CULTURA / ESPECTáCULOS › HERBERT VIANNA HABLÓ CON ROSARIO/12 ANTES DEL CONCIERTO EN EL CÍRCULO

"Mi lado emocional no tuvo daño"

Es líder del grupo brasileño Parlamas y habló con este
diario de su accidente, de la música y del histórico
concierto que hoy dará junto a Los Pericos en El Círculo.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Es jueves por la tarde y, desde el otro lado de la línea, Herbert Vianna todavía se muestra entusiasmado por el ensayo que, unos minutos antes, terminó de delinear las características de los dos shows que, el viernes y sábado, Os Paralamas Do Suceso y Los Pericos habrían de compartir en el ND/Ateneo. Porque a diferencia de aquellos conciertos en el que las bandas se permiten algunos momentos compartidos en el escenario, el trío brasilero (que el cantante y guitarrista conforma junto al bajista Bi Ribeiro y el baterista Joao Barone) se acopló a la numerosa estructura de la precursora del reggae en Argentina, fundiéndose en un mega grupo que tiene una historia compartida de más de veinte años. Esta noche, esa reunión tendrá su paso por Rosario, en un concierto que se desarrollará desde las 21 en el Teatro El Círculo y que les brindará a los propios artistas la posibilidad de deleitarse sin límites, según lo apuntara otro de los frontman de la noche, el perico Juanchi Baleirón (ver recuadro).

Mientras tanto, ese regocijo musical se construirá no sólo alrededor de las obras creadas por Paralamas y Pericos, sino que se diversificará en versiones sobre temas de agrupaciones que marcaron a ambos grupos, según apuntó Vianna a Rosario/12: "Recién terminamos el ensayo, y siempre al final hacemos jams con temas de Eric Clapton, los Clash, viajamos juntos, es muy fuerte. Es la maravilla total cuando elegimos las canciones que vamos a tocar juntos. Son canciones que los dos grupos tocan hace tanto tiempo en su formación original, y escuchar una cosa tan fuerte con la sincronización de los bateristas, de las guitarras, las voces, las miradas, es muy lindo. Por eso con esta gira que vamos a hacer tenemos sueños, y todavía no lo hablé con nadie fuera de nuestra sala de ensayo, pero tenemos el sueño de hacer esto en más países. Hacer una gira gigante en términos de América Latina, de poblaciones latinas en América y eventualmente en Europa, donde tienen curiosidad por escuchar acerca de la cultura del Tercer Mundo".

- ¿Cuáles son las bandas en las que coinciden Paralamas y Los Pericos?

- A veces son bandas que no existen más o que no tienen más la misma formación, pero seguro que Sumo sería una maravilla total. O algunas de las bandas de Charly en cierto momento... Hay mucha gente que tiene las mismas raíces e influencias, y después está el hecho de que trabajan en un país del tercer mundo con músicas de rupturas y aberturas en términos sociales, radiofónicos y de reconocimiento. Tenemos una generación muy grande en nuestros países, y desde el momento en que empezamos a tener contacto con la tecnología, con más canales de información respecto de las influencias y el surgimiento de trabajos en Europa y América, todos nuestros países en cierta forma empezaron a tener grupos de rock nacional con sus colores, sus sabores. Es una mezcla, como la samba y las raíces negras en la música de Paralamas, el sabor del tango en el piano de Fito, en la actitud de Charly. Es muy variado, pero diría que es un fenómeno continental, e incluso más allá del continente, porque hay varios grupos que lo hacen en México y otras partes de América Central. Y está el hecho de que los latinos somos la mano de trabajo fuerte en Estados Unidos. Siempre existió esa noción de Estados Unidos como el primer mundo, el lugar donde uno va y surgen oportunidades de crecimiento. Entonces la mano de trabajo latina allá es muy grande, y está el tema de que en varias partes el castellano está tan presente como el inglés.

- A partir de esta presencia de una identidad cultural latinoamericana, ¿cree entonces que los procesos de globalización permitirán que esa cultura latina tenga cada vez más peso a nivel mundial?

- Yo diría que sí, porque tenemos sangre caliente. Por ejemplo los chinos estuvieron durante tanto años bajo total control sin ninguna información, sólo trabajo y trabajo, pero ahora están explotando su potencial. Los chinos tienen un factor humano de trabajo, de determinación y búsqueda por tantos años de estar aislados del planeta, y esa fuerza genera un equilibrio grande entre el potencial de América del Norte, América latina, Europa y la Unión Soviética. China aparece como un espacio donde están el pasado más antiguo, la tradición y el conocimiento real y más profundo de la naturaleza humana, a lo que se suma una búsqueda del arte que permite una celebración muy fuerte cuando se encuentran elementos antiguos con contemporáneos.

- Entre esos cruces que se dan, hablaba de la aparición de China como una potencia. Ellos tienen una filosofía que mucho tiene que ver con la paciencia, la contemplación. ¿En los últimos años se acercó a esa filosofía?

- Bueno, después del accidente empecé a ponerme en búsqueda de ejercicios de relajación y respiración para que me surgiesen naturalmente en la memoria algunas cosas. Porque había fallas de memoria de las que tenía conciencia. Incluso había gente que me venía a visitar al hospital y no sabía quién era, pero por ejemplo no me olvidé de ninguna palabra de los Beatles, así como las armonías, los acordes, toda la obra de Eric Clapton, Fito, Charly, Pericos... Mi porción emocional no tuvo ningún daño, pero las partes funcionales de la memoria reciente tuvo alguna cosa. Incluso cuando mi hija menor, que ahora tiene 8 años, vino a visitarme al hospital (y no me acuerdo de eso, sino que me lo contó mi mamá en una carta), yo le preguntaba a mi mamá quién era la amiguita de mi hija del medio. Pero ella, la chiquita, se puso con mucho amor y paciencia a besarme, decirme cosas como que estaba ahí para ayudarme y que comprendía las fallas de mi memoria, de mis recuerdos. Hoy pongo toda mi atención y esfuerzo en hacer lo que sea posible para compartir tiempo con ellas. Tengo un coche adaptado a mis condiciones, sin controles en los pies, y siempre las llevo a la escuela, de vuelta a casa, y muchas veces paso antes por playas o los llevo al Cristo Redentor. Hubo veces en que subí al Cristo con ellas, nos tomamos las manos en círculo, hicimos oraciones y después yo pegaba mi guitarrita acústica y les cantaba canciones que hice respecto a cada una. Todo ese proceso es un orgullo en mi experiencia como persona.

Compartir: 

Twitter
 

Paralamas en el concierto de Buenos Aires junto a Los Pericos. Hoy se los verá aquí.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.