CORREO

Correo

Sentimientos bendecidos

Uno puede tener fe en Dios o no. Puede creer o no. Puede tener "razones" para creer o "razones" para no creer. Pero hay momentos inexplicables, que parecería algo así como que se roza algo trascendente, algo distinto, un perfume no habitual, un aroma como no sintió nunca, un sabor especial que no es el de todos los días. Así siento lo que fue el Maratón a nado que protagonizaron "Los Tiburones del Paraná" al unir Argentina con Uruguay el pasado sábado 10 de marzo y que quedará imborrable por el resto de mi existencia.

Me gustaría encontrar las palabras con el espesor y la profundidad necesaria para, sin rodeos, transmitir lo que viví. Se me atropellan imágenes, instantáneas de la largada, de la llegada, de estar en ese río manso y fresco, ese "cielo que anda", como dicen los uruguayos. Uno miraba a un lado, era un país, miraba al otro y era otro país, y en el medio iban "los tiburones" y sus brazadas, sus gritos de alegría y de aliento mutuo, sus risas, y sus voluntades inquebrantables, la porfía y la perseverancia (esa, que vence al destino), y las 40 embarcaciones de colores diversos y embanderadas insertas en una postal de verde y marrón que lo rodeaba todo.

¡Qué maravilla! ¡Qué extra ﷓ ordinario! Eso, ¡Eso! No era algo común, ordinario, era "extra" ordinario, era... "un derroche de los sentimientos más bendecidos".

Gracias a todos los que se involucraron y nos ayudaron a vivir todo esto.

Patricio Huerga

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.