PSICOLOGíA › ABORDAJE DE LA INTERCONSULTA EN EL HOSPITAL

Las preguntas sobre el paciente

 Por Sergio Tiberi *

El momento de recibir una interconsulta puede ser determinante para el curso y desarrollo de la misma, es de vital importancia el papel que desempeñe el psicólogo en la recepción del pedido del médico, ya que - como todos sabemos-, toda interconsulta comienza en un principio como un pedido de una disciplina a otra, y en una dialéctica se va transformando en lo que conocemos como interconsulta.

El modo de llegar a los pacientes internados en el Hospital Provincial de Rosario para el psicólogo comienza en el médico. Esto significa que el paciente que llega a nuestros oídos es una construcción del médico que nos interconsulta. Construcción, en tanto es el propio médico quien percibe algo, es quien le da cierto sentido a la problemática del paciente, siempre y cuando, está claro, el pedido de interconsulta no sea una demanda del propio paciente o de sus familiares, aunque esto último es lo menos frecuente, en cuanto a mi experiencia se refiere.

Es, por lo tanto, muy importante que el psicólogo cumpla una de las funciones inherentes a su práctica, a saber: interrogar. La interrogación es una de las herramientas que permitirá dilucidar cuánto de la problemática que se manifiesta es del paciente y cuanto es del médico. En otras palabras, sirve para realizar una (des)construcción del paciente por el que el médico nos interconsulta. La pregunta más sencilla y hasta ingenua al médico sobre el paciente puede servirnos para discernir qué pone el médico en este paciente internado. ¿Por qué interconsulta? ¿Por qué dice que está angustiado? ¿Qué nota usted que dice que este paciente está sufriendo? Estas y otras pregunta de gran importancia, para no repetir algo que tiene que ver con el médico y no con el paciente. Es decir, el psicólogo no debe tomar inmediatamente el pedido dándole un estatuto de verdad sobre lo que le sucede al paciente a lo que nos dice el médico. Debemos saber que esto es lo que piensa, lo que ve, lo que construye este médico en particular.

Otra estrategia que tiene el psicólogo en la recepción de la interconsulta es la que podríamos denominar como presentación. Consiste en aclararle al médico, una vez hechas las preguntas pertinentes que veníamos diciendo antes, que debe anticiparle al paciente que trabaja con el Servicio de Psicología, y que un psicólogo puede venir a verlo si así lo desea. Comentarle de esta posibilidad nos permite contar con una herramienta más para distinguir el pedido del médico, del verdadero pedido del paciente.

* Psicólogo. Fragmento de artículo publicado en Hospitálisis, revista Interhospitalaria de Rosario, nº 4.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.