CULTURA / ESPECTáCULOS › MEMORIA. EL DESPIECE DEL FALCON A OTRO AÑO DEL GOLPE

Como esqueleto de dinosaurio

Un símbolo devenido en objeto artístico, como elemento central de la muestra "Autores Ideológicos", que quedará inaugurada mañana a las 19.30 en el Museo de la Memoria.

 Por Guillermo Lanfranco

Sostenidas a metro, metro y medio del suelo, sus casi 70 piezas mecánicas y de carrocería desguazadas, blancas de toda blancura, parecen inofensivas, neutrales, como el esqueleto de un dinosaurio de museo. Hay que rearmar mentalmente ese rompecabezas para tomar conciencia de que se está frente a una de las herramientas más siniestras del aparato represivo de los `70, la que servía para perseguir, atrapar y transportar a las víctimas hacia su destino de muerte o desaparición. El Ford Falcon, surgido a principios de los `60 como el vehículo de "la familia argentina", por siempre estará asociado al terror de la dictadura. Un símbolo devenido en objeto artístico, como elemento central de la muestra "Autores Ideológicos", que quedará inaugurada mañana a las 19.30 en el Museo de la Memoria (Aristóbulo del Valle y Callao) en el marco de las recordaciones del 32º aniversario del golpe. "1976: Nuevamente la Argentina encuentra su camino. 1977: Nuevo año de fe y esperanza para todos los argentinos de buena voluntad. Ford Motor y su gente se comprometen en el esfuerzo para la realización de los grandes destinos de la Patria. Nuevamente Ford le da más", decía el aviso publicado por la multinacional estadounidense cuando la dictadura no había pasado diez meses de instaurada. Y vaya si Ford cumplía su promesa de darle más. Por esos días, los vehículos salidos de la línea de montaje de la planta de General Pacheco iban y venían al servicio de la Policía Federal y las Fuerzas Armadas. No solo eso. En la misma fábrica se había instalado un centro clandestino de detención, donde 25 empleados fueron víctimas de detenciones ilegales y torturas. AL menos uno de ellos continúa desaparecido.

A partir de estos elementos, un grupo de artistas plásticos porteños integrado por Omar Estela, Javier Bernasconi, Marcela Oliva, Marcelo Montanari, Luciano Parodi y Margarita Rocha, montaron "Autores Ideológicos", ni menos que un auténtico Falcon verde de los `70 cortado en dos mitades, desarmado en decena de piezas y todo pintado de blanco. "Es como ver un escenario histórico donde desaparecieron muchas personas, encontrarse con esa falta de respuestas, de vacío que uno relaciona con hechos del pasado", señala Marcelo Montanari, mientras plano en mano trabaja en el montaje de la obra. "Lo cortamos al medio porque queríamos que esta máquina no volviera a funcionar y lo desarmamos porque de alguna manera es como buscar respuestas a lo que pasó", agrega Javier Bernasconi.

-Impresiona ver desarmado un objeto que en su época formó parte de algo tan poderoso, es como dejar sus partes íntimas a la vista.

-M.M.: Poder debilitarlo como máquina tan acorazada, como tanque, poder verlo desmembrado como esqueleto blanco, pieza por pieza, te permite acercarte más y sentirte adentro de la máquina.

-J.B.: También lo pintamos de blanco porque no queríamos caer en el reclamo tradicional de hablar solo de las Fuerzas Armadas y justamente se llama "Autores Ideológicos" porque todavía hay una parte de la sociedad que no hizo su autocrítica. Había varios sectores como la Ford Motors, que tenía un centro clandestino dentro de la fábrica.

-El aparato represivo no sólo eran personas sino también herramientas como los vehículos para cargar la gente y secuestrarla.

-M.M.: Este era el auto de la familia argentina, que integraba un aparato social que formaba parte de ese momento histórico.

-¿Cómo reacciona la gente al ver la obra?

-J.B.: Tenemos reacciones muy diversas. Eso significa que todavía la sociedad no está reconciliada en cuanto a este tema. Hay gente que nos dice: "Muy bueno, zurditos" o "Este fue un gran auto para la Patria". Pero la mayoría muestra alivio porque podamos mostrar en estado de Derecho algo que en otro momento estuvo en manos de la represión y que ahora lo observamos y hablamos en libertad de esto.

-Además este auto es un auténtico Falcon verde de las fuerzas represivas.

-M.M.: Pertenecía a la Policía Federal, tiene la cédula, modelo '82, incluso en el baúl encontramos un uniforme, camisa y pantalón. La Federal hizo un remate y fue a parar a un desarmadero, donde lo compramos porque iba a volver a circular.

-J.B.: Estaba en la época, en el lugar y era una de las herramientas de la represión. Queríamos rescatar que esta parte de la historia, que este escenario no volviera a blanqueare en el mercado de autos y que se olvidara el significado que tiene para nosotros. Que se comenzaran a lavar esas evidencias o esas herramientas que se usaron. Incluso en el Museo Histórico del Ejército Argentino tienen un Falcon como muestra de sus armamentos. Pero para nosotros este es como el Falcon del museo del pueblo.

-La empresa Ford Motors Argentina y su casa madre nunca reconocieron su participación en la dictadura.

-J.B.: Incluso tenían publicidades donde mostraban con orgullo estar participando del "proceso". Esa imagen de la "raza fuerte" de "la máquina del futuro" que quería dar la Ford. Ellos sin dudas fueron autores ideológicos y materiales.

Compartir: 

Twitter
 

Este Falcon perteneció efectivamente a la policía.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.