CIUDAD

Los municipales paran el próximo martes por reclamos salariales

Lo decidieron ayer por unanimidad los delegados del gremio, quienes pidieron 10 por ciento de aumento para antes de fin de año. Si no hay diálogo, habrá otra huelga por 48 horas.

 Por Claudio Socolsky

Los delegados de los trabajadores municipales decidieron ayer en asamblea llevar adelante un paro de 24 horas el martes 4 de diciembre, frente a la negativa del Ejecutivo de atender el reclamo de un incremento salarial del 10 por ciento, solicitado en varias oportunidades por el sindicato. Los trabajadores anticiparon además que de no llegar a encontrar una solución al conflicto, realizarán nuevas medidas de fuerza los días 11 -con una movilización hasta las puertas de la Municipalidad- y 12 de diciembre. "Hasta último momento tuvimos esperanzas, por una reunión que tuvo Néstor Ferraza con el intendente, de intentar encontrar una mediación, una negociación, un canal de diálogo, pero las palabras del intendente Lifschitz fueron que la política salarial estaba cerrada para el año 2007", indicó a este diario el secretario adjunto de los empleados municipales, Antonio Ratner, luego que la asamblea decidiera la medida de fuerza.

Ratner ratificó a Rosario/12 que "la asamblea decidió por unanimidad comenzar un plan de lucha, tendiente a lograr la reivindicación de un aumento de un 10 por ciento antes que finalice el año. La primera medida sería el 4 de diciembre por 24 horas, sin concurrencia a los lugares de trabajo y con mantenimiento de guardias mínimas. En la asamblea del lunes 10 de diciembre, y en caso de no haber novedades, pararíamos el día 11, a partir de las 10 de la mañana y con movilización al Palacio Municipal, y el 12 durante 24 horas".

Para Ratner el adelanto de una posible medida de fuerza, casualmente un día después del recambio de autoridades, no tiene otro propósito que el de endurecer la protesta ante la negativa de los funcionarios. "Acá hay una continuidad del Ejecutivo. Estaría de acuerdo si asume un nuevo intendente; es lo que dice él (por Lifschitz), que el 10 asumen las nuevas autoridades, pero hace cuatro años que está. En todo caso se cambiaría el saco, nada más", precisó el dirigente gremial.

Los 200 delegados de los 9400 trabajadores municipales no tuvieron dudas en tomar la decisión de ir a la huelga. "Fue por unanimidad-afirmó Ratner- lo estaban esperando. Nosotros dijimos que íbamos a respetar todo el proceso electoral para que no se entendiera que esto pudiera ser una maniobra política, pero ya pasó".

Según el secretario adjunto de los trabajadores municipales "un elemento importante fue el anuncio que hizo la nueva presidente, que iríamos a un acuerdo social a partir del año próximo. Nosotros, con estos salarios, no podemos ir a un pacto social, y menos por tres años".

Ratner destacó que en la actualidad "hay 2500 trabajadores que están por debajo de los 1400 pesos, y entre ellos hay 400 que están por debajo de los 1100 pesos, y que reciben un subsidio para llegar a esta cifra". El secretario adjunto de los empleados municipales sostuvo que "por otro lado, Santa Fe acordó este 10 por ciento. También lo acordó Rafaela, Puerto General San Martín, Arroyo Seco. Municipalidades de primera y de segunda, con sus respectivas comunas, ya lo vienen acordando".

Antes de la asamblea, Ratner se quejó del trato recibido por el Ejecutivo. Para el dirigente gremial "hay un trato diferente con los trabajadores municipales. Por un lado, cuando hay una emergencia en la ciudad o los trabajadores cumplen con su labor, les manda una felicitación al legajo. Pero a la hora de mejorar el salario dice no hay o no se puede. Incluso ayer cerró la puerta de tal forma que no nos deja alternativa, nos manda directamente al conflicto".

El intendente Miguel Lifschitz había sido tajante al afirmar el martes que ante el reclamo de los municipales "en absoluto existe la posibilidad de aumentar en esta instancia los sueldos a los dependientes del municipio, que cumplió con todo lo acordado". El Concejo aprobó días atrás un refuerzo presupuestario solicitado por el Ejecutivo, pero para cubrir los incrementos otorgados durante el año en curso.

Compartir: 

Twitter
 

Antonio Ratner, secretario adjunto del Sindicato de Empleados Municipales de Rosario. "Lifschitz cerró la puerta de tal forma que no nos deja alternativa, nos mandó al conflicto".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared