CIUDAD › DETENIDOS POR ABUSO SEXUAL

Una nena víctima

La Justicia rosarina investiga un caso de "abuso sexual, facilitación de la prostitución y corrupción de menores" en el que la víctima es una nena de 12 años, de la comunidad toba. Por los delitos mencionados hay dos personas imputadas, que permanecen detenidas. El caso se trabaja en conjunto con la Dirección Provincial de Niñez, Adolescencia y Familia, y el Centro de Asistencia Judicial (CAJ), al igual que otra veintena de casos, que en su mayoría están relacionados con el abuso sexual. En tanto, el área de Niñez apartó a la nena de su casa y permanece alojada en un hogar provincial, con "mucha contención". Esa decisión tiene que ver con la posibilidad de que la familia tuviera conocimiento y sacara provecho económico de la situación de sometimiento de la menor. La fiscal del caso, Cristina Herrera, indicó que todas las medidas de asistencia para la pequeña tienen que ver con "no revictimizarla".

El de Y.M. es un tema del que tomó conocimiento el equipo de zona noroeste de la Dirección de Niñez, y rápidamente llegó a la Justicia, que ya detuvo a dos personas, acusadas de abuso, corrupción y facilitación de la prostitución. Si bien hasta ahora la Justicia se basó en el relato de la víctima para identificar a los autores, a partir de sus palabras también se investiga la situación de otras nenas y nenes que estarían involucrados y también habrían sido sometidos. Es que en su relato, la niña nombró --por sus apodos-- a otros "tres o cuatro" individuos.

El hermetismo judicial es total. Este diario pudo saber que se avanza con la etapa de pruebas, y que en ese marco el viernes pasado hubo una medida de reconocimiento --de la nena para con los presuntos explotadores--, aunque no se dieron a conocer los resultados. Sí se confirmó que hay otras posibles víctimas, que serían de la misma comunidad.

Por su parte, Lautaro D`Anna, titular de la Dirección de Niñez y Adolescencia, dijo a este diario que "se trata de un caso complejo", en el que se trabaja en conjunto con la Justicia y el CAJ. Al mismo tiempo, señaló que por tratarse de una niña de la comunidad Toba se "duplica la complejidad, ante la cuestión cultural". En todos los ámbitos de la intervención "lleva más tiempo construir un lazo y un vínculo" de los profesionales con la niña. De todos modos, aseguró que está "muy acompañada". El funcionario se refirió además a la separación de la niña de su núcleo familiar. "Hay que investigar hasta dónde la familia estaba involucrada en la situación", dijo D'Anna.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.