SOCIEDAD › ESPECIALISTAS ANALIZARON EL NUEVO PLAN PROCREAR QUE ANUNCIó EL GOBIERNO NACIONAL.

Los ladrillos están un poco más lejos

Queda poco del plan original para acceder a una vivienda al
liberar las tasas y bajar el aporte del Estado. Además se le
abre la puerta a los bancos privados y se actualiza la cuota.

"A una familia trabajadora se le hará muy cuesta arriba poder hacer frente a las cuotas de este Procrear". Así lo señaló Ariel D'Orazio, de la Concejalía Popular, al referirse a los anuncios del director de la Anses, Emilio Basavilbaso, sobre los cambios en el programa. "Al liberar las tasas de interés que estaban entre el 17 y 19 por ciento en la gestión anterior, hace que se necesiten mayores ingresos para calificar porque las cuotas serán mucho más altas", agregó.

D'Orazio subrayó que se está hablando de algo que no es para nada alentador, que es aplicar el sistema chileno, tanto a los créditos hipotecarios, que ya lo había anunciado el Banco Central en diciembre, ya con la gestión de Federico Sturzenegger, como para el Procrear.

"Esto implica el ajuste periódico de las cuotas de acuerdo a un índice, que muchas veces tiene que ver con el de la construcción, que muchas empresas ya lo utilizan desde hace muchos años en Rosario, y esto hace que se encarezca el crédito, incluso superando largamente el valor de un alquiler", apuntó,

Según D'Orazio, "se está evaluando la participación de las entidades financieras, y sabemos lo que hacen los bancos con este tipo de programas, buscar el negocio y el rédito económico. Se dejaría de ver ya como un derecho y pasaría a ser nuevamente un negocio de las entidades financieras". Y aseguró que "se estaría perdiendo esa función social de parte del Estado de poder garantizar, de manera mucho más benevolente que una entidad financiera, el acceso a la primera vivienda de familias trabajadoras. Liberando las tasa, interviniendo las entidades financieras, quitándoles subsidios, mucha menos gente podrá calificar", planteó.

El nuevo director ejecutivo de la Ansés, Emilio Basavilbaso, había anticipado las medidas del nuevo Plan Procrear, resumiéndolo en sus puntos principales.

En primer lugar "se evitará subsidiar a quienes por sus ingresos puedan pagar una tasa de mercado. Hoy los créditos se otorgan con tasas que se diferencian según el nivel socioeconómico de cada familia, dentro de una banda del 14 a 19% según el destino que se le da al dinero y la zona del país. Como esta banda figura por debajo de la inflación, se trata de que el fondo de los aportes de los jubilados no se vea afectado".

Además "se incluirá una nueva línea para permitir la compra de viviendas ya construidas. Es para frenar con la especulación en los precios de terrenos, que se catapultaron durante los últimos tres años".

También anticipó que "se elevarán los montos tope de los préstamos, para dar cuenta de un reclamo de los adjudicatarios de planes, que los recursos recibidos quedan muy lejos de los costos para construir. Se está realizando una auditoría para evaluar la cantidad de proyectos que quedaron inconclusos por este motivo. Hoy se autorizan hasta $ 520.000".

Y además, la incorporación de "los bancos privados en el esquema de financiamiento. Está abierta la posibilidad de que el Procrear se ensamble con el proyecto que trabajo el Banco Central de la República Argentina (BCRA) sobre una unidad de cuenta indexada, una fórmula muy exitosa en Chile y Uruguay".

Compartir: 

Twitter
 

El sueño de la casa propia será para menos trabajadores.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.