CIUDAD

Más de treinta y cinco heridos en la nochebuena de la ciudad

Accidentes de tránsito, peleas a cuchillo y balaceras, fueron
algunos de los motivos. También fueron hospitalizados unos
pocos niños con quemaduras por pirotecnia. Balance del operativo.

Cuántos con el ojo morado por un corcho, cuántos con un dedo quemado por los cohetes. Accidentes de tránsito, riñas entre personas alcoholizadas, grescas a gran escala; etc. Siempre es la misma crónica la del día que sigue a las fiestas, y en este caso de navidad. Pero vuelve a ocurrir en año nuevo. Sí, es parte de la agenda fija de los medios, pero eso no quiere decir que no existan. Por eso aquí vamos, una vez más con el recuento tan tradicional como el pan dulce y la sidra, aunque -eso sí- mucho más lamentable y doloroso.

Treinta y cinco personas las personas que sufrieron heridas de arma blanca, de fuego y por accidentes de tránsito en la ciudad de Rosario. Mientras que casi una decena de pacientes fueron atendidos por quemaduras con pirotecnia. Eso sí, esta vez, no hubo que atender a nadie por un corchazo en el ojo. Se ve que alguna precaución mínima se está tomando, aunque sea esta que consiste en una maniobra tan simple como es la de apuntar para otro lado o simplemente retener el tapón de la bebida espirituosa sin dejarlo saltar como un proyectil.

En tanto, por lo que se pudo averiguar con las autoridades a cargo de los distintos operativos, la desconcentración en la mayoría de los boliches donde fueron a festejar los más jóvenes, fue mormal. Así al menos lo constataron los inspectores afectados. Precisamente, en ese operativo de nochebuena participaron unos 130 agentes de la Guardia Urbana Municipal (GUM), de la Dirección de Tránsito, de Control Urbano, y de Inspección General.

Desde el Servicio Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies) se informó que unas 35 personas fueron atendidas por diversos tipos de heridas. De ellos siete recibieron heridas de arma blanca y en la mayoría de los casos fueron derivados al Heca.

El resto de los pacientes atendidos en los hospitales rosarinos corresponde a accidentes de tránsito, algunos de los cuales se registraron en Río de Janeiro y Cerrito, Cafferata al 1900, Juan Manuel de Rosas al 1300, Matienzo y Riobamba y Uriburu y Francia, entre otros lugares.

Por su parte, una decena de personas, en su mayoría niños, fueron atendidos por quemaduras por pirotecnia en el hospital de Niños "Víctor J. Vilela", mientras que una persona fue atendida en el hospital Eva Perón de Granadero Baigorria.

En el Vilela, según confirmaron los médicos de guardia una niña de 12 años sufrió heridas de consideración en su rostro luego de recibir numerosas esquirlas de un vaso que explotó tras caer un petardo en su interior. Además, un chico sufrió quemaduras en sus córneas por efecto de una bengala y debió ser derivado al hospital Centenario mientras que otro niño tuvo que ser atendido con riesgo de amputación de uno de los dedos de su mano izquierda.

Por su parte, el titular de la Guardia Urbana Municipal, Claudio Canalis, indicó en el parte a los medios que "puede decirse en líneas generales que el operativo que se realizó durante toda la noche fue positivo", al tiempo que destacó que la GUM participó en unos 35 procedimientos de tipo preventivo y que en lo referido a los controles de alcoholemia se realizaron numerosas advertencias pero no hubo remisión de automóviles al corralón.

"Se trabajó en el control de los taxis, que funcionaron con normalidad, e intervenimos en la dispersión de algunas riñas callejeras. Tampoco tenemos registros de que se hubieran producido incidentes sobre los ómnibus del transporte urbano, a los que acompañamos durante la noche", explicó el funcionario.

Compartir: 

Twitter
 

La mayoría de los heridos entre la noche del 24 y la madrugada del 25 fueron llevados al HECA. Desde la municipalidad destacaron que "dentro de todo la noche transcurrió normal".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.