CARTELERA

Correo

El domingo 10 de agosto, abrí mi Biblia y fuí sorprendido por las palabras de un antiguo Salmo, bajo el númreo 85 que afirma: "Llegará el día en que Amor y Verdad se darán cita, y Justicia y Paz se besarán", y me dije: "Cómo leerán esta esperanzada promesa los religiosos de Israel, y los habitantes de la Franja de Gaza y de Cisjordania?, Judíos, Cristianos y Musulmanes, todos miembros de la familia de Abraham, el poder de la Biblia, según la misma Biblia".

Ese mismo día, por la tarde, por gentileza del matrimonio De Biase, asistí a una de las tres funciones del Cine Madre Cabrini, que ellos con tanta dedicación y lucidez dirigen, para beneficio del público rosarino, y particularmente los que como yo transitamos el ocaso de la vida. Allí pude disfrutar de ese memorable concierto que no hace mucho tiempo, dirigió en la zona del Obelisco porteño, ese genial pianista y director de orquesta que Dios ha regalado a nuestro pueblo, a nuestra América Latina y Caribeña, y desde nuestro continente, a toda la humanidad: Daniel Baremboin. Bajo su Batuta y su radiante rostro y acompañado por Leopoldo Federico y su orquesta, además de otras expresiones tangueras de nuestra patria, el tango se convirtió en vigoroso mensaje de vida y de paz, para pueblos que padecen la maldición de ese "monstruo grande que pisa fuerte sobre la pobre inocencia de la gente". Y entonces me dije: en ese precioso hombre argentino-judío y palestino, que con su arte, y sobre todo con su persona, su audacia y coherencia, nos está hablando de "Amor y Verdad, de Justicia y Paz" como la verdadera cita a la que El quiere conducirnos en medio de este tormentoso tiempo. Este es el Nobel que necesitamos, tal vez, acompañado por Francisco que tambien está bregando por la Paz con Justicia, y esa Estela, que como Fiel representante de la causa de los Derechos Humanos, también lucha en defensa de la Vida y de "Otro mundo es Posible". Qué trío Nobel tiene nuestra zarandeada Argentina para ofrecer con alegría y esperanza a nuestra generación!

Así como también tendremos en pocos días el privilegio de recibir y homenajear al Obispo Gunnar Salsett de Noruega, miembro de la Federación Luterana Mundial, y del Comité "Nobel" de su país. Junto a él y a Rigoberta Menchú tuvimos el privilegio de trabajar intensamente por la paz en una ensangrentada Guatemala.

Ojala sean todos estos hechos pre﷓anuncios del fin de las guerras en Medio oriente y una victoria perdurable de la justicia con la paz. Que nadie desoiga ese desafío!

Federico José Pagura

Obispo Emérito de la Iglesia Metodista Argentina

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.