OPINIóN › 7 DÍAS EN LA CIUDAD

Esas modernas formas de la democracia

Los vecinos de Rosario votaron -de manera electrónica- por distrito,
las prioridades para la ciudad. Junto al Presupuesto Participativo y
las sesiones del Concejo en los barrios; se suman nuevos elementos de
democracia semi-directa. El desafío pasa por cómo llenar esas formas
para que no se caiga en un voluntarismo participativo que no influya en
la práctica.

 Por Leo Ricciardino

El debut del voto electrónico en los distritos municipales de la ciudad, la amplia participación y la selección de los temas por parte de los vecinos de cada una de esas áreas; constituyen sin duda, un avance notorio en las más modernas formas de la democracia. Rosario ha sido pionera en estas metodologías que -con diversas formas- se utilizan en el mundo. En Dinamarca o Bélgica, por ejemplo, junto a los candidatos locales o nacionales, los votantes reciben por debajo de la puerta un grueso formulario para tildar temas que le interesan, papeles que luego son depositados junto a la boleta con los nombres de los aspirantes.

Pero claro, la clave de estos sistemas es que después el vecino-votante vea de alguna forma la implementación concreta de sus requerimientos. Esa es la parte más difícil de las numerosas formas de democracia semi-directa. Que quien participa activamente no se desilusine porque eso genera más temprano que tarde, una desmovilización que es notoria.

El presupuesto participativo en Rosario es la más "vieja" forma de participación directa de los vecinos en los procesos de discusión sobre los gastos públicos. Claro que no se decide la totalidad del destino de los más de 600 millones de pesos anuales de los que dispone esta municipalidad, pero sí hay un porcentaje que se somete a ese ejercicio.

Las sesiones en los distritos, que también lleva adelante el Concejo Municipal, es otra de las formas de participación directa. En cada una de estas sesiones los vecinos presentan entre 300 y 500 expedientes cada vez y, claro, con semejante número se hace difícil seguir el tren del cumplimiento de esas demandas.

Lo que tienen de bueno estas formas de amplia participación en Rosario es que pueden generar consensos mucho más profundos para cada una de las gestiones. Y además, para el futuro inmediato, ya no habrá administración que pueda retroceder en ellas. Lo del Concejo, por ejemplo, está normado por ordenanza así que un futuro gobierno del cuerpo que quisiese cambiar las cosas, debería modificarlo a través de otra ordenanza. Lo que implicaría un costo político de proporciones para quien decida tomar esa decisión. Lo mismo con el presupuesto participativo, una vez puesto en marcha, ya no se puede retroceder. Es como un "derecho adquirido" por la ciudadanía el que ya nadie le podrá arrebatar.

De todas maneras, el desafío es no caer en un democratismo inconducente que vacíe estas formas y las deje sólo como un decorado de participación sin mayores implicancias en la práctica. Y para eso, los dirigentes deberán agudizar su ingenio para que se ordenen estos procesos a fin de hacerlos trasladables la experiencia cotidiana. Ejemplo: La calidad de participación de los vecinos en las sesiones del Concejo en los distritos vendrá cuando en lugar de 300 o 500 expedientes, se presenten no más de 20 pero de un espesor político y social que constituyan un reclamo claro y contundente que la administración no pueda eludir. Claro que para ello es necesario todo un proceso previo en cada distrito, que para sintetizar sus propuestas debata antes de llegar a presentar los expedientes, sobre las prioridades de cada zona.

En síntesis, por ahora tenemos las formas que se siguen sumando al proceso de descentralización municipal que le da al Ejecutivo una fuerte presencia en cada uno de los seis sectores en los que se ha dividido a la ciudad. Falta que a la cantidad de reclamos y participación, se sume la calidad de estas solicitudes y de la movilización misma de cada grupo de vecinos. Ese es el desafío, aprender a discutir y a peticionar ante las autoridades. Toda una tarea cívica que implica interés y compromiso. [email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.