CIUDAD › EL MUNICIPIO DENEGó LA HABILITACIóN DE LA DISCOTECA ESPERANTO

El día en que ganaron los vecinos

Se tomaron como válidas 257 presentaciones de aquellas personas del barrio que se opusieron a la instalación de la disco.

 Por Claudio Socolsky

Finalmente la Dirección de Habilitación municipal rechazó ayer la apertura del boliche Esperanto, en Presidente Roca y Zeballos, como confitería bailable con anexo bar restaurant. Se tomaron como válidas 257 presentaciones de los vecinos que se opusieron a la instalación de la disco, entre ellas 130 correspondientes a las actas de asamblea, que los abogados y escribanos de la franquicia de la disco porteña habían impugnado el jueves pasado. De esta manera, superaron con holgura el 33 por ciento de firmas que establece la ordenanza. La Municipalidad había relevado para la apertura del primer registro un total de 591 vecinos con derecho a oponerse. "Este primer capítulo de la lucha está bien cerrado y seguiremos atentos a la evolución de los hechos posteriores", dijo a Rosario/12 el representante de los vecinos, Claudio Andreani.

La secretaría de Gobierno municipal informó ayer que de acuerdo a lo prescripto por la Ordenanza 7218/01 se dispuso rechazar la solicitud de viabilidad presentada por la firma "Comidas y Juegos SRL" para la instalación de una confitería bailable con anexo bar restaurante en Presidente Roca 1463 por no haber cumplimentado con el artículo 3º de dicha ordenanza que refiere al registro de oposición de vecinos.

Al tomar como válidas 257 presentaciones en la reapertura del registro de oposición para la instalación del boliche Esperanto, los funcionarios de la dirección General de Habilitación de Industrias, Comercios y Servicios municipal dieron por finalizado el trámite de un expediente que generó polémicas desde el momento en que un grupo de vecinos cuestionó el proceso de apertura del registro en el mes de enero.

La dirección de Habilitación no reparó en las impugnaciones, presentadas a último momento por los empresarios. Los representantes de la franquicia de la disco porteña pidieron en un escrito que se declare la nulidad de lo actuado. Argumentaron que debían revisarse unas 130 firmas correspondientes a las actas de asamblea, una instancia que fue ratificada por un decreto de la comisión de Gobierno del Concejo Municipal, cuando los ediles que la integran decidieron suspender la habilitación de la disco y reabrir el registro de oposición durante 15 días hábiles.

En rigor, los funcionarios se tomaron unos días, luego de la última reunión realizada el pasado viernes con los concejales que integran la comisión veedora y los representantes de los vecinos, para analizar las oposiciones. Finalmente, consideraron válidas 257 firmas de vecinos que acreditaron residir a 50 metros del local, con su documento nacional de identidad y un impuesto, entre ellas las correspondientes a las actas de asamblea, y rubricaron la denegatoria del expediente para habilitar al local como confitería bailable, anexo bar y restaurante.

Pero los funcionarios también desestimaron una cantidad de firmas, que harán públicas hoy a las 10 cuando lo comuniquen a los concejales Daniela León (UCR), Manuel Sciutto (PS), y Roy López Molina (Pro), y a los representantes de los vecinos. Estas presentaciones no se consideraron válidas por no cumplir los requisitos previstos en la ordenanza, fundamentalmente porque no acreditaban estar a 50 metros del lugar, mientras que otras fueron desestimadas porque estaban repetidas.

"Era el número que veníamos manejando, me parece totalmente razonable", señaló Andreani. "Ahora lo que queda es la reunión de mañana (por hoy) para que nos formalicen la copia de la resolución administrativa, y la conformación del listado con las 257 firmas consideradas válidas y así cerrar esta etapa administrativa, después veremos cómo sigue", agregó el vecino.

Andreani dijo que más allá de la resolución adoptada por la Municipalidad los empresarios continuaron realizando obras. "Vemos que están trabajando en unas cocheras frente al predio de ellos, que habrán alquilado", detalló el vecino. En este sentido, indicó que presentaron una denuncia en el Tribunal de Faltas por los ruidos de obras porque trabajaban "hasta la una de la mañana". Además, el sábado a la tarde realizaron una prueba de sonido para probar los equipos. "Temblaban los vidrios de mi casa", graficó Andreani.

Compartir: 

Twitter
 

Los dueños del emprendimiento ahora deberán habilitar el lugar como restaurante.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.