CIUDAD › PIDEN EL SOBRESEIMIENTO DE LíDERES GREMIALES

Por la muerte en la sede de Atilra

 Por Lorena Panzerini

Una numerosa movilización invadió ayer el ingreso a los Tribunales Provinciales de Rosario para reclamar que sean desprocesados y sobreseídos los dirigentes de organizaciones sociales por los disturbios ocurridos en diciembre de 2008 frente a la sede de Atilra, en 2008, cuando murió Héctor del Valle Cornejo. Antes del mediodía, calle Balcarce al 1600 estaba abarrotada de miembros de los movimientos que acompañan a los acusados, quienes cortaron el tránsito para levantar sus carteles y banderas. La Corriente Clasista y Compativa (CCC), la Federación de Organizaciones de Base (FOB), el MST y el PST, entre otros, realizaron un acto en el que tanto Eduardo Delmonte, de la CCC; como el dirigente Carlos Ghioldi, de la Asociación Empleados de Comercio, aseguraron: "No nos vamos a dejar intimidar por los procesos que nos metieron".

A siete meses del procesamiento --que fue apelado-- por "homicidio en riña" que dictó la jueza de Instrucción María Luisa Pérez Vara, para seis dirigentes gremiales y sociales que participaron del enfrentamiento del sindicato lácteo, los implicados reclamaron ayer que la Cámara Penal revoque ese fallo.

"Se ocultó el rol activo de las empresas y no se cuestionó el accionar policial. Hicieron la vista gorda", dijo Ghioldi, quien en su momento aseguró que la fuerza "armó un corralito" entre los bandos enfrentados. "La Justicia ocultó que son los empresarios los que hacen que los trabajadores terminen a las piñas para ellos poder despedir, cerrar empresas y mandarse a mudar, que es lo que hicieron todas las compañías lácteas en la zona de Rosario. Por eso repudiamos ese fallo", denunció.

Al mismo tiempo, Delmonte --quien aprovechó para reclamar por los planes Argentina Trabaja, programas de viviendas y la "no criminalización de la protesta social"-- señaló: "No nos vamos a dejar intimidar por los procesos que nos han metido, y por los que nos pueden llegar a meter".

Además de Delmonte y Ghioldi, la magistrada procesó a los ex gremialistas de la delegación local de Atilra, Víctor Hugo Vega y Edgardo Barbero; y también a Gustavo Tardini y Raúl Cazón. El último oficiaba de guardaespaldas en la sede del gremio de San Luis al 3300, el día de la batalla campal.

Ayer, los defensores de los dirigentes se reunieron con funcionarios judiciales. La causa está en la etapa de apelación. La Cámara Penal dará traslado al Fiscal de Cámara, Guillermo Camporini, y luego será enviado a la sala para que los camaristas determinen si confirman o revocan la resolución de Pérez Vara, que fue cuestionada por varios sectores.

El 3 de diciembre de 2008 Atilra Rosario realizó un acto público. El gremio no estaba alineado con la conducción nacional. A las 9 de esa mañana había entre 70 y 80 personas entre miembros del sindicato, de otras organizaciones gremiales, no gubernamentales y organismos de derechos humanos, para participar de un acto en repudio a agresiones que habían sufrido días atrás empleados de SanCor. Para el mediodía, eran unas 200 personas. Todos llevaban remeras verdes, que los identificaban con la conducción local. La aglomeración motivó la presencia policial, de manera preventiva; aunque después del desenlace de ese mediodía, varios testigos aseguraron que la policía tuvo un accionar "pasivo". Es que cerca de las 13, llegó una columna que respondía a la conducción nacional de Atilra. Durante el enfrentamiento murió Cornejo, un afiliado cordobés de 50 años.

Del acto participaron familias que permanecen ocupando los terrenos de Villa Gobernador Gálvez, cuyas causas están en juzgados rosarinos.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.