CORREO

De rupturas y festejos

En estos días asistimos a la novela de definición de candidaturas de los grandes partidos, con discursos rimbombantes, supuestas diferencias insalvables, aspiraciones individuales impostergables, amenazas de rupturas y festejos de adversarios de ocasión.

Claro, lo que es difícil encontrar es la propuesta de algún/a candidato/a que interpele a la ciudadanía con su programa.

Simplemente es que de eso se trata, hoy por hoy, la dinámica política de los grandes partidos. Hace tiempo que han perdido su interés por los grandes problemas de nuestra sociedad. Hace tiempo que discursean sobre importantes consensos, con las oportunas encuestas de sus caros asesores "expertos en marketing político" en las manos.

Nuestro país, y nuestra provincia, mientras, regalan recursos estratégicos que servirían para resolver muchas de esas problemáticas. La Nación brinda exenciones impositivas a la renta petrolera, minera, financiera o a los juegos de azar, la provincia hace lo propio, por ejemplo, con grandes extensiones de tierra fértil, con grandes multinacionales que negrean trabajadores/as, o transportistas que no cumplen con sus pasajeros.

¿Dónde están las propuestas frente a los problemas de quienes trabajamos, estudiamos, viajamos en transporte público o en nuestros vehículos, quienes tenemos trabajos en negro o no tenemos trabajo? ¿Dónde las alternativas para que no haya una sola muerte más por causas evitables? ¿Y las políticas de seguridad que deberían ser de largo plazo, pero oportunistamente salen a relucir en campaña? ¿Algún comentario sobre los resguardos al medio ambiente provincial para que nuestros/as hijos/as reciban algo vivo sobre la faz de nuestra tierra? ¿La inclusión juvenil? ¿La reforma a la política penitenciaria y policial? ¿La reforma impositiva y/o constitucional? ¿La educación sexual a los alumnos de las escuelas primarias y secundarias? ¿Las iniciativas para democratizar la democracia como el cupo femenino del 50% en cargos ejecutivos y legislativos? Son sólo algunos aspectos de muchos más que consideramos deberían estar en la discusión pública.

Nada de esto importa, sólo lugares de poder, sólo sentarse en un sillón de gobierno para gerenciar los intereses las grandes empresas y no los de la gente. Esta es la pugna de los grandes partidos, por eso hace falta una alternativa ciudadana. Con participación, con una nueva ética pública, con contralor social. Una propuesta que brinde a todos y a todas las condiciones para una vida digna.

Gabriela Sosa

Libres del Sur en Movimiento Proyecto Sur

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.