CIUDAD › UNA IDEA PARA EVITAR MáS MUERTES EN LA CONSTRUCCIóN.

Redes de contención en altura

La propuesta la hizo la ong Manos a la Obra y ya cuenta con el visto bueno del ministerio de Trabajo de la provincia. La organización detectó que el 80 por ciento de las muertes en la construcción se debe a la caída de los trabajadores.

 Por Lorena Panzerini

Tras la muerte del albañil que la semana pasada cayó desde el octavo piso de una obra en construcción en Paraguay al 1200, la ONG Manos a la Obra dio a conocer las tristes cifras de víctimas del año pasado: 15 obreros murieron en Rosario. Lo que más preocupa a la organización es que el 80 por ciento de las muertes se generaron por caídas en altura. Por eso, ya hay una propuesta a modo de paliativo, y el ministro de Trabajo provincial, Julio Genesini, apoyó la iniciativa de Manos a la Obra, que propone fabricar redes de contención para que se implementen "lo antes posible" en todas las obras de altura. "Si están las redes, el obrero no cae la suelo", sostuvo el funcionario. Hoy, a las 9, la organización presentará los prototipos en el Distrito Centro, bajo el lema "La seguridad que nos negaron". El ministro dijo que las muertes causan "un gran dolor", y prometió que se trabajará "fuertemente y en conjunto" para evitar los siniestros. Para Genesini, no alcanza con sumar inspectores, sino que ésa y otras medidas ministeriales deben ir acompañadas de la coordinación de acciones para lograr que no haya más accidentes evitables.

La muerte de Lucas Alvarez despertó los reclamos de organizaciones que luchan contra la inseguridad de los trabajadores de la construcción. Sin embargo, los pedidos no son nuevos. Es que, desde que se reactivó el mercado de la construcción rosarino, decenas de albañiles mueren cada año. Narciso Canteros recordó que 2009 fue el único año desde el boom de la construcción en el que no hubo obreros muertos. "Ese año hicimos una campaña puerta a puerta, pero requirió un sobreesfuerzo que no podemos hacer solos", recordó Canteros, quien justificó que en ese entonces "era necesario" porque entre 2005 y 2008 fallecieron más de cincuenta trabajadores, muchos de los cuales, "ni siquiera estaban registrados". Tras la campaña, 2010 batió un récord terrorífico con 17 muertos. En 2011, pese a las promesas de incorporar inspectores y tomar medidas que llegaban al escrache de obras con incumplimientos, hubo 15 muertes.

Manos a la Obra presentó ayer en el Instituto de Mecánica Aplicada de la Universidad Nacional de Rosario los materiales y prototipos de redes con las que proponen "salvaguardar" al trabajador en altura. En paralelo, tramitan con el Municipio la posibilidad de implementar la colocación y uso obligatorio de las redes en todas las obras rosarinas, "cuánto antes". "Ya tenemos a la primera víctima del 2012, cuánto más van a esperar para poner en marcha un dispositivo que realmente sirve", dijo Canteros, quien realizó una maqueta para demostrar cómo deberían ir colocados los dos tipos de redes, con diferente resistencia, según la ubicación del obrero.

Genesini se mostró a favor de la utilización de las redes, y recordó que cuando fue concejal, entre 1985 y 1991, presentó un proyecto similar al que se aprobó finalmente en 1998, pero que hace 14 años no se cumple. Una de las justificaciones para no ponerlo en marcha, tenía que ver con la supuesta dificultad para conseguir los materiales. Canteros aseguró que el material se consigue, y que Manos a la Obra se hará cargo de la fabricación de las redes, gracias a la ayuda que recibieron los integrantes de la organización por parte de los pescadores de Villa Gobernador Gálvez y de Rosario, que les enseñaron a anudarla y tejerla.

Por otro lado, el ministro señaló: "Podemos fortalecer todo lo que son los objetivos básicos, como apuntar al control con la policía laboral, pero no podemos estar en cada obra, las 24 horas del día, todos los días. Hay que ir mejorando con mecanismos de inspección y a la vez apuntar a la capacidad de los responsables". Al mismo tiempo, indicó que se formó una comisión tripartita "para discutir estos temas", en la que "seguramente se hablará el tema de la red en la próxima reunión".

Para Genesini, "todos los actores deben comprometerse a mejorar los mecanismos de seguridad implementándolos. El trabajo lo tiene que llevar adelante de manera permanente el responsable de la obra y los trabajadores; pero ese trabajo tiene que ser sostenido en el tiempo. Tenemos que internalizar a todos los actores que se cumplan todas las normas. Hay que trabajar mancomunadamente; esta cuestión no es unidireccional".

Al mismo tiempo, y sobre el caso puntual de Alvarez, aseguró: "Pondremos mucho esfuerzo en esto. Hay un responsable técnico que tiene que hacerse cargo de que se cumplan las medidas de seguridad. Hubo y habrá encuentros con todos los actores; y se trabajará para averiguar las causas de la caída". Justamente, el viernes pasado, comparecieron en la secretaria de Higiene y Seguridad el capataz y el responsable de la obra de Paraguay al 1200. "Se está investigando desde el ministerio para llegar al fondo de las causas del accidente".

El ministro recordó que se trata de una obra que "fue clausurada en agosto, luego se cumplió con normas de seguridad y se reactivaron los trabajos". En este sentido, los últimos datos del Ministerio de Trabajo provincial dan cuanta que en noviembre pasado 15 obras fueron clausuradas en Rosario, de las cuales 13 tenían riesgo de caída en altura.

Compartir: 

Twitter
 

Narciso Cantero, de Manos a la Obra, presentará los prototipos hoy a las 9 en el Distrito Centro.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.