CIUDAD › ANTEANOCHE, NUEVO EPISODIO DE MALTRATO A CHICOS DEL HOGAR DEL HUéRFANO

Ante los ojos de la policía

Personal policial y de la GUM custodia del Hogar de Laprida 2129 desde el viernes, y en la noche del martes detectaron tratos indebidos contra tres chicos, que fueron trasladados para su protección. Hoy se instala el equipo de la provincia.

Tras cinco días de presencia en el Hogar del Huérfano, anteanoche, a las 22.30, personal policial y de la Guardia Urbana Municipal observó maltratos de parte del personal contra tres chicos que esa misma noche fueron derivados al Centro de Permanencia Transitoria de Presidente Roca y Mendoza. Ayer los llevaron a otra institución. La decisión de la Subsecretaría de la Niñez de la provincia respondió a la necesidad de proteger a los chicos, pero también significa una complicación, porque ya contaban con salidas transitorias con familias solidarias que los acogían. La empleada que produjo los maltratos fue conducida a la comisaría de la Mujer. "Nos sorprendió que estas actitudes se repitieran aún con personal de seguridad dentro de la institución", confesó la Secretaria de Desarrollo Ciudadano, Patricia Giuricich. Hoy mismo, se instalará el equipo de trabajo de la Subsecretaría de Niñez --autoridad de aplicación de la ley de infancia-- para iniciar el trabajo de intervención.

La provincia pudo documentar denuncias por maltrato y abuso sexual a niños internados en el Hogar de Laprida 2129, que es administrado por la Sociedad de Beneficencia. La directora del Hogar, Laura Borghi, evitó dar precisiones en las distintas consultas de los medios. Por su parte, Giuricich subrayó que encontraron "colaboración" en la comisión directiva. "No vamos contra el Hogar, sí contra ciertas prácticas violatorias. Pero vamos en pos de los derechos de los pibes, no estamos planteando una pelea. Hemos encontrado una buena recepción en la comisión, estamos acordando lo que estamos haciendo", afirmó Giuricich.

Para la funcionaria provincial, la coyuntura es propicia para catalizar un debate sobre los modos de pensar la infancia en la sociedad. "Más que nada sobre los modos de alojamiento", afirmó. En el Hogar del Huérfano hay 100 chicos, pero la ley nacional de infancia deroga la figura del patronato y desalienta la derivación a instituciones, o mejor dicho, la impulsa como último recurso. "Desde que asumimos hemos achicado muchísimo la cantidad de chicos en instituciones. Hoy tenemos alrededor de 750 niños y niñas privados de cuidados parentales, de los cuales un 65 por ciento todavía están en organizaciones no gubernamentales, pero ya tenemos un 20 por ciento en familias solidarias, que son las que hacen el proceso de espera para la adopción, y nos quedará un 15 en los hogares provinciales y privados", estableció la funcionaria.

Sobre la adopción, Giuricich estableció que el nuevo paradigma se basa en "la doctrina de la protección integral de los niños. Antes, se pensaba como la satisfacción de la necesidad de una pareja, pero ahora se plantea como el derecho del niño a tener una familia. Hay cantidad de familias y hay niños que por diferentes razones no cuentan con protección parental. Ese es el desafío que tenemos como gestión", indicó Giuricich.

En ese sentido, subrayó que ya está en marcha el Registro Unico de Aspirantes a Guarda con fines de adopción (Ruaga). "Se trabajó en todas las regiones, se entró en contacto con todas las parejas. Si bien esto está en la órbita del Ministerio de Justicia, ahora tenemos esta otra punta que es trabajar con un niño que está en una institución para que el estado cumpla con esta responsabilidad de garantizarle su derecho a vivir con una familia".

En cuanto a las graves irregularidades detectadas en el Hogar del Huérfano, la funcionaria afirmó que la puesta en práctica de un trabajo multidisciplinario, de un dispositivo que brinde protección a los niños, les dio la posibilidad de hablar sobre los maltratos sufridos. "Como sociedad, estamos en un momento bisagra. Quisiéramos desembarazarnos del modelo del patronato con las políticas públicas, pero también es una transición, porque no tenemos todos los recursos para que todos los niños estén en una familia", indicó Giuricich, quien llamó a poner en cuestión ciertas ideas naturalizadas, como la aplicación del correctivo, de los castigos físicos, o la ducha de agua helada como formas de disciplinamiento. "Eso no tiene límite, es un abuso de poder donde el límite es el que plantea el más fuerte. Eso es de un arrasamiento de la subjetividad enorme", apuntó Giuricich. Para no cargar las tintas sobre instituciones como el Hogar del Huérfano, la funcionaria reconoció que el lugar que ocupan se debe también a una histórica "retirada del Estado de responsabilidades que le eran indelegables", que ahora se intenta revertir.

Compartir: 

Twitter
 

La Secretaria de Desarrollo Ciudadano Patricia Giuricich afirmó que combaten las prácticas violatorias.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.