CIUDAD

Los que construyen al Che en Rosario

 Por Leo Ricciardino

"Claro que es un orgullo para mí. El tipo se tuvo que ir a pelearla afuera, acá no lo supieron aprovechar". "Acá, ¿por qué acá?, ¿qué hizo acá y en Rosario, qué hizo eh?". "La verdad no sé mucho de él, ni me interesa demasiado. Este es mi laburo y punto". "Lo único que te puedo decir es que es mentira que era hincha de Central, ese es un invento más de los canayas". "Si estuviésemos hablando de Perón o de Evita vaya y pase, pero acá habría que hacer otra cosa, qué se yo". Aunque contradictorios, dispersos y laudatorios; todos estos testimonios pertenecen a la docena de hombres que desde hace quince días comenzó a acondicionar el predio donde se emplazará la estatua del Che Guevara en Rosario, en el año en que esta ciudad será centro de los festejos mundiales en torno al líder revolucionario al cumplirse los ochenta años de su nacimiento, día en que se espera inaugurar ese enorme monumento que por ahora es sólo tierra revuelta y escombros en el ex predio ferroviario ubicado en 27 de Febrero entre Laprida y Buenos Aires, en pleno parque Irigoyen.

Roque se levanta apenas del casco naranja igual a la pechera luminosa y hace una indicación al periodista para que se mantenga detrás del perímetro vallado sobre el bulevar. Señala el cartel "prohibida la entrada a toda persona ajena a la obra", como para poner el límite, no sólo físico. Pero después se suelta ante la consulta de Rosario/12 y solo se deja llevar por sus emociones. "Y sí, el tipo fue un grande para mí. Un tipo de mucho huevo que acá no lo supieron aprovechar. Se tuvo que ir a pelear afuera y por otros que no eran de su tierra porque acá no lo hubieran dejado hacer nada. Si el tipo hubiese hecho la revolución acá este país hubiese sido muy distinto", asegura.

-Y tu orgullo de construir esta obras, ¿hasta dónde llega?. ¿Vas a traer a tus hijos, a tu familia y decirle 'mirá, esto lo hizo papá'?

-Ponele la firma. Mirá si no voy a venir a sacarme una foto. Cuando esté terminado va a venir todo el mundo. Mirá si no voy a venir yo que aporté mi partecita para hacerlo- asegura Roque.

Pero Abel no piensa lo mismo. Está sentado sobre un cajón y mirando el predio en toda su extensión. "¿Sabés que allá atrás hay una villa?", le dice al cronista. "Bueno, a esa gente habría que ayudar para que tengan viviendas. O, ¿acaso el Che no mató y murió por esa gente, por la gente pobre?.

-¿Vos no estás de acuerdo con el monumento al Che, ni te sentís orgulloso de trabajar en él?

-No, para mí es un trabajo más. Yo estoy acá porque me pagan, pero te digo lo que pienso. Habría que hacer otra cosa con esta plata. Ya te dije, viviendas para los pobres o a lo mejor otro distrito. ¿Vos viste las colas que hay en el Distrito Sur para pagar impuestos y hacer todos esos trámites?. Vendría bien una oficina bien montada acá sobre el bulevar". Además, Abel desliza un reproche para el Che: "No fue vivo como Fidel que en la guerra se cuidaba porque sabía que él era el que tenía que mandar todo. No, el Che era un loquito que iba al frente para que lo mataran y así terminó. Así no son los líderes, mirá Fidel recién ahora se retiró pero por viejito. Ese es el que sabía todo, como Perón, sabían todo.

"Vamos más allá que me está mirando el jefe", pide Ernesto para hablar más tranquilo con el cronista. "Mirá si no te voy a hablar sobre el Che, si me llamo Ernesto Walter Guevara. Nada que ver, eh. Ningún parentesco pero el tipo a mí me parecía bárbaro y la verdad es que sí, un poco de orgullo me da estar trabajando en un monumento para él", dice sin sacar la mirada del sector donde un capataz imparte órdenes en distintas direcciones. Ernesto tiene un casco de otro color, lo cual indica que es de otra empresa, la misma que tiene las dos retroexcavadoras trabajando en el foso que servirá después para montar las escaleras para descender hacia el pedestal donde se erigirá la figura de bronce del legendario Comandante.

De una de las máquinas que meten un ruido infernal, baja David que terminó con un sector y se acerca a la reja sacándose los auriculares protectores, enterado ya de que hay un periodista haciendo preguntas. "Nosotros ya nos vamos, media horita más y terminamos", es lo primero que dice David, no para atajarse sino de placer nomás. De pura alegría de sentirse ya cerca del final de la jornada. Pero igual se predispone a hablar del Che Guevara. "Me gusta el Che, tengo algunos libros y documentales de él y me pareció siempre alguien que luchaba por la justicia. Y estar trabajando en esto es una especie de orgullo. Sí, claro que lo voy a decir a mis hijos, a toda mi familia. Ya saben, ya se los dije en realidad desde el primer día que empezamos a trabajar acá".

