OPINION

Transformación urbana equitativa

 Por Alejandro Aucar Poudes *

Los carriles exclusivos en la ciudad de Rosario han generado una bipolaridad digna de una confrontación a largo plazo. A una semana de su implementación pareciera ser que los ciclistas no forman parte de la planificación, viéndose estos obligados, por recomendación propia de quienes los gestaron, a circular por otras vías.

A pesar de esto, los carriles exclusivos presentan innumerables cantidad de beneficios para los ciclistas; disminuyen considerablemente el flujo de autos particulares, elimina el estacionamiento sobre mano derecha suprimiendo además la doble fila --que convertían a los usuarios de la bicicleta en verdaderos acróbatas del tránsito-﷓, disminuye la contaminación sonora y la emisión de gases tóxicos trayendo tranquilidad a la calle, evita el sobrepaso y agiliza la circulación de todos los actores del tránsito.

El proyecto no tomó en cuenta el gran flujo de ciclistas que presenta la ciudad. Según la última estadística realizada por el Ente de Trasporte de Rosario en el área metropolitana, se realizan más de 150 mil viajes diarios sobre dos ruedas. De todas maneras la tendencia parece alentar a su utilización, puesto que durante la primera semana de prueba, los encargados de organizar el flujo vehicular inducían a los usuarios a circular por los dos tercios destinados a taxis, remises y servicios públicos.

Sin ser menos, estas contradicciones se fusionan con la controversial situación ya conocida de la ciclovía de calle Salta. Este doble discurso genera un gran abismo de incertidumbre, alentando en menor medida a utilizar vehículos sin motor. Todo bajo el lema de "Movilidad Sustentable", que el municipio promociona en adhesión al "Plan Integral de Movilidad Urbana".

Planteamos, como ciclistas incondicionales, la inclusión a este nuevo formato de un transporte masivo, económico, ecológico y saludable, para que entre muchas cosas la ciudad termine con la hostilidad hacia ellos.

Los usuarios de las bicicletas no pueden tener una actitud pasiva, tampoco deben autoexcluirse, debemos seguir fomentando la incorporación de este tipo de proyecto, para que la transformación urbana sea equitativa para todos.

* Integrante del Grupo de Ciclismo Urbano Rosario

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared