CORREO

Correo

¿Las mujeres como blanco?

En los últimos meses hemos sido testigos involuntarios de múltiples hechos de violación, a veces seguidos de muertes, perpetrados contra niñas o jóvenes mujeres, y cierta prensa gráfica o televisiva los muestra como simples casos policiales. Esto encubre la trama de prejuicios e intereses económicos, políticos y la persistencia del fundamentalismo religioso revestido de moral.

En muchos de estos acontecimientos aberrantes la víctima es obligada a llevar adelante un embarazo no deseado por ella, obligada por jueces y médicos amparados en una legislación de claro cuño patriarcal.

El cuerpo de las mujeres, blanco favorito de la trata de personas de modos diversos como el tráfico y sometimiento a la prostitución o la exhibición para entretenimiento de masas, es un claro ejemplo de cómo el sistema capitalista todo lo transforma en mercancía.

Además cabe señalar que no es posible naturalizar el maltrato y la vejación de ningún ser humano, cualquiera sea su sexo o género. Por detrás de las sórdidas historias hay un conjunto de valores y creencias arraigados en buena parte de la sociedad que estigmatiza a las víctimas de la violencia patriarcal y misógina.

En diversas provincias del país se dan casos como el de Entre Ríos o La Rioja, donde el femicidio es un fenómeno social que se está visibilizando ya que desde las organizaciones de mujeres hay desde décadas un activismo que no se detiene y lucha por hacer respetar derechos y libertades esenciales.

Es preciso romper con la indiferencia frente al sufrimiento de miles de mujeres víctimas de violencia psicológica y física. No hacerlo es ser cómplices objetivos de hechos que deben interpelar nuestra sensibilidad e inteligencia, no cediendo terreno a los dogmáticos y oscurantistas.

Carlos A. Solero

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.