CONTRATAPA

Réquiem para Alma

 Por Beatriz Vignoli

Hay escritoras y escritores que logran crear su propio mundo. Alma Maritano (nacida en San Genaro el 9 de octubre de 1937, fallecida ayer en Rosario) era una de ellos. Profesora, narradora y novelista egresada de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Rosario, llevó el género de la literatura juvenil a un nuevo nivel.

Alma Maritano se dio el lujo de escribir con calidad literaria una saga de ficción que fue seguida por varias generaciones de lectores adolescentes: chicos en edad escolar que hicieron de Gora, Robbie y Nicanor sus pares en un universo paralelo. Detrás de la magia hay una larga historia de oficio y dedicación.

Alma Maritano había escrito obras de teatro como Los platos sucios (1967), Una sola semilla (1968) o El fantasma del tranvía (1980); cuentos para niños como ¿Dale que me contás un cuento? (1972), y para grandes, reunidos en La cara de la infidelidad (1971) y Los ángeles solos (1973), cuando obtuvo la faja de honor de la Sociedad Argentina de Escritores en Literatura Infantil por Un globo de luz anda suelto (1978), al que siguieron Taller de barriletes (1980) y La estrellita Til (1982).

Cuando, en 1983, la editorial Colihue lanzó el concurso anual de novela juvenil, Alma aceptó el desafío de "responder a inquietudes de lectores comprendidos entre los 12 y los 15 años" y envió la novela El visitante (1984), que fue premiada y publicada en la colección Leer y Crear, y llevó las palabras de la calle al lenguaje de un género hasta entonces incontaminado del mundo real. Como el destino de la colección LyC eran los programas curriculares de la escuela secundaria, el libro llegó a miles de adolescentes que se identificaron con Robbie, un chico que quiere ser escritor. Los lectores se reencontraron con la parejita protagónica de Inés y Nicanor en Vaqueros y trenzas (1987).

Según relató la autora en una entrevista que dio a este medio hace tres años, ella y sus lectores necesitaban "saber qué estaban haciendo" sus seres de ficción, que ya eran sujetos con ciudadanía y peso propio. Así nació En el sur (1988), que llevó a las aulas temas polémicos y tuvo su continuación en Cruzar la calle. Ciertos libros de Alma Maritano contienen a su vez los libros internos que escriben sus personajes, cada cual en su propio estilo. Robbie cumple su sueño como autor de ciencia ficción en Réquiem para Max (La novela de Robbie); editado por Colihue en 2012 como continuación de Pretextos para un crimen, fue el último libro de la saga, que respetó siempre el paso del tiempo real entre entregas, dando una fuerte ilusión de realidad.

A un año de presentar aquel tour de force operístico y literario que fue una extensa novela para adultos, La voz (Homo Sapiens, 2011), Alma Maritano fue declarada Escritora Distinguida por el Concejo Municipal, que reconoció expresamente el valor literario de su obra y su labor como docente al frente del taller Julio Cortázar. Con un grupo de alumnos de su taller, Maritano creó la editorial Río Ancho Ediciones, un emprendimiento editorial cooperativo cuyo comité editorial integraba junto a Martín Sansarricq y Pablo Colacrai. Su legado incluye las traducciones que hizo para Colihue de clásicos de la literatura infantil, además de su compilación de teatro para adolescentes; por esa editorial tiene publicados muchos libros más. Ayer Robbie se quedó huérfano, pero sus lectores lo abrazan fuerte.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared