SANTA FE › LA POSICIóN DE REUTEMANN CUANDO SE VOTó EL MATRIMONIO GAY

Se fue en el momento indicado

Durante las 15 horas del intenso debate parlamentario, el Lole fue uno de los pocos senadores que no defendió su posición. Estuvo sentado un par de horas en su banca y se levantó tras conversar con sus pares del Peronismo Federal.

 Por Guillermo Zysman

Carlos Reutemann volvió a quedar a mitad de camino. En la histórica sesión del Senado que terminó sancionando ayer el casamiento igualitario, el Lole tuvo una actitud ambivalente: inicialmente apoyó el dictamen de mayoría que rechazaba la media sanción de Diputados, y luego cuando se votaba la reformulación del Código Civil dejó su banca y abandonó la sesión. "No se bancó el costo político de votar en contra del proyecto, sabiendo que en Santa Fe la mayoría de la sociedad estaba a favor de la ley", evaluó Esteban Paulón, secretario general de la Federación de Lesbianas y Gays. "Fue inentendible, evidentemente no quiso consolidar su voto negativo. En este tipo de debates hay que involucrarse y votar sin mirar encuestas sino los derechos en juego", planteó el senador Rubén Giustiniani. "Tal vez se fue pensando que no valía la pena quedarse cuando vio que su posición perdía", conjeturó la senadora Roxana Latorre, ex compañera de fórmula reutemista.

Durante las 15 horas del intenso debate parlamentario, Reutemann fue uno de los pocos senadores que no defendió su posición. Estuvo sentado un par de horas en su banca, se levantó, conversó con sus pares del Peronismo Federal y también estuvo fuera del recinto.

A las 4 de la madrugada cuando llegó el momento de la verdad, el ex gobernador adoptó una posición ambigua: inicialmente acompañó el dictamen de mayoría que impulsaba la puntana Liliana Negre de Alonso, militante del Opus Dei, rechazando la media sanción de Diputados. Minutos después, cuando la Cámara se aprestaba a analizar el dictamen de minoría que apoyaba el casamiento igualitario, Lole se levantó de su banca y abandonó el recinto junto a sus pares del Peronismo Federal, Adolfo Rodríguez Saá y Juan Carlos Romero.

Para Esteban Paulón, "Reutemann no se bancó el costo político del voto negativo como representante de una provincia donde la mayoría claramente, incluso de acuerdo a las encuestas, estaba a favor de la ley. Quedó claro que Reutemann jugó para que la ley cayera y al ver que no ocurría se fue para no asumir costos".

El secretario general de la Federación de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales recordó que "durante estas largas semanas de debate en comisión intentamos reunirnos con el senador Reutemann pero fue imposible. Ni siquiera nos recibió para escuchar nuestros argumentos e intercambiar opiniones. Su posición no nos extrañó", aseveró para después rematar: "No hay tiempo para resentimientos ni revanchas, hay que mirar para adelante. Hoy amaneció Argentina como un país mucho mejor, mucho más libre con más derechos para sus ciudadanos".

La otrora compañera de fórmula de Reutemann, Roxana Latorre admitió a este diario que durante la extensa sesión conversó informalmente con el Lole "pero no sobre el proyecto de ley en sí". Cuando se le preguntó a la legisladora sobre la actitud del ex gobernador, se limitó a señalar: "Tal vez dejó el recinto cuando vio que su posición perdía".

Latorre, que votó a favor, pese a las presiones de la Iglesia en Rosario, ubicó la sanción de ley del casamiento igualitario "a la misma altura de lo que el debate a fines del siglo XIX sobre el casamiento civil y en la década del 80 sobre el divorcio. Fue histórico, dimos el primer paso para avanzar con los derechos de tercera y cuarta generación, pese a la intolerancia y las imposiciones".

Según Giustiniani lo de Reutemann "fue inentendible. Evidentemente no quiso consumar su voto negativo. Pero en este tipo de debates hay que involucrarse y votar sin mirar encuestas sino los derechos en juego". El legislador recordó que la iniciativa fue presentada por una diputada socialista, Silvia Augsburger, y habló de "una jornada trascendente, que iluminó al Congreso, que abre otra perspectiva para el futuro".

El diputado nacional Daniel Germano salió en defensa de su jefe político. "No digan que no tuvo definiciones. No hubo una mala actitud legislativa, expresó su voluntad. Es mentira que se borró. Quedó claro que estaba en contra", expresó el ex funcionario reutemista.

Compartir: 

Twitter
 

"Reutemann jugó para que la ley cayera", señalaron desde la Federación de Gays y Lesbianas.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.