CIUDAD

Llegaron de Haití con promesas pero encontraron una pesadilla

Más de 20 estudiantes de la isla caribeña llegaron a Rosario traídos por una Fundación que les aseguraba alojamiento en un campus y becas. Viven hacinados en una pensión céntrica.

Oberto Losías se presenta como presidente de la Fundación Globalización y Democracias de los Haitianos en Ultramar (FUNGLODHU), que supuestamente se constituyó para ayudar a ciudadanos haitianos. En realidad, se dedica a ubicar a jóvenes de familias de clase media, que pagan entre 3 y 5 mil dólares, para estudiar en otros países. En esa condición llegaron a Rosario 26 chicos, que no tardaron mucho tiempo en darse cuenta que la promesa de estudiar en un campus y de recibir becas para alimentarse y transportarse por la ciudad era una fantasía. Terminaron hacinados en una vieja casona que funciona como pensión en Rioja al 1800. Por este motivo, el presidente de la comisión de Derechos Humanos del Concejo Municipal, Carlos Comi, recibió ayer a los estudiantes, quienes denunciaron la estafa sufrida. Consultado por Rosario/12, el edil del Coalición Cívica indicó que la denuncia apunta a provocar "una reacción" que obligue a la Fundación a cumplir con su compromiso. No es la primera denuncia contra ellos. "En Misiones existe una presentación similar desde diciembre, porque esta gente llevó chicos a Tucumán y Resistencia", agregó Comi.

Como estaba ocupada la sala de reuniones, los integrantes de la comisión de Derechos Humanos del Concejo recibieron a los estudiantes haitianos en el recinto. Los jóvenes les relataron que llegaron a Rosario traídos por esta fundación, con la promesa de obtener becas para formarse y volver a trabajar en Haití.

Comi señaló que a los jóvenes haitianos "les prometen que van a ir a vivir en un campus; que van a tener becas para material de estudio, para el alimento, el transporte, pero no tienen nada. Viven en una casona, ubicada en Rioja al 1800, que está en muy malas condiciones edilicias. Algunos de los que están alojados allí se encuentran con serios problemas de salud".

El concejal explicó además que a los estudiantes haitianos "la Fundación les retiene la documentación. Ellos están con visas de turistas, que en muchos casos se encuentran vencidas. De todas maneras, Migraciones ha reaccionado muy bien y se pusieron a disposición para resolver todo. Pero ellos, para poder tramitar el DNI extranjero, tienen que presentar, entre otros papeles, la partida de nacimiento". Comi señaló que "todos esos papeles están en manos de la fundación. A los chicos solamente les dejaron el pasaporte".

Los jóvenes haitianos también tienen inconvenientes para inscribirse como alumnos regulares en la Universidad; si bien la UNR tuvo una "muy buena actitud y ha flexibilizado los requisitos". Según precisó Comi, "la Embajada va a intervenir y les traerá todo ese material desde Haití", precisó Comi.

Con la denuncia, el edil señaló que intenta provocar una reacción por parte de esta fundación para que cumpla con su compromiso, ya que "los chicos no se quieren volver a Haití, quieren estudiar, porque para eso vinieron. La idea es llamar a la solidaridad de nuestra sociedad, pero también ver si reacciona la Embajada y obliga a la fundación a cumplir".

En este sentido, el presidente de la comisión de Derechos Humanos del Concejo señaló: "Ibamos a tener una reunión el viernes con personal de la Embajada y representantes de la UNR, pero por el tema del humo no pudieron llegar. Tengo entendido que esta semana vendrán a Rosario".

La estafa constituye un negocio redituable para la fundación. "Se trata de mucho dinero -agregó Comi- porque si multiplicamos 5 mil dólares por los 60 estudiantes que vinieron a Rosario, estamos hablando de 300 mil dólares. Esta gente está haciendo un gran negocio".

Las dificultades por las que están pasando los estudiantes haitianos depende de la buena voluntad de la sociedad. El concejal del ARI indicó que "la Universidad le puede facilitar algunas cuestiones, como el comedor estudiantil. Pero la situación de ellos es muy difícil, son chicos con otra cultura. Algunos hablan español bastante bien, otros más o menos; los chicos se las rebuscan como pueden".

Comi señaló los pasos que planifica para resolver esta situación: "Vamos a realizar una página web recogiendo todas las noticias que se van a publicar del caso, y pretendemos que eso llegue a los medios de Haití, y especialmente a todos los rectores de las universidades nacionales. Para que este tipo no sea recibido como una personalidad, como hemos visto que lo recibieron en el Chaco".

Compartir: 

Twitter
 

Los jóvenes, algunos con serios problemas de salud, fueron ayer al Concejo. La Fundación presidida por Oberto Losías les cobró entre 3 y 5 mil dólares.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.