CARTELERA

"No vamos a dictar conciliación obligatoria si nadie la va a pedir"

Lo dijo el ministro de Trabajo de la provincia en relación al conflicto con los municipales de Rosario que están de paro hasta mañana. El Ejecutivo estudia solicitar una conciliación.

 Por José Maggi

En un nuevo capítulo del culebrón de fin de año protagonizado por los empleados municipales -que cumplen hoy el segundo día de paro de tres previstos- y la administración de Miguel Lifschitz; ayer aparecio otro actor de reparto que podría convertirse en el protagonista principal: El virtual Ministro de Trabajo Carlos Rodríguez. "Estamos esperando la contrapropuesta de parte del Sindicato, que podría pasar por imputar el aumento al 2008 y no a este año. Es lo que esperamos que surja de la reunión del jueves (por hoy). De lo contrario pensamos que la intervención del Ministerio de Trabajo de la provincia puede ser una salida", confió a Rosario/12 Horacio Ghirardi, secretario de Gobierno del municipio, poniendo así la pelota en el campo de los trabajadores. Por su parte el secretario adjunto del Sindicato de Trabajadores Municipales, Antonio Ratner, reconoció que no tiene ningún tipo de problema de que el Ejecutivo los convoque a la Justicia o a la Secretaría de Trabajo para una conciliación en relación con el nuevo paro que comenzó ayer y que se extenderá durante 72 horas. Por las dudas el propio Rodríguez se esforzó en aclarar que no se iba a meter sino lo llamaban. "No será nuestra conducta dictar una conciliación obligatoria sin que nadie la pida, porque creo que ha habido antecedentes en este sentido que al primer conato de un paro se dictaba una conciliación", sentenció.

En tanto sobre que puede jugar el Ministerio, el propio Rodríguez se encargó de aclarar: "Si se establece una conciliación obligatoria eso lo tiene que pedir el Ejecutivo, es para ganar tiempo por parte de la Municipalidad de Rosario en lo que hace a las discusiones y negociaciones que se pueden llevar adelante. Si sale así por parte del gobierno de la Provincia por supuesto nosotros lo vamos a debatir, lo vamos a analizar y lo vamos a acatar, pero con la condición de que eso no sea una actitud especulatoria por parte de la Municipalidad de Rosario. Porque ya estamos a fines de diciembre y en una conciliación obligatoria se establece un plazo de acuerdo a las partes. Después hay que ver cuál es el plazo y cómo va a continuar todo este tipo de discusión. Pero no hay problema que haya intervención de parte del Gobierno, al contrario. En esta situación tan cerrada de la Municipalidad hasta nos parece conveniente".

De igual modo el propio Secretario de Trabajo aclaró que: "Lo que debe haber es un pedido formal de alguna de las partes. Nosotros no podemos ni debemos actuar de oficio, cuando se establece un pedido conciliatorio es porque hay una disposición de ambas partes a encontrar alguna fórmula de consenso. Es probable que ambas partes lo estén buscando".

En este sentido Rodríguez aseguró que "no se trata de ser juez y parte, porque somos el Ministerio de Trabajo, y como tal tenemos que actuar: nosotros tendemos la mesa para que las partes resuelvan su conflicto, ya sean éstas públicas o privadas. No debe haber diferencias entre ambas".

En otro orden el Ministro de Trabajo también marcó claramente sus posición frente a otro punto conflictivo: el trabajo en negro en el Estado provincial: "Es inadmisible que hay trabajo en negro dentro del gobierno provincial, y en el supuesto que lo haya no me consta que haya dentro de mi cartera, que lo haya en algún lugar aun es una situación que se debe resolver. O sea el trabajo en negro en todo el país ha disminuido muy poco mientras en estos años ha aumentado muchísimo el empleo. Ha aumentado en los dos sectores y habrá que estudiar entonces actitudes distintas en el sector público y privado. Lo que habrá que ver es que en el sector privado la mayor cantidad de trabajo en negro está ubicado en aquellas empresas de menos de cinco trabajadores. En general cuando se estudia a los desocupados, son ex empleados de empresas de menos de cinco trabajadores y en negro. O sea que hay una continuidad entre trabajo en negro y desocupación y esto obedece a empresas que no pueden competir en el medio en que se encuentran. Asi que habrá que ver como ayudamos a que estas empresas puedan sobrevivir compitiendo. En este sentido ya no debería corresponderse con los porcentajes de crecimiento que tiene el país el tener empresas que no puedan cumplir ese rol. Este trabajo lo vamos a hacer con el Ministerio de la Producción.

-¿Cómo imagina la acción de su cartera frente al trabajo en negro dentro del propio Estado provincial?

-Es muy sencillo: hay que tratar de blanquearlo y punto, lo que hay que ver es si el trabajo que se está haciendo es necesario o no. Creo que es una primera definición, y en segundo lugar hay que buscar la forma de resolverlo. Este no es un patrimonio de la provincia de Santa Fe, ya que si uno analiza el panorama dentro del Estado nacional y más aún dentro del Ministerio de Trabajo encuentra una cantidad de contratos que no reúnen las condiciones que uno quisiera para un contrato de trabajo. O sea que es un tema que va haber que resolver en el conjunto del país. Porque si en este momento pudiéramos encontrar a todos los trabajadores del sector privado en negro, y pudiéramos decirle a esos empresarios que deben blanquearlos a todos de inmediato, no podría decir cuantos de ellos no perderían su trabajo.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro de Trabajo Carlos Rodríguez fue claro: "No dictamos conciliación de oficio". "No se trata de ser juez y parte, somos el Ministerio de Trabajo, y como tal tenemos que actuar".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.