CORREO

Correo

Periferia

Que las periferias de nuestra ciudad son hoy objeto de disputa entre el negocio inmobiliario, que pretende avanzar expandiendo la urbanización privada implementando negocios millonarios y los vecinos que habitan esa periferia y la reconocen como su espacio de vida y por supuesto, se resisten a ser trasladados de sus territorios, no es un secreto para nadie. Cómo se desarrolla y cómo se desenlaza esta disputa define sin dudarlo la ciudad en la que queremos vivir. Nuestro trabajo nos acercó a estas pretensiones tanto en el ámbito tribunalicio como en el territorio mismo de Nuevo Alberdi.

Tierras en las que se asientan familias de escasos recursos se convierten en objetivo de apropiación para el mercado formal. Estos sectores, muy poderosos, dan la pelea en diversos ámbitos: en el Tribunal, en la legislatura provincial, donde intentan resistir con presiones teñidas de macartismo la expropiación del Tambo La Resistencia, emblema si los hay de esta disputa; y, por supuesto, en el territorio mismo, con prácticas deleznables para nuestra democracia.

Este último sector de la disputa se tiñe de violencia, se traduce en aprietes a los vecinos del barrio y a los militantes del Movimiento, armas en mano. Se trata de una violencia inusitada, indefendible, que debe ser enfrentada de inmediato.

Somos, ante todo, militantes políticas. Creemos en la militancia como única forma de cambio. No somos ingenuas, sabemos que tamaña disputa como lo es la propiedad de la tierra, desde siempre fue una de las peleas más duras de los pueblos. Pero también sabemos que nuestro país tiene una historia tan trágica en materia de violencia política que debiera enseñarnos a enfrentarla con más y más militancia. Lo que está ocurriendo en Nuevo Alberdi es gravísimo y no podemos menos que denunciarlo y advertir por todos los medios posibles que debe intervenir el Estado en forma inmediata. Los especuladores inmobiliarios están utilizando matones para golpear a los legítimos habitantes de Nuevo Alberdi, para luego disfrazarse de "denunciantes" invirtiendo, una vez más, el relato de los hechos ante las autoridades. Pedimos la intervención del Poder Político, y por este medio la del estado provincial en particular, para evitar el desborde de estos atropellos.

Abogadas del Movimiento Giros

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.