CIUDAD › SE DERRUMBó UNA OBRA EN CONSTRUCCIóN Y MUEREN DOS OPERARIOS

Un accidente con saldo fatal

Dos obreros fallecieron y cinco resultaron heridos al ceder el encofrado de un edificio que se levanta en Urquiza y Santiago. La Uocra se moviliza hoy, mientras la intendencia convocó a una reunión urgente a los sectores ligados a esta industria.

 Por Claudio Socolsky

Dos personas fallecieron y cinco resultaron heridas ayer al mediodía cuando cedió el encofrado de una obra en construcción en Urquiza y Santiago. Al momento del accidente se encontraban trabajando en el hormigonado del primer piso unos 13 obreros. Varios pudieron salir del lugar por sus propios medios, y los que presentaban heridas más serias fueron trasladados al sanatorio Laprida. Pero tres de ellos quedaron atrapados entre las maderas, los hierros retorcidos y el cemento. Luego de dos horas de trabajo sostenido, personal de Defensa Civil, el Sies, la Gum, Bomberos Zapadores y Control Urbano logró rescatar a uno de los obreros; Edgar Mena, de 22 años, quien también fue trasladado al sanatorio Laprida con politraumatismos varios y en grave estado. Pero las otras dos personas; Adriano Isael Ortigoza Gaona, de 20 años, y Héctor Jara, de 27, ambos de nacionalidad paraguaya, no corrieron la misma suerte y perdieron la vida. La Municipalidad convocó para hoy a una reunión urgente a los sectores ligados a la industria de la construcción.

La obra, un edificio de seis pisos, es un fideicomiso administrado por la empresa Espilocín Construcciones SRL; y había sido inspeccionado un día antes por una denuncia sobre trabajo en negro. Para Julio Palma, secretario general de la Uocra, el accidente "fue por negligencia de alguien; de los arquitectos, los técnicos, los calculistas, la gente de la empresa. Hemos presenciado varios tipos de accidentes, pero que se derrumbe una obra así no es producto de la fatalidad". El dirigente gremial anunció que hoy a las 9 llevarán adelante una importante movilización, desde la sede gremial hasta el ministerio de Trabajo para repudiar la seguidilla de accidentes sufridos en la última semana.

Antonio Borgio, del Sies, fue el primer rescatista que llegó en moto al lugar del derrumbe, y que pudo atender a Mena, quien finalmente fue rescatado. "Estaba apretado, boca abajo, con toda esa mole encima; no podía moverse. Le decía todo el tiempo que me contestara cuando le hablaba, porque no podía tomarle el pulso. Después le estuvieron aplicando morfina y por suerte lo pudieron sacar; era muy difícil trabajar porque la estructura se movía y existía el riesgo de que se viniera todo abajo", precisó Borgio.

Cayetano Báez es uno de los obreros que pudo salir ileso del accidente, y fue el primero que relató a los cronistas apostados en el lugar lo que vivió mientras trabajaba en la obra. Según Báez, que se encontraba arriba mientras se hormigoneaba y solamente presentaba una herida cortante en una de sus rodillas, "sabíamos que semejante viga que estábamos armando era pesada, pero todo estaba sujetado de columna a columna para que no se mueva, bien apuntalado. Pero supuestamente no aguantó y se vino todo abajo". El obrero agregó que contaban con "todos los elementos de seguridad" y que los trabajadores de la obra están "todos en blanco, con los recibos de sueldos correspondientes".

Según explicaron especialistas de la superintendencia de Riesgos de Trabajo de la Nación; que minutos antes del derrumbe habían suspendido una obra en construcción que está en diagonal al lugar donde ocurrió el accidente, una de las fallas visibles es que, como procedimiento, había gente trabajando por debajo de donde hay una maquinaria volcando material que le produce peso. Por lo tanto se debió tener la precaución de que no hubiera obreros trabajando allí.

Si bien hay que esperar el resultado de las pericias; técnicamente, el derrumbe se habría producido por un exceso de carga en la parte de la loza central. Esto pudo ser motivado tanto por una falta de sustentación en la loza propiamente dicha, que se estaba hormigoneando, por falta de cantidad de puntales. El arquitecto Diego Fernández Paoli, quien junto a la arquitecta María Teresa Mennucci son los responsables del proyecto y dirección técnica de la obra, aseguró: "Estábamos trabajando bien, no había problemas. No sé cuál pudo ser el imprevisto en ese momento". Ante la consulta de este diario, sobre las causas que pudieron provocar el derrumbe, el profesional señaló que "pudo ser algún movimiento del propio hormigón. La máquina por ahí vibra mucho y pudo haber cedido un puntal".

Palma dijo a Rosario/12 que "la Uocra va a preparar una importante movilización de repudio". El dirigente recordó que en esta semana, hubo tres obreros de la construcción muertos en derrumbes. "No podemos estar soportando un accidente por día en cada obra. Precisamos más inspectores que controlen las obras y que se pongan a trabajar con nosotros. Si el Ministerio de Trabajo pone cinco inspectores no alcanza. Acá se necesitan por lo menos 40 o 50 inspectores", afirmó.

Compartir: 

Twitter
 

La esposa de uno de los operarios fallecidos se retira del lugar
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.