teatral, surgido en el 2010, responsable de propuestas como La tercera parte del mar, La escuálida Familia, Stripkill y Lancha, todas bajo la dirección de Felipe Haidar.

Compartir: 

Twitter
 

Belén López Medina lleva el personaje que transita un profundo viaje introspectivo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared