CIUDAD › LA COMISION TRIPARTITA DE LA CONSTRUCCION APUESTA A LA SANCION MORAL

Escrache a las obras inseguras

La provincia difundirá los domicilios de los edificios en construcción que no cumplan con las medidas de higiene y seguridad, además de los carteles en el lugar. "Si esto no se hace público, no avanzamos", enfatizó el ministro Rodríguez.

 Por Lorena Panzerini

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Carlos Rodríguez, anunció ayer que el gobierno provincial escrachará públicamente las obras suspendidas por incumplimientos. "Será una sanción moral muy importante que aparezcan las obras que fueron suspendidas por falta de higiene y seguridad en todos los medios. Si esto no se hace público, no avanzamos", enfatizó el funcionario. Además, indicó que en el corto plazo se sumarán siete inspectores de Higiene y Seguridad --a los 12 existentes--; mientras que para 2012, habrá otros 30 incorporados. Por otro lado, Rodríguez puntualizó que en los últimos tres meses, la provincia suspendió cerca de 400 obras, sobre 800 que fueron inspeccionadas. El 48 por ciento de esas suspensiones fueron en Rosario. Rodríguez advirtió que medidas similares de escrache podrían alcanzar a los empresarios que despidan a los operarios por reclamar seguridad. También admitió que todo lo que se hizo en tres años, desde la creación de la Comisión Tripartita de la Construcción, "sigue siendo insuficiente". Por su parte, la UOCRA hará escraches momentáneos con carteles de "obra en infracción".

Tras la muerte de tres operarios de la construcción en sólo una semana --dos de ellos, el 8 de junio en la obra cloacal de Unión y Herrera; y otro siete días después, en la escuela Normal 2--, la cartera laboral santafesina citó a los integrantes de la Comisión Tripartita de Construcción, que integran la Unión Obrera de la Construcción -UOCRA-, representada por el interventor Carlos Vergara; la Cámara Argentina de la Construcción, representada por Ricardo Griot; y la Asociación Empresaria de Viviendas, representada por Luis Ferreyra Martinel y Juan Carlos Amato. En esa reunión, presentó una serie de propuestas en busca de mejoras de la cultura de la prevención. "Estamos viendo que hay un déficit de la cultura de la prevención, no sólo en Santa Fe, sino en el país, y como consecuencia de ello suceden los accidentes que suceden", dijo el ministro.

La comisión definió formalmente ﷓﷓a partir de un pedido de la UOCRA, en la última reunión tras la muerte del obrero en el Normal 2﷓﷓ dar a conocer mensualmente las direcciones de las obras que fueron suspendidas por faltas en materias como salud y seguridad. "Por resolución de esta misma comisión hoy hay un cartel en cada obra, donde se identifica a los contratistas para saber quién cumple, y quién no, y a través de ese letrero, los interesados podrán saber quiénes son los responsables de obras suspendidas", instó el ministro.

Por otro lado, señaló que el ministerio inspeccionó 809 obras entre marzo y junio, y el 41 por ciento de éstas fueron suspendidas en todo el territorio provincial. "Eso está indicando que el tema de la cultura de la prevención es un problema serio, porque no se suspende por cualquier razón, sino por razones importantes", aseguró.

Por su parte, Vergara -de la UOCRA- planteó que hasta que la cartera laboral llegue con las inspecciones, ellos saldrán a la calle a controlar irregularidades y aquellas obras que incumplan serán escrachadas de antemano con un letrero en el frente que advertirá sobre la "obra en infracción".

Rodríguez insistió en el derecho de los trabajadores santafesinos, que "no tienen los del resto del país: la vieja ley de contrato de trabajo posibilitaba a los trabajadores a paralizar el trabajo frente a riesgos graves e inminentes, pero la dictadura militar acabó con este derecho. Nosotros lo incluimos en la ley de comités porque queremos estimular el ejercicio de ese derecho a proteger el propio pellejo", apuntó. Por eso, advirtió que "si un empresario se atreviera a despedir por esto a un trabajador, tomaríamos las medidas pertinentes; como la que hemos tomado ahora con las obras".

Al mismo tiempo, enfatizó que la palabra escrache "puede ser dura en boca de un ministro", pero aseguró que es "la apropiada para el caso", y estimó que la nómina con direcciones de construcciones suspendidas comenzará a publicarse el mes que viene.

En duras declaraciones, el funcionario socialista señaló que se harán operativos conjuntos con la UOCRA, para "duplicar las fuerzas". De ahora en adelante, habrá una serie de reuniones bipartitas entre cámaras y UOCRA; y entre el gremio y el ministerio, para buscar mejoras y apuntar a que "nadie pierda la vida donde fue a buscar el pan".

Por otro lado, se refirió a la convocatoria a inspectores para sumar otros siete a la docena que hay en la provincia, aunque lamentó: "Los procedimientos burocráticos son de una lentitud enorme". En tanto, adelantó que se está buscando el perfil del inspector laboral con el gremio Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN). "Pretendemos que tengan el nivel al que se comprometió el Mercosur, en educación terciaria y si es posible, universitaria". La idea es que para 2012 haya 30 inspectores más.

Sin embargo, Rodríguez aseguró que la incorporación de personal de control "no va a solucionar el problema" de las muertes, porque "la construcción varía minuto a minuto".

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Rodríguez presidió la reunión entre el gremio, empresarios y el estado por los accidentes.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared