SOCIEDAD › CONDENAN A 16 AñOS A DOS TORTURADORES

La trama del golpe de estado

Desde Santa Fe

El Tribunal Oral de Santa Fe condenó ayer a 16 años de prisión a dos de los tres torturadores del ex presidente de la Cámara de Diputados, Rubén Dunda y del ex intendente de Santa Fe, Noé Adán Campagnolo. Uno es un coronel de Inteligencia, Jorge Roberto Diab; el otro, un comisario de la Policía santafesina, Ricardo Salomón, autor material del empalamiento a Campagnolo. Y el tercero era otro coronel y ex gobernador de facto de la provincia, José María González, quien zafó dos horas antes de la sentencia porque una neumonía le impidió decir sus últimas palabras. El fiscal Martín Suárez Faisal había pedido 20 años de cárcel para González ûque ya cumple una condena a perpetua por la desaparición de un militante peronista, en diciembre de 1975- y 18 años para Diab y Salomón. El Tribunal les aplicó una pena de 16 años, que no será efectiva, sino domiciliaria.

La militante de Hijos, Lucila Puyol, dijo que el fallo es "histórico" porque ventiló la trama del golpe de estado de 1976 en la provincia. Mientras que uno de los hijos de Campagnolo lo consideró una "reivindicación" de su padre. "Para él, ser peronista era una forma de ser. Ser argentino, querer a la patria y al pueblo, que está por encima de todo", dijo Pedro Campagnolo.

El Tribunal ya había suspendido la lectura de la sentencia el 8 de setiembre por que González estaba internado en el Hospital Militar, en terapia. El lunes, uno de los jueces, Luciano Lauría, viajó a Buenos Aires para acreditar que González dijera sus "ultimas palabra", pero el intento resultó infructuoso. Así que ayer, el Tribunal lo separó del juicio por su estado de salud, y dos horas después, condenó a los otros dos imputados a 16 años de prisión por el secuestro y torturas de Dunda y Campagnolo.

González era jefe del Area 212, comandó el golpe del 24 de marzo en la provincia y gobernó de facto la provincia hasta mayo de 1976. El Tribunal ya lo condenó a prisión perpetua por la desaparición y asesinato del militante Mario Marini, en diciembre de 1975, y en otra causa acumulada -que aún no llegó a juicio- está acusado por 24 homicidios, entre otros hechos.

Uno de lo hijos de Campagnolo dijo que González era el "responsable" de los padecimientos que sufrió su padre hasta su fallecimiento, en 2003. "Fue el responsable de todo, de eso no me cabe ninguna duda. Pero ya está condenado por Dios y por el pueblo", dijo.

-¿Esta sentencia lo ayuda a cerrar las heridas? ûle preguntó una colega. Pedro Campagnolo demoró la respuesta. "El dolor está, a veces se apacigua, pero son heridas que no cierran", dijo. "La sentencia suaviza. Y además, es una reivindicación a mi padre, que fue una gran persona. Para él ser peronista era una forma de ser. Ser argentino, querer a la patria y al pueblo, que está por encima de todo".

Campagnolo se consideró satisfecho con la condena. "No siento venganza, lo digo honestamente, y si sentiría venganza estaría en contra de lo que me enseñó mi viejo. ¿Saben lo que hay que tener para soportar el drama en la vida? Amor. ¿Saben lo que tienen los asesinos? Odio. Somos muy diferentes. Nosotros apostamos a construir la Argentina que soñaron nuestros mayores y hoy esos sueños están presentes en muchos jóvenes, más allá de los partidos y de lo que piensen", reflexionó

-Pero Gonzalez zafó.

-Ya está. Nosotros estamos vivos. Ellos no. Esa es la realidad. Vivimos de la realidad de la vida, de ser felices, construir una familia e ir para adelante. Con amor y cuidando al prójimo. Mi viejo fue un hombre íntegro, que se bancó el drama de la vida que le tocó. Porque el defendió una causa -respondió.

Otra militante peronista, Susana Cámpoli señaló: "Pasaron 38 años del golpe de 1976 y yo no creía que iba a poder ver este final. No te hace feliz, pero trae paz. Ellos tendrán que arreglar su conciencia con Dios. Nosotros podemos salir a la calle".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.