CORREO

Igualitario

Basta de todo tipo de discriminación. Entre ellas, la semántica. Dejemos de decir matrimonio gay, hablemos de matrimonio igualitario.

Todos los días desde hace un tiempo, leemos en los diarios, las revistas, los títulos de los programas de televisión que hablan con letras despectivas del tema del "matrimonio gay". Basta analizar qué medios emplean esas expresiones, más de una vez con aditamentos de ponderaciones cuasi moralistas, que responden a la ideología intrínseca de sus titulares aliados de instituciones que se creen con derecho a calificar con dejo de menosprecio a aquellos que tenemos o apoyamos la total y absoluta libertad de llevar a cabo nuestras vidas junto con la persona que queramos sin ningún prejuicio pacato y insostenible en cuanto a género se trate.

Reducir el tema a la cuestión estrictamente del reconocimiento de la legislación positiva en cuanto al derecho de contraer nupcias sin discriminación de género, es algo que hace que el foco de atención se centre en sólo uno de los aspectos de la reforma del Código Civil argentino y no hace verdadero hincapié en todas las connotaciones jurídicos sociales que el hecho en sí genera.

La incorporación al cuerpo normativo argentino de derechos que deberían poder ejercerse sin necesidad expresa de su reconocimiento, si no existiera una imagen que por muchos años los medios masivos de comunicación se dedicaron a crear respecto a la persona que gusta de otra del mismo sexo, reduciendo a un cliché estereotipadamente afeminado para el caso de los hombres que sienten deseos hacia sus pares, desde las primeras películas del cine argentino en la década del 30 (muy bien tratado el tema por Adrián Melo, en otras Historias de Amor), o a la mujer con rasgos o actitudes supuestamente masculinizados para el caso de las que gustan de sus pares, por todo esto quisiera que muchos medios hagan también un sincero mea culpa respecto a este tema, como formadores de opinión y no se dejen sesgar por su identificación política, ya que esto va mas allá de toda consideración que escape a lo estrictamente humano.

Quiero apostar a la madurez de los medios de comunicación en el tratamiento del tema con la seriedad, la amplitud y las aristas que conlleva el mismo en otros aspectos de la vida, laboral, las heredades y la seguridad social. Brego por ello.

Marcos Colombo

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.