Toneladas

El monumento que surgió como iniciativa de una comisión especial que fue la que consiguió la cesión de parte del municipio del predio de 27 de Febrero y Laprida; tiene un sitio web donde pueden leerse las novedades del monumento y cómo avanza la obra del artista Andrés Zerneri. Según puede leerse en la actualización del sitio www.monumentoalche.com.ar ya "se han superado los 3.000 kilos, las tres toneladas de bronce en la campaña organizada en Argentina con el fin de recolectar el metal necesario para construir el primer monumento al Che Guevara en el país que lo vio nacer". En una entrevista difundida por el portal Emancipación, se señala que es "una estatua colectiva y desde abajo". Y detalla que tendrá 4 metros de altura, y que todo el bronce recolectado para su construcción ha sido obtenido mediante una campaña voluntaria. En palabras del escultor de la obra, Zerneri, "lo hicimos de la manera más legítima que se puede, en un homenaje al Che, sin auspicios ni subsidios, sin la intervención del dinero". Esta recolección comenzó a mediados de 2005 y ha involucrado hasta la fecha a casi 15 mil personas. "Desde Venezuela bolivariana se envió un aporte de bronce, por intermedio de Fernando Bossi, en nombre del Secretariado Político del Congreso Bolivariano de los Pueblos. El envío, importante por lo simbólico, consistió en llaves y elementos de grifería, recolectados principalmente por el Movimiento Nacional de Amistad y Solidaridad Mutua Venezuela-Cuba y por `Despertando Conciencia', colectivo que hace vida en la U.B.E. Andrés Bello de La Candelaria, Caracas".

También se apunta que otros compatriotas continúan apoyando esta construcción colectiva por Internet, enviando al sitio oficial del proyecto sus fotos con una llave en la mano, y teniendo como fondo diferentes sitios representativos del proceso revolucionario. "Estas acciones militantes son nuevos y constantes mensajes bolivarianos por la unidad de nuestros pueblos. Desde Buenos Aires y muy entusiasmado con los avances logrados, el artista argentino comentó los nuevos pasos a seguir, "ya se organizó el traslado de las 3 toneladas de bronce a la fundición y se comenzó con el molde de este proyecto que nos construye". El escultor también confirmó que la provincia de Santa Fe y el municipio de Rosario se encargarán de realizar la base arquitectónica donde será emplazada la estatua, que retrata al Che de cuerpo entero y con el uniforme militar que vistió en su recordada alocución en la ONU. "La inauguración de esta obra "colectiva y desde abajo" será en la ciudad natal del Che, Rosario, en el hermano país argentino, el próximo 14 de junio de 2008. Ese día, a orillas del caudaloso río Paraná, se celebrará el 80 aniversario de su nacimiento con un acto multitudinario, un importante festival artístico, el Foro temático sobre `La vigencia de su pensamiento revolucionario', el Encuentro Internacional de Solidaridad con Cuba y el Encuentro Internacional de las Cátedras Che Guevara. Estas actividades están siendo organizadas por la Multisectorial rosarina de Solidaridad con Cuba.

Documental

El sitio oficial del monumento también recuerda que molde y bronce ya estan en el taller de fundición y que comenzó a organizarse la caravana Buenos Aires-Rosario para el 14 de junio próximo. Además, también detalla que "sigue a paso firme la filmación de 900°C, el documental; que detallará paso a paso la construcción de la gran estatua del comandante.

También se destaca que "mostrando el valor afectivo que le otorgaban sus antiguos poseedores a diferentes objetos entregados al proyecto, como placas de familiares fallecidos, recuerdos de desaparecidos y exiliados, premios deportivos, etc.; se destacará ese desprendimiento gracias al cual se fundirán muchas historias privadas e individuales en una sola y colectiva, cuando el horno llegue a los 900º C. También expondrán la importancia de los centros de acopio organizados en distintas ciudades del país para recolectar el bronce, y el trabajo voluntario, energía permanente para seguir avanzando". Ya agrega que con vistas al 14 de junio próximo "la Comisión Organizadora del Monumento, que se reúne semanalmente en el taller del artista, en Buenos Aires, esta convocando a la caravana desde Buenos Airs a Rosario". La movilización desandará en varios ómnibus los 300 kilómetros hasta la ciudad natal del Che. "Organizamos la caravana desde Buenos Aires para que todos los porteños que nos sentimos reflejados en las ideas del Che podamos compartir esa gran jornada. Además, aquí es donde se recolectó la mayor cantidad del bronce para poder hacerlo", sostuvo uno de sus integrantes. En las reuniones en el taller, entre cuadros, tarros de pintura y bastidores, "se están planteando nuevas actividades para realizar en la celebración del 80° aniversario, a fin de valorar la importancia y la vigencia del pensamiento revolucionario del Che Guevara, en la actualidad de nuestra Latinoamérica", se reseña en la página oficial.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.