SOCIEDAD › TRAS LA APROBACION DE UNA LEY NACIONAL DE EDUCACION SEXUAL

Ahora sólo falta que se aplique

Las especialistas consultadas por Rosario/12 celebraron la
puesta en marcha de la norma, pero se permiten dudar de los
alcances, teniendo en cuenta la experiencia de Santa Fe.

 Por Alicia Simeoni

"Profe, ¿si alguien se masturba 4 o 5 veces por semana pierde potencia sexual?", preguntó un chico de 16 años a la maestra tallerista en educación sexual. "Si alguien no está entrenado tal vez se ruborice y no pueda responder como se necesita a las inquietudes, en este caso de los adolescentes", respondió Claudia Mauri quien desde 1995 da educación sexual en dos escuelas públicas de la zona oeste de Rosario, la Nº 409 y la Nº 1080 "Gabriela Mistral". El ejemplo le sirve a Mauri para señalar la importancia de que haya una ley nacional en educación sexual que unifique a todas las provincias pero a la vez para dudar de su aplicación, "por la experiencia santafesina", dice. La diputada provincial Lucrecia Aranda también señala el valor político y el mensaje dado a la sociedad con la aprobación de la ley: "Se dice que hay que hablar de sexo y hacerlo en la escuela que es un espacio legitimador". Tanto Aranda como luego la psicóloga Liliana Pauluzzi, retoman las críticas hacia el gobierno provincial que no aplica la ley que en la materia tiene Santa Fe.

Claudia Mauri está entrenada en atender consultas adolescentes. "A veces no se animan a realizar algunas preguntas cuando están en el grupo y entonces me buscan después, en los recreos", había contado Mauri a Rosario/12 con la sonrisa cómplice de chicas y chicos que daba cuenta de la veracidad de sus dichos cuando tiempo atrás este diario visitó una de las escuelas en las que trabaja. Hace años está en la Escuela Media Nº 409 en primer año del polimodal y desde allí hace el abordaje en el marco de la materia biología. "De las cuatro horas semanales se destinan dos a educación sexual" dice y en la Nº 1080 está a cargo de uno de los espacios de definición institucional (EDI) en el que le aceptaron su propuesta de un taller de educación sexual que da con una dedicación de tres horas semanales en 8º año.

Mauri muestra "un desencanto muy grande" por la no aplicación de la ley provincial que la legislatura sancionó en 1992. "Se trabajó mucho en el marco del Consejo Asesor de Procreación Responsable y la anterior gestión ministerial había anunciado la capacitación de 2.000 docentes pero quedó en la nada", dice. A esta docente que forma parte de la ong Casa de la Mujer le parece bueno la sanción de una ley nacional "pero tengo temores por lo que pasa con la provincial...De allí a que se ponga en marcha hay un gran espacio". También se preocupa por la manera en que se armarán los contenidos "que no están incluidos en la ley" y tiene un gran interrogante acerca del anuncio a que se llegará a esos contenidos por consenso. "¿Qué pasará cuando la Iglesia diga que no sobre la información y formación en cuanto al uso de preservativos y métodos anticonceptivos?".

Para la diputada provincial socialista Lucrecia Aranda "es muy positivo la sanción de la ley aunque ahora sigue estando en manos de quienes estamos comprometidos e interesados en su aplicación el seguir trabajando para que se cumpla... Viene a reforzar y a ponerle más contenido a la ley provincial y más explícitamente a lo que debe ofrecerse a niñas, niños y adolescentes en la Argentina".

Aranda valora "el hecho político, el mensaje" pero hace una salvedad: "las escuelas y la educación son provinciales y sabemos que hay un gran retraso en la provincia donde se demostró que existe una fuerte resistencia a la aplicación de la ley". La diputada provincial, como lo hacen las tres consultadas sobre el tema, toma recientes comentarios de la ministra Adriana Cantero "cuando dice que Santa Fe ya incorporó la educación sexual como un tema curricular, de manera transversal en toda la EGB desde 1998. Esto me preocupa mucho porque no es cierto, no importa en qué papel esté escrito lo que sí importa es que no exista el aprendizaje, que no haya capacitación docente y tampoco materiales destinados a la enseñanza".

La psicóloga Liliana Pauluzzi de Casa de la Mujer es algo pesimista en cuanto a que la nueva ley nacional tenga correlato en la aplicación concreta y formula algunos interrogantes. El primero tiene que ver con que hasta ahora no se plantea el cambio imprescindible en los institutos de formación docente y también con el plazo de 4 años -que considera demasiado largo- que el Ministerio nacional tendrá para ponerlo en marcha. "Y no hay que apuntar sólo a la formación de los maestros, creo que hay que entrar con la currícula en la universidad, en la formación de abogados, psicólogos, médicos...."

Pauluzzi reconoce que el Estado a través de esta ley está en condiciones de brindar herramientas para ayudar a salvaguardar a chicas y chicos -que viven en familias o en instituciones disfuncionales- de los ataques y abusos sexuales. Esta integrante del Consejo Asesor en Procreación Responsable señala lo perjudicial de la alianza entre un Estado laico y "las concepciones fundamentalistas" y dice que respeta "las creencias y la espiritualidad" pero que no acepta como por lo común se da "la dictadura de un pensamiento fundamentalista que dirige la vida de la ciudadanía".

Compartir: 

Twitter
 

La docente Claudia Mauri y la diputada del PS Lucrecia Aranda. "Acá ya estaba la ley y sin embargo no se aplicó como corresponde".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.