CORREO

Correo

Ejecuciones

El programa televisivo Intratables (cuyo significado lo dice todo), se ha transformado en un sitio de culto para los seguidores del "change" argentino y el mal gusto en el trato humano. Este frankenstein mediático se erigió como nueva picota que expone al escarnio público a todos aquellos, que más allá de haber sido parte o no del gobierno saliente, "piensan feo" al decir del Dr. Cureta, o sea a aquellos que tienen un sentir nacional, popular y democrático.

En ese aquelarre, un verdadero pelotón de oscuros fusiladores, al servicio del poder económico, sin muchas luminarias mentales y siguiendo el libreto de sus mandantes, con sus balas mediáticas está pronto a acallar a todo aquél que ose pensar en un país más igualitario, en que la política esté por encima de la economía y sus reglas injustas.

El único requisito válido, para no ser ejecutado ipso facto y sin juicio previo, es denostar a la "tirana en fuga", sus seguidores o el odio visceral a todo lo que tenga olor a "grasa militante".

Pensar en el otro, en la patria, criticar, o más no sea, tener dudas sobre el rumbo correcto o no, de la actual gestión, es motivo suficiente para que todo lo que se diga sea usado en su contra y justifique la aniquilación del temerario que se anima a discutir verdades reveladas. Aparentando amplitud, cuentan con un periodista militante, al que someten permanentemente al papel de un bufón.

En otras épocas de la historia, la gente iba a las plazas a ver las ejecuciones, ahora las ve por la televisión y satisface su morbo o su intolerancia. Al Coliseo la gente no concurría a ver si los cristianos podían derrotar a los leones, sino a ver como éstos destrozaban a los indefensos creyentes. El programa reproduce esa lógica perversa y los columnistas (que son de mármol), por órdenes superiores siempre tienen el pulgar hacia abajo. Su éxito se sustenta en la destrucción del otro y en el tevebullying, para escarmiento de todos.

Creo modestamente que todos aquellos que tienen un pensamiento progresista o diferente a la no tan sutil línea editorial antipopular, deberían abstenerse de concurrir a esa trampa cazabobos, sin lamentar los 5 minutos de fama perdidos. Cuando no hay más creyentes para arrojar a los leones, los espectadores se van y el circo decae.

Esta es mi humilde recomendación para tantos bienintencionados que creen que podrán esquivar las balas.

Ricardo Luis Mascheroni

docente

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.