CONTRATAPA › FOTOGRAFIANDO LA ZONA

Un hambre de caballo

 Por Adrián Abonizio

* El entró a la compañía de seguros con una declaración. "Auto parcialmente destruido por mordeduras de caballos". Lo fundamentó. Estaba en el campo de un amigo compartiendo la amistad y el amor entrañable que tiene a los pingos. De pronto ve un revuelo alrededor de su automóvil y comprueba que diez caballitos de raza se estaban almorzando su BMW negro. Averiguó que cierta salinidad proteica que tienen determinadas pinturas los atrae. -Tendría que haber hecho seguros contra terceros, explicó. Cuando le preguntaron el porqué lo aclaró -Mi primer amor es mi familia, el segundo Central y el tercero los caballos. Por eso, el seguro era contra ellos, los terceros.

* Ella camina para atrás, se mueve como una chata que está por descargar. Extrayendo su máquina de fotos con una inusitada eficacia y velocidad apunta a su capilla para retratar la mañana de sol en los techos angélicos. El tipo que se cruza en el preciso instante le impide la concreción. -La puta que lo parió, musita ella. Borra la toma ignorando el sacrilegio. Tal vez este hombre sea Dios en persona. Toda religión admite el salvajismo.

* El Parque los domingos se cierra a los autos. Hay en el aire un clima de Tercer Reich familiar, con altoparlantes y payazos motivadores de juegos infantiles, los Decadentes sonando. Pero nada es estrepitoso. Pasean las familias y el mundo parece estar en paz. Salvo el tipo que pasa conduciendo una bici de carrera, ultima generación, hablando con su celular muy enervado. El mundo es sano, feliz, completo. Salvo por este minúsculo ser que no para de hablar y ordenar cerrar negocios mientras transpira, gesticula y se pone rojo. Debería salir el monstruo que vive en el fondo del lago y devorarlo, así aprende a callarse.

* ¿Con quién es que juega ella al backgamon? De otro lado de la pantalla puede haber un germano, un japonés. La retan, la envuelven, declinan, se retiran o se coronan. No conoce sus caras pero si su maneras de embestir. Tiene tantos amantes lúdicos que no le va quedando tiempo para acostarse con nadie.

* Fue muy inteligente. Entraron ladrones revolviendo todo buscando el toco, hasta dentro de la compu. El los venció porque no descubrieron el buco bajo el cuadro, en el pasillo, a la entrada. No hay que subestimar a ciertos delincuentes: Algunos odian los lugares comunes.

* La pensión era alta, digna, limpia. La dueña tenía voz chillona y anhelante. Su compañero de pieza un hombrecito minúsculo que trabajaba de cocinero. Como lo adoraba ella testó a favor del señor. Terminó, extrañamente intoxicada adornando una placa de un panteón en blanco y negro. El, sonriente desde la foto en una revista local daba consejos de cómo alimentarse para ser famoso y bello. Y en el lugar de la dama, en su cama matrimonial ahora había un mancebo silencioso y vago. Dos maneras distintas de morir. Donde estaba la hermosa casona hoy se cierne un edificio feo de 20 pisos. El se compró un aparatoso mirador al río, desde donde cocina para nadie ya. Ni su perrito blanco le come lo que le prepara. Está solo y extraña mucho a quien fuera su mujer.

* -El Dr.Nuñez es fabuloso, muy bueno, dice la viejita. !El otro doctor me daba unas pastillas que me hacían soñar cosas horribles! Se exaspera, aconseja a la otra en la sala de espera otoñal. -Una mañana tiré todos las pastillas a la basura, concluye la primera. El secreto del doctor Nuñez es que habla casi nada y receta adormideras voladoras y plácidas. Nada puede arreglar de estos cuerpos maltrechos, por eso medica como si el mundo se fuese a terminar mañana. Recorre el espinel, tira anzuelos sicotrópicos de colores fuertes y las pesca. -Es fabuloso, repite una. Se sabe que es la portadora de una nueva religión propensa a los milagros y a la sicodelia geronte.

* Ella pide que le diga te amo. El ya se lo ha dicho hace muchos años y recién ahora ella parece advertirlo. Lo confiesa. Pero el fulano ya está cansado de no ser oído. Ella recién ahora entendió al anterior amor, la pareja que tenía antes de conocerlo a él y se encuentra procesando la actual. El marido fuma bajo la luz de la cocina. -¿Sabés qué te sucede a vos? Te atrasa una reencarnación amorosa. Ella se enoja, pide que la amen. Pero él está planeando la fuga que incluirá pasaporte.

* Se había hecho fama de bruja poderosa. La contrataron para desearle la muerte a Néstor Kirchner. Una suculenta suma, de la que abonaron la mitad incialmente. A sabiendas que no iba a realizar maleficio alguno -el tipo le caía bien y ella era peronista de alma-. Iba a devolverles el paco cuando él cayó fulminado. Impresionada, tratando de absolverse iba a retornar la plata. Cuando le trajeron el resto no pudo atenderlos: estaba vomitando en el baño. Su hija, pragmática cobró la pequeña fortuna y la aconsejó. Entonces la bruja, abrió con el dinero un comedor barrial del que es cocinera y fregona hasta purgar todo su mal.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.