OPINIóN

Nuevo pliego de la basura, viejos debates

 Por Mirko Moskat, Gonzalo Gorostarzu, Claudio Cardinale, Sergio Rinaldi y Alcides Ghiglione*

Recientemente se han planteado algunos contrapuntos en relación al nuevo pliego de higiene urbana y gestión de residuos, en proceso licitatorio. Ante lo cual creemos necesario señalar algunas cuestiones al respecto y agregar, en vistas de una eventual reapertura de las discusiones, nuestro propio reclamo sobre el tema.

La discusión que tuvo lugar sobre el pliego en 2010 fue sumamente condicionada por los apuros que decidió imponer el oficialismo. En tal situación los márgenes para realizar modificaciones fueron escasos. El Ejecutivo sostuvo engañosamente que el pliego había sido debatido en una Audiencia Pública. Tal Audiencia se realizó en febrero de 2008 pero el pliego que se discutió en el 2010 era sustancialmente distinto: entre otras cuestiones dio escasa importancia a la separación de residuos en origen, comparado con el anterior que se proponía objetivos más claros y ambiciosos. Aquí el Ejecutivo sigue faltando a la verdad cuando sostiene que este pliego jerarquiza la separación de residuos. Es un hecho relativamente sencillo de analizar que con este pliego no se lograrán cumplir las metas de la ordenanza 8335 de Basura Cero.

Este hecho fue señalado por varias organizaciones de la ciudad, las cuales realizamos diversas propuestas para mejorar el contenido del pliego incorporando en un mayor grado la separación de residuos. Algunas pequeñas cosas se modificaron, pero en líneas generales el pliego se mantuvo inalterado. No hubo voluntad del Ejecutivo de discutir seriamente y los argumentos dados para no modificarlo fueron poco consistentes.

Hay una confusión muy grande en lo escuchado en estos días sobre el tema. No está claro que se pueda atribuir a la separación en origen una posible disminución de algunas frecuencias de recolección (cuyo impacto habría que relativizar), cuando las previsiones del pliego sobre la misma son sumamente ambiguas. Sería propicio que el Ejecutivo transparentara algunas cuestiones: no encaja lo dicho por funcionarios municipales con el contenido del pliego, y se mezcla la discusión entre el contenido del pliego y la propuesta de una de las empresas.

Consecuencias bastante esperables del hermetismo con que se ha conducido el proceso licitatorio. Algunas organizaciones integrantes de la Comisión de Seguimiento de Basura Cero planteamos hace algunos meses la necesidad de conocer los detalles sobre las propuestas y eventualmente emitir una opinión, cuestión que fue rechazada por el Ejecutivo.

En caso de que se abra nuevamente la discusión del pliego, tal como se ha sugerido, debería abrirse de manera amplia, en particular en relación a cómo cumplir con la ordenanza 8335/08 de Basura Cero, en cuyo caso querríamos participar de tal discusión. En su forma actual, el pliego claramente va en dirección a incumplir absolutamente la ordenanza. Si estamos a tiempo de torcer este rumbo no deberíamos dejar pasar la oportunidad.

Otra alternativa sería rechazar todas las ofertas, en vistas de que todas superan el presupuesto establecido, y retomar el camino de municipalización del servicio, que según la misma Muncipalidad le permitió ahorrar mucho dinero. Una opción sin dudas más justa para el bolsillo de los rosarinos. Terminar con los abultados negocios de las corporaciones de la basura sería una decisión valiente y comprometida que muchos ciudadanos aplaudiríamos.

(*) Representantes de Taller Ecologista, Greenpeace Argentina, Scouts de Argentina, Taller de Comunicación Ambiental y Grupo Ecologista Génesis, respectivamente.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.