CIUDAD › RECIéN MAñANA NORMALIZARáN EL SERVICIO A 250 MIL USUARIOS

Con mucho calor y poca agua

Las altas temperaturas, con su consiguiente alta demanda, dificultaron la reparación del caño maestro que afectó a la zona sur y Villa Gobernador Gálvez. En algunos sectores hay baja presión, y alrededor de 50 mil no reciben nada.

La alta demanda, producto del calor agobiante, dificultó ayer las tareas del personal técnico de Aguas Santafesinas para poner nuevamente en servicio el acueducto más importante de la ciudad, tras la rotura de un caño maestro producida el miércoles. Al cierre de este edición, Assa estaba terminando de colocar la nueva estructura en Dorrego y Ocampo y se aprestaba a realizar las pruebas hidráulicas. La empresa estimó que recién mañana se restablecerá con normalidad el servicio de agua potable en el sur de Rosario y en Villa Gobernador Gálvez que por estas horas afecta a cerca de 250 mil personas. "Hay distintas situaciones, usuarios que tienen baja presión y otros que no tienen agua, mañana (por hoy) será un día de transición, progresivamentos recuperaremos capacidad de abstecimiento", precisó Guillermo Lanfranco, gerente de relaciones institucionales de la compañía.

El de ayer fue otro día de temperaturas elevadas que superaron los 30º. "Esto complicó mucho las tareas de los equipos técnicos", apuntó Lanfranco para después admitir que a raíz de esas dificultades "hay sectores en los que persiste la baja presión y en algunos casos que estimamos en 50 mil, la falta de agua es total, particularmente en la zona sur, sobre todo en las zonas más extremas de la red y en cercanías del arroyo y en la ciudad de Villa Gobernador Gálvez".

El vocero de Assa explicó que la empresa brinda por estas horas un servicio "de emergencia. La salida de línea de este acueducto, el más importante de Rosario, hace que haya mucho menos caudal. Si bien hay otros conductos alternativos, no alcanzan a compensar el caudal que tiene este conducto de un metro de diámetro. Tratamos de sostener el servicio aunque sea en condiciones mínimas".

Por la mañana se retiró el tramo de cañería que colapsó, al mediodía llegó la nueva pieza especial fabricada en Ramallo que terminó de instalarse anoche a última hora. "Ahora hay que hacer las pruebas hidráulicas correspondientes para poner nuevamente en servicio el acueducto", apuntó el vocero de Aguas Santafesinas.

Lanfranco estimó que la totalidad de los 250 mil usuarios afectados recuperará mañana la normal provisión del agua potable. Según el gerente de relaciones institucionales de la empresa durante la jornada de hoy "con estas temperaturas y el nivel de demanda es complicado que se logre solucionar los problemas de todos los usuarios. Se irán sumando progresivamente algunos sectores afectados. De todos modos, seguimos proveyendo servicio en los centros de salud, geriátricos y escuelas".

El presidente del directorio de Assa, Alberto Daniele, confirmó que

"el problema no es el caño en sí sino la vinculación del nuevo conducto metálico con los viejos conductos de hormigón, ahí es donde aparecen los riesgos pero estamos tomando todas las medidas de seguridad para que sea perfecta la unión y eso es lo que demora".

Compartir: 

Twitter
 

Lo más arduo de la reparación es vincular el conducto metálico con otros tramos de cañería.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.