CIUDAD › LOS CENSISTAS FUERON RECIBIDOS "CON CORDIALIDAD" POR LOS ROSARINOS

"Los difamadores no tuvieron éxito"

Lo dijo la delegada del IPEC, Nelly Turlione. Unos 17.000 censistas, en su mayoría jóvenes, recorrieron las calles.

 Por Claudio Socolsky

"La campaña de los difamadores no tuvo efecto una vez más", dijo ayer a Rosario/12 la delegada del Indec, Nelly Turlione, al realizar un balance del Censo 2010 en la ciudad. "A pesar de estar muy consternados por la muerte de Néstor Kirchner, estamos satisfechos porque el operativo se desarrolló con mucha tranquilidad", indicó la funcionaria. "La gente en los barrios esperaba a los censistas en la puerta con mucha cordialidad. Y si bien encontramos algunos inconvenientes de resolución inmediata, el tema fue bastante operativo", sostuvo Turlione, para referirse a la tarea de los más de 17 mil censistas que participaron del censo en la ciudad, muchos de ellos jóvenes. "Fue encantador ver a tantos chicos", destacó la delegada del organismo, para luego agregar: "Eso es gratificante para nosotros por el esfuerzo que realizamos durante los últimos dos años para llevar este censo adelante". Debido a que alguna gente no llegó a ser censada, el operativo continuará hasta el domingo.

Poco movimiento y negocios cerrados, características habituales y propias de un día feriado. Ayer, la postal se repitió en la mayoría de las calles del centro rosarino, que desde las ocho de la mañana y durante el transcurso de la jornada permanecieron semidesiertas. En este escenario, y como un verdadero ejército de hormigas, la gran legión de censistas se desplazaba por las veredas, con las credenciales bien visibles colgadas del cuello, y cargando los bolsos ?transparentes y marrones en los que llevaban los formularios que debían llenar.

Atravesados por un discurso opositor cuyo principal eje fue la inseguridad, muchos vecinos de edificios contestaban las preguntas en el palier, los que habían acondicionado para la ocasión. En las casas se prestaban al cuestionario del censista, pero reja de por medio. Estaban los que ayudaban a los censistas para saber si algún departamento estaba vacío, los que protestaban porque los censistas no llegaban a sus domicilios, y los ansiosos que querían aprovechar el día no laborable para ir a disfrutar del aire libre.

Pero todo se desarrolló en un marco de tranquilidad y cordialidad. Esta situación fue destacada por Turlione quien fue requerida desde temprano por los medios una vez que se conoció la sorpresiva noticia del fallecimiento del ex presidente Néstor Kirchner. Unos minutos más tarde, ya circulaban versiones sobre una supuesta suspensión del operativo que ya estaba decididamente en marcha, a pesar de algunas demoras por inconvenientes menores y previsibles.

La funcionaria de inmediato desautorizó los rumores. "No sé de dónde salieron, pero uno imagina de dónde salen estas cosas nefastas, llenas de ignorancia, ganas de poner palos en la rueda, no se conforman con todo lo que hicieron hasta el momento", expresó Turlione al ser entrevistada en LT8. "El censo no se suspende, y haciéndome eco de las palabras de Ana María Edwin (directora del Indec), estamos consternados por esta muerte inesperada, pero el censo sigue adelante", agregó la referente del organismo en Rosario.

Ante las primeras quejas de los vecinos, los funcionarios del Indec fueron hacia los radios de donde provenían las denuncias para encontrar una solución. "Una persona denunció que una censista le había realizado dos preguntas y se fue, dejándola sola. En realidad, detectamos rápidamente dónde estaba la censista, que en ese momento se enteró de la muerte de Néstor Kirchner y cayó desmayada", comentó Turlione, para luego agregar que la situación se resolvió inmediatamente.

Muchos jóvenes participaron del censo. Mezcla de espíritu cívico y necesidad económica por el pago de 250 pesos, lo cierto es que a primera hora de la mañana en las paradas de colectivos eran mayoría los censistas de corta edad. "Fue encantador ver esta mañana algunos guardapolvos blancos y mucha gente joven con sus útiles, eso es gratificante para nosotros por el esfuerzo que realizamos durante los últimos dos años para llevar este censo adelante", sostuvo la delegada del Indec.

Para reafirmar su entusiasmo por el operativo de ayer, la funcionaria fue más allá al establecer una comparación política. "Participé del censo del 2001, con (Fernando) De la Rúa como presidente, conocemos lo que es trabajar con mucha presión. Acá no, estamos trabajando muy bien. El equipo es muy grande y sólido, trabajando con la gente del Ipec que está colaborando con nosotros para resolver los problemas", apuntó Turlione.

Compartir: 

Twitter
 

Por el temor a la inseguridad, muchas personas atendieron al censista a través de la reja.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